/ martes 11 de mayo de 2021

Con carnitas festejan a las mamás del penal de Puebla

A familiares y amigos no les permitieron pasar a ver las internas en el festejo del 10 de Mayo

“Les alegras un poquito el día”, dijo una joven que visitó junto a su mamá a una de sus amigas en el penal femenil de San Miguel por el Día de la Madre”, donde las autoridades carcelarias les organizaron un convivio con pastel y carnitas a las internas, cuyos familiares y amigos que llegaron al inmueble sólo se les permitió que entregaran obsequios y comida.

Una tranquilidad absoluta se percibió afuera del Centro de Readaptación Social (Cereso) femenil de San Miguel. Pareciera que es un día como cualquier otro. Desfilan los abogados usando trajes obscuros -a pesar del calor- y las juristas entre tacones altos llevan algunos documentos que probablemente servirán para la defensa de las Personas Privadas de la Libertad (PPL).

Una fila de proveedores en automóvil esperan su turno sobre la desviación de la calle Camino al Batán para ingresar al penal: el conductor de una pipa de agua, el camión de la basura y hasta el del desperdicio de la comida -sí, hay uno especial para eso-, aguardan en el lugar. Unos entran y otros automotores salen, nada parece suceder hasta el mediodía.

Sin embargo, gritos de mujeres parecen alentar la idea de que algo sucede al interior del Cereso.

A lo lejos, la conductora de una camioneta blanca quien busca un lugar para estacionarse y de inmediato lo encuentra, debido a la baja afluencia de personas. Poco después descienden dos mujeres: una de aproximadamente 45 años de edad y una más, de cerca de 25 años, abren la cajuela de la unidad, toman un par de ramos con rosas rojas difuminados por el color blanco de la flor de nube e ingresan en el centro de readaptación. El festejo para una de las PPL parece que será mejor que el de las otras 500 convictas, según el dato de una fuente extraoficial.

Poco falta para que -entre el pueblo fantasma que parece el penal- un estepircursor sea visto en el sitio, aunque su incursión es interrumpida por la salida de una custodio, quien cruza la vialidad en espera del autobús que la llevará a casa.

“Estoy muy cansada, entré a trabajar ayer- o sea el domingo- en la mañana”, una forma de rechazo que para cualquier periodista - y no periodista- sería razonable, pero alcanza a decir que una celebración se lleva a cabo al interior del Cereso: “Dieron carnitas y pastel, también hubo payasos”, toma el autobús y se va.

Una fiesta se organiza dentro de los cuatro muros que prohíben la salida de las reclusas. Lo confirma la salida de las dos mujeres que entraron con un par de ramos que, aunque no estuvieron en el convivio, pudieron entregar las flores a su compañera.

“Es para alegrarles un poco el día”, señalan, y por extraño que pudiera parecer, no visitaban a su madre, fueron a ver a una amiga que está encarcelada desde hace 26 años, por quién sabe qué delito, a fin de cuentas no fueron a ver a una PPL, sino a una madre, este 10 de Mayo en el penal femenil de San Miguel.

“Les alegras un poquito el día”, dijo una joven que visitó junto a su mamá a una de sus amigas en el penal femenil de San Miguel por el Día de la Madre”, donde las autoridades carcelarias les organizaron un convivio con pastel y carnitas a las internas, cuyos familiares y amigos que llegaron al inmueble sólo se les permitió que entregaran obsequios y comida.

Una tranquilidad absoluta se percibió afuera del Centro de Readaptación Social (Cereso) femenil de San Miguel. Pareciera que es un día como cualquier otro. Desfilan los abogados usando trajes obscuros -a pesar del calor- y las juristas entre tacones altos llevan algunos documentos que probablemente servirán para la defensa de las Personas Privadas de la Libertad (PPL).

Una fila de proveedores en automóvil esperan su turno sobre la desviación de la calle Camino al Batán para ingresar al penal: el conductor de una pipa de agua, el camión de la basura y hasta el del desperdicio de la comida -sí, hay uno especial para eso-, aguardan en el lugar. Unos entran y otros automotores salen, nada parece suceder hasta el mediodía.

Sin embargo, gritos de mujeres parecen alentar la idea de que algo sucede al interior del Cereso.

A lo lejos, la conductora de una camioneta blanca quien busca un lugar para estacionarse y de inmediato lo encuentra, debido a la baja afluencia de personas. Poco después descienden dos mujeres: una de aproximadamente 45 años de edad y una más, de cerca de 25 años, abren la cajuela de la unidad, toman un par de ramos con rosas rojas difuminados por el color blanco de la flor de nube e ingresan en el centro de readaptación. El festejo para una de las PPL parece que será mejor que el de las otras 500 convictas, según el dato de una fuente extraoficial.

Poco falta para que -entre el pueblo fantasma que parece el penal- un estepircursor sea visto en el sitio, aunque su incursión es interrumpida por la salida de una custodio, quien cruza la vialidad en espera del autobús que la llevará a casa.

“Estoy muy cansada, entré a trabajar ayer- o sea el domingo- en la mañana”, una forma de rechazo que para cualquier periodista - y no periodista- sería razonable, pero alcanza a decir que una celebración se lleva a cabo al interior del Cereso: “Dieron carnitas y pastel, también hubo payasos”, toma el autobús y se va.

Una fiesta se organiza dentro de los cuatro muros que prohíben la salida de las reclusas. Lo confirma la salida de las dos mujeres que entraron con un par de ramos que, aunque no estuvieron en el convivio, pudieron entregar las flores a su compañera.

“Es para alegrarles un poco el día”, señalan, y por extraño que pudiera parecer, no visitaban a su madre, fueron a ver a una amiga que está encarcelada desde hace 26 años, por quién sabe qué delito, a fin de cuentas no fueron a ver a una PPL, sino a una madre, este 10 de Mayo en el penal femenil de San Miguel.

Policiaca

Hallan cadáveres en Álamos Vista Hermosa en avanzado estado de descomposición

Elementos de la Policía Municipal y paramédicos forzaron la entrada al domicilio

Local

Nuestro legado será una transformación acompañada del pueblo: Claudia Rivera

La alcaldesa poblana encabezó la ceremonia para conmemorar el 211 aniversario de la Independencia

Local

“Que reviva Puebla", arenga Barbosa en Grito de Independencia desde Casa Aguayo

Los representantes de los gobiernos municipal y estatal realizaron la tradicional ceremonia en sedes distintas

Deportes

México en el corazón de Lionel Messi y otras estrellas del PSG

El conjunto parisino con todas sus estrellas celebra al país, sumándose a la felicitación de otras escuadras del Viejo Continente

Deportes

Sub-17 Femenil del Puebla busca 30 elementos para preselección

El técnico del primer equipo Juan Carlos Cacho sigue atento a las visorías; los campos de pruebas concluirán el viernes en Cimera en Cholula

Policiaca

En canal de aguas negras, hallan cadáver en Santa Lucía

El ex mentor de Lorena Ochoa puso en marcha la Clínica en la Academia de La Vista, que él mismo dirige

Deportes

Los resultados no llegan a la Franja Femenil desde hace un mes

Las blanquiazules están compitiendo por un puesto en las finales del circuito rosa

Deportes

Schumacher a fondo, el documental que retrata la vida del campeón de la F1

La cinta, ya disponible en Nexflix, retrata la mentalidad del piloto siete veces campeón del mundo, del que poco o nada se sabe desde su accidente en 2013

Finanzas

Ocupación hotelera llega al 32% durante las Fiestas Patrias

La secretaria de Turismo afirmó que la cifra todavía podría variar este fin de semana