/ domingo 28 de julio de 2019

¡Ante la cultura de la vida, ni un paso atrás! (7)

Factor Sociedad No.362

EPÍGRAFE:

“La equidad de género se refiere a las diferentes necesidades, preferencias e intereses de mujeres y hombres”, Organización Mundial de la Salud


En la vida suceden situaciones enigmáticas. Por ejemplo, coincidencias como querer comprar un carro amarillo y de pronto empieces a ver carros amarillos por todos lados. A este fenómeno el psicólogo suizo Carl Jung, lo llamó sincronicidad. El fenómeno existe desde mucho antes, pero fue él quien acuño el término.


Pues bien. Resulta que me llegó, por esas situaciones de la sincronía, un video de un payasito que ni siquiera tiene nombre, por lo menos no en el video. La ocurrencia no es buena para los adultos, pero en el video se escuchan risas de niños que al parecer sí les gustó. El chiste tiene que ver -precisamente- con el tema que he estado tocando en las seis entregas anterior.


Entonces dice el payasito, “¿ustedes saben que sale de la cruza de una hormiga y un mono? Pues una hormona (risas); y ¿qué sale si se cruza un toro con una naranja? pues una toronja (risas); y ¿qué sale de la cruza de un caballo un burro? Sale una mula (risas). Luego se pone serio y dice: “Y esto es verdad. Científicamente los hombres han reproducido un caballo una burra, y sale una mula. Pero la mula sale estéril. Eso obedece a que no es una relación natural, es sólo el deseo de los hombres, esto no es de Dios.” Para referirse a que no está dentro de los cánones biológicos naturales que haya la posibilidad de procreación de la especie entre personas del mismo sexo (mujer-mujer / hombre-hombre). Esto ya está más que comprobado.


De tal manera que, en esa sincronía, como ratificándome en el tema a tratar, leí el documento “VARÓN Y MUJER LOS CREÓ” de la Congregación para La Educación Católica (de los Institutos de Estudios), PARA UNA VÍA DE DIÁLOGO SOBRE LA CUESTIÓN DEL GENDER EN LA EDUCACIÓN. La verdad el documento es denso, no está fácil su comprensión, pero da importantes parámetros que se debieran ser tomados en cuenta para la enseñanza del concepto de género y de la sexualidad.


Lo primero que me parece relevante es abordar el concepto de “gender” (término en inglés) que se define como la división masculina o femenina de una especie, especialmente en función de los roles y comportamientos sociales y culturales. Una segunda acepción indica que es una categoría similar de seres humanos que está fuera de la clasificación binaria masculina / femenina y se basa en la conciencia o identidad personal del individuo. (Aquí) hace referencia al tercer género aludiendo a una persona que se identifica como un género que no sea hombre o mujer o que no es hombre ni mujer. Definición de Dictionary.com.


En cuanto al documento indica que estamos ante una verdadera emergencia educativa en particular por lo que concierne a los temas de afectividad y sexualidad (…) que transmiten una concepción de la persona y de la vida pretendidamente neutra. Y apunta a que hay una desorientación antropológica, que caracteriza ampliamente el clima cultural de nuestro tiempo, ha ciertamente contribuido a desestructurar la familia, con la tendencia a cancelar las diferencias entre el hombre y la mujer. (…) En este contexto, la misión educativa enfrenta el desafío que «surge de diversas formas de una ideología, genéricamente llamada gender, que “niega la diferencia y la reciprocidad natural de hombre y de mujer.


La ideología del gender pretende, como señala Papa Francisco, «responder a ciertas aspiraciones a veces comprensibles» pero busca «imponerse como un pensamiento único que determine incluso la educación de los niños». Y es donde no estamos de acuerdo. (Sigue)



Consultor y Asesor en Comunicación Política y Organizacional; jdelrsf@gmail.com; twiter: @jdelrsf


Factor Sociedad No.362

EPÍGRAFE:

“La equidad de género se refiere a las diferentes necesidades, preferencias e intereses de mujeres y hombres”, Organización Mundial de la Salud


En la vida suceden situaciones enigmáticas. Por ejemplo, coincidencias como querer comprar un carro amarillo y de pronto empieces a ver carros amarillos por todos lados. A este fenómeno el psicólogo suizo Carl Jung, lo llamó sincronicidad. El fenómeno existe desde mucho antes, pero fue él quien acuño el término.


Pues bien. Resulta que me llegó, por esas situaciones de la sincronía, un video de un payasito que ni siquiera tiene nombre, por lo menos no en el video. La ocurrencia no es buena para los adultos, pero en el video se escuchan risas de niños que al parecer sí les gustó. El chiste tiene que ver -precisamente- con el tema que he estado tocando en las seis entregas anterior.


Entonces dice el payasito, “¿ustedes saben que sale de la cruza de una hormiga y un mono? Pues una hormona (risas); y ¿qué sale si se cruza un toro con una naranja? pues una toronja (risas); y ¿qué sale de la cruza de un caballo un burro? Sale una mula (risas). Luego se pone serio y dice: “Y esto es verdad. Científicamente los hombres han reproducido un caballo una burra, y sale una mula. Pero la mula sale estéril. Eso obedece a que no es una relación natural, es sólo el deseo de los hombres, esto no es de Dios.” Para referirse a que no está dentro de los cánones biológicos naturales que haya la posibilidad de procreación de la especie entre personas del mismo sexo (mujer-mujer / hombre-hombre). Esto ya está más que comprobado.


De tal manera que, en esa sincronía, como ratificándome en el tema a tratar, leí el documento “VARÓN Y MUJER LOS CREÓ” de la Congregación para La Educación Católica (de los Institutos de Estudios), PARA UNA VÍA DE DIÁLOGO SOBRE LA CUESTIÓN DEL GENDER EN LA EDUCACIÓN. La verdad el documento es denso, no está fácil su comprensión, pero da importantes parámetros que se debieran ser tomados en cuenta para la enseñanza del concepto de género y de la sexualidad.


Lo primero que me parece relevante es abordar el concepto de “gender” (término en inglés) que se define como la división masculina o femenina de una especie, especialmente en función de los roles y comportamientos sociales y culturales. Una segunda acepción indica que es una categoría similar de seres humanos que está fuera de la clasificación binaria masculina / femenina y se basa en la conciencia o identidad personal del individuo. (Aquí) hace referencia al tercer género aludiendo a una persona que se identifica como un género que no sea hombre o mujer o que no es hombre ni mujer. Definición de Dictionary.com.


En cuanto al documento indica que estamos ante una verdadera emergencia educativa en particular por lo que concierne a los temas de afectividad y sexualidad (…) que transmiten una concepción de la persona y de la vida pretendidamente neutra. Y apunta a que hay una desorientación antropológica, que caracteriza ampliamente el clima cultural de nuestro tiempo, ha ciertamente contribuido a desestructurar la familia, con la tendencia a cancelar las diferencias entre el hombre y la mujer. (…) En este contexto, la misión educativa enfrenta el desafío que «surge de diversas formas de una ideología, genéricamente llamada gender, que “niega la diferencia y la reciprocidad natural de hombre y de mujer.


La ideología del gender pretende, como señala Papa Francisco, «responder a ciertas aspiraciones a veces comprensibles» pero busca «imponerse como un pensamiento único que determine incluso la educación de los niños». Y es donde no estamos de acuerdo. (Sigue)



Consultor y Asesor en Comunicación Política y Organizacional; jdelrsf@gmail.com; twiter: @jdelrsf


domingo 10 de noviembre de 2019

Así las cosas, las cosas parecen estar así

domingo 27 de octubre de 2019

El engaño de las ideologías

domingo 20 de octubre de 2019

Formas de Ideologizar

domingo 29 de septiembre de 2019

Génesis del Morenovallismo, ¿Habrá muerto?

domingo 22 de septiembre de 2019

¿Que desapareció el neoliberalismo?

domingo 15 de septiembre de 2019

Otra definición de intolerancia

domingo 08 de septiembre de 2019

De anhelos a sobornos

domingo 25 de agosto de 2019

Divorcios en el poder

Cargar Más