/ jueves 14 de junio de 2018

El fenómeno AMLO en los 15 distritos federales

El efecto Andrés Manuel López Obrador tiene de buen ánimo a cada uno de los 15 candidatos de Morena a diputados federales y a la dupla al Senado de la República, pues son amplias las posibilidades de ganar en suelo poblano.

Pese a tener personajes grises, polémicos, con poca credibilidad o prácticamente desconocidos, como el caso de Nayeli Salvatori en el distrito X o al expriista Héctor Jiménez y Meneses en distrito XIII, la coalición “Juntos Haremos Historia” puede dar la campana este primero de julio.

Mediciones internas de Morena generan buenas expectativas para la elección federal, pero no así a nivel local, donde los dos principales objetivos -la gubernatura y la alcaldía de Puebla- están a la expectativa porque las tendencias están reñidas con los abanderados de la alianza Por Puebla Al Frente.

El fenómeno AMLO o Andrés Manuel López Obrador tiene el impacto directo en las 15 candidaturas federales en Puebla así como en el Senado de la República con la dupla Alejandro Armenta y Nancy de la Sierra.

Aunque se habla de hasta 20 o 22 puntos de ventaja en estas posiciones, los números reales reflejan que Morena sí tiene una ventaja pero de 10 y hasta 15 puntos, sin que se observen nubes grises que puedan provocar una caída estrepitosa en las últimas dos semanas de campaña.

El paternalismo que tienen el PRI y PAN en las zonas mixteca y de la Sierra Norte de Puebla parece terminar en este 2018…al menos a nivel nacional, porque todo indica que no existe antídoto que afecte la imagen del mesías López Obrador.

Los 15 candidatos morenistas están blindados y pueden dar la sorpresa el día de la elección, dejando sin posibilidades a priistas y panistas.

El hartazgo social es evidente y, según las expectativas de Morena, este le favorecerá para ganar en Puebla toda la elección federal: presidente de la república, senadores y diputados federales.

Morena pisa fuerte a nivel federal pero no tanto así a nivel local.

Las expectativas para los comicios locales no son tan positivas, sin que se tenga la certeza de ganar la gubernatura pese a lo que pregona la dirigencia estatal y el candidato Luis Miguel Barbosa.

Tampoco la alcaldía de Puebla se tiene amarrada.

La figura de Andrés Manuel López Obrador no es tan agresiva y tiene relación con el llamado voto diferenciado.

Ahí es donde crecen las expectativas y salen fortalecidos los abanderados de la coalición Por Puebla al Frente y el PRI.

El PVEM ni siquiera figura y se debe a su nula estructura, producto del mal trabajo realizado por el dirigente estatal, Juan Pablo Kuri, preocupado más por cuidar sus intereses que los del partido.

Martha Erika Alonso y Luis Miguel Barbosa están casi en un empate técnico y la movilización de estructuras y la defensa del voto inclinarán la balanza a favor.

Según los pronósticos de Morena, el ganador o ganadora lo hará por menos de cinco puntos de diferencia, lo que seguramente implicará que el triunfo sea defendido en los tribunales electorales.

Caso similar sucede con la alcaldía en las figuras de Eduardo Rivera Pérez y Claudia Rivera.

Si bien el panista es el más conocido entre los poblanos, no logra despegarse de su adversaria, por lo que ambos tendrán que redoblar esfuerzos en esta etapa final de campañas.

Para las diputaciones locales Morena no luce tan fuerte y aquí priistas y panistas tienen mayores posibilidades de triunfo.


Comentarios:


anaconda138@hotmail.com

marcomironc@gmail.com

@Marcomironc


El efecto Andrés Manuel López Obrador tiene de buen ánimo a cada uno de los 15 candidatos de Morena a diputados federales y a la dupla al Senado de la República, pues son amplias las posibilidades de ganar en suelo poblano.

Pese a tener personajes grises, polémicos, con poca credibilidad o prácticamente desconocidos, como el caso de Nayeli Salvatori en el distrito X o al expriista Héctor Jiménez y Meneses en distrito XIII, la coalición “Juntos Haremos Historia” puede dar la campana este primero de julio.

Mediciones internas de Morena generan buenas expectativas para la elección federal, pero no así a nivel local, donde los dos principales objetivos -la gubernatura y la alcaldía de Puebla- están a la expectativa porque las tendencias están reñidas con los abanderados de la alianza Por Puebla Al Frente.

El fenómeno AMLO o Andrés Manuel López Obrador tiene el impacto directo en las 15 candidaturas federales en Puebla así como en el Senado de la República con la dupla Alejandro Armenta y Nancy de la Sierra.

Aunque se habla de hasta 20 o 22 puntos de ventaja en estas posiciones, los números reales reflejan que Morena sí tiene una ventaja pero de 10 y hasta 15 puntos, sin que se observen nubes grises que puedan provocar una caída estrepitosa en las últimas dos semanas de campaña.

El paternalismo que tienen el PRI y PAN en las zonas mixteca y de la Sierra Norte de Puebla parece terminar en este 2018…al menos a nivel nacional, porque todo indica que no existe antídoto que afecte la imagen del mesías López Obrador.

Los 15 candidatos morenistas están blindados y pueden dar la sorpresa el día de la elección, dejando sin posibilidades a priistas y panistas.

El hartazgo social es evidente y, según las expectativas de Morena, este le favorecerá para ganar en Puebla toda la elección federal: presidente de la república, senadores y diputados federales.

Morena pisa fuerte a nivel federal pero no tanto así a nivel local.

Las expectativas para los comicios locales no son tan positivas, sin que se tenga la certeza de ganar la gubernatura pese a lo que pregona la dirigencia estatal y el candidato Luis Miguel Barbosa.

Tampoco la alcaldía de Puebla se tiene amarrada.

La figura de Andrés Manuel López Obrador no es tan agresiva y tiene relación con el llamado voto diferenciado.

Ahí es donde crecen las expectativas y salen fortalecidos los abanderados de la coalición Por Puebla al Frente y el PRI.

El PVEM ni siquiera figura y se debe a su nula estructura, producto del mal trabajo realizado por el dirigente estatal, Juan Pablo Kuri, preocupado más por cuidar sus intereses que los del partido.

Martha Erika Alonso y Luis Miguel Barbosa están casi en un empate técnico y la movilización de estructuras y la defensa del voto inclinarán la balanza a favor.

Según los pronósticos de Morena, el ganador o ganadora lo hará por menos de cinco puntos de diferencia, lo que seguramente implicará que el triunfo sea defendido en los tribunales electorales.

Caso similar sucede con la alcaldía en las figuras de Eduardo Rivera Pérez y Claudia Rivera.

Si bien el panista es el más conocido entre los poblanos, no logra despegarse de su adversaria, por lo que ambos tendrán que redoblar esfuerzos en esta etapa final de campañas.

Para las diputaciones locales Morena no luce tan fuerte y aquí priistas y panistas tienen mayores posibilidades de triunfo.


Comentarios:


anaconda138@hotmail.com

marcomironc@gmail.com

@Marcomironc


martes 21 de agosto de 2018

El vacío económico del PRI

martes 07 de agosto de 2018

La lealtad de Mario Marín

jueves 02 de agosto de 2018

Tras la dirigencia estatal del PRI

martes 31 de julio de 2018

Era Liliana Ortiz y no Eduardo Rivera

jueves 26 de julio de 2018

¿La autonomía de Claudia Rivera?

martes 24 de julio de 2018

Sin confiar en liderazgos priistas

martes 17 de julio de 2018

Con miras para el 2024

jueves 12 de julio de 2018

AMLO resucita a Barbosa

martes 03 de julio de 2018

El PRI, al tercer lugar

Cargar Más