/ martes 31 de marzo de 2020

En Punto

Parece que los interesados en disputar la presidencia del comité directivo estatal de Morena en Puebla seguirán comiéndose las uñas un rato más, al menos hasta que termine la contingencia sanitaria provocada por el coronavirus.

Pese a la publicación por parte del CEN de las fechas para elegir al líder del partido de Andrés Manuel López Obrador en el estado, éstas podrían posponerse de manera indefinida hasta que se considere que existan condiciones adecuadas para llevar a cabo la ansiada renovación, donde meterán las manos, sin duda, los alfiles de personajes de la talla de Miguel Barbosa Huerta, Claudia Rivera Vivanco, Fernando Manzanilla Prieto y otros más que pretendan quedarse con las riendas de ese instituto político para incidir en las candidaturas a puestos de elección popular.

Apenas el domingo, la dirigencia nacional publicó la convocatoria que señala los plazos y disposiciones generales para renovar a los congresistas distritales, estatales y nacionales, congresistas de mexicanos en el exterior, los integrantes de los 32 comités ejecutivos estatales, consejeros nacionales, así como la presidencia y secretaría general del CEN, lo que deja el tema del directivo estatal para junio.

Sin embargo, conscientes del terrible escenario, integrantes de la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia han pedido aplazar los tiempos.

Y seguramente así será.

A menos, por supuesto, que los interesados confíen en el escudo moral de López Obrador para impedir los contagios.

***

Los estragos económicos provocados por el virus venido de China apenas comenzarán a resentirse.

El lunes fuimos enterados del recorte de 50 por ciento a los sueldos de 13 mil trabajadores de la empresa Volkswagen asentada en Puebla, durante solo una semana, y solo por ahora, antes de saber con exactitud el tiempo que durará la contingencia.

Hoy sabemos por información de la presidenta de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) que los empresarios del sector han comenzado a ver la realidad de un fenómeno que hace unos días solo podían imaginar en sus peores pesadillas.

Olga Méndez Juárez dio a conocer que han cerrado (temporalmente) 300 restaurantes afiliados a la Canirac en el estado, principalmente en los municipios de la zona metropolitana, por falta de clientes.

Las ventas bajaron más del 90 por ciento en los últimos días debido a las previsiones que han adoptado las familias para prevenir contagios por el Covid-19 y eso obligó a los restauranteros a bajar las cortinas, esperando, como todos, que la contingencia no dure lo suficiente como para asfixiarlos, ahora sí, en definitiva.

La líder del gremio habla por los suyos, los restauranteros, pero no dice cómo irán a casa los empleados de ellos, que seguramente la pasarán todavía peor, sin recursos para pagar sus gastos básicos mientras están en casa.

***

Donde están viendo “cortinas de humo” en todos lados es en el PAN.

Para Genoveva Huerta Villegas, dirigente estatal de ese partido político, tanto el informe final de las supuestas causas del desplome del helicóptero en el que murieron Martha Erika Alonso y Rafael Moreno Valle, además de otras tres personas, así como la aprehensión de Eukid Castañón Herrera son distractores empleados por Morena y sus gobernantes para sacar la atención de temas verdaderamente preocupantes, como la inseguridad.

Al dictamen emitido por el gobierno lopezobradorista acerca del desplome lo llamó inverosímil y a Castañón ni lo defendió ni lo condenó, solo expuso que cada quien tiene que hacerse responsable de sus actos. Insistió, eso sí, en la teoría de las “cortinas de humo”. Y podría tener razón.

Parece que los interesados en disputar la presidencia del comité directivo estatal de Morena en Puebla seguirán comiéndose las uñas un rato más, al menos hasta que termine la contingencia sanitaria provocada por el coronavirus.

Pese a la publicación por parte del CEN de las fechas para elegir al líder del partido de Andrés Manuel López Obrador en el estado, éstas podrían posponerse de manera indefinida hasta que se considere que existan condiciones adecuadas para llevar a cabo la ansiada renovación, donde meterán las manos, sin duda, los alfiles de personajes de la talla de Miguel Barbosa Huerta, Claudia Rivera Vivanco, Fernando Manzanilla Prieto y otros más que pretendan quedarse con las riendas de ese instituto político para incidir en las candidaturas a puestos de elección popular.

Apenas el domingo, la dirigencia nacional publicó la convocatoria que señala los plazos y disposiciones generales para renovar a los congresistas distritales, estatales y nacionales, congresistas de mexicanos en el exterior, los integrantes de los 32 comités ejecutivos estatales, consejeros nacionales, así como la presidencia y secretaría general del CEN, lo que deja el tema del directivo estatal para junio.

Sin embargo, conscientes del terrible escenario, integrantes de la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia han pedido aplazar los tiempos.

Y seguramente así será.

A menos, por supuesto, que los interesados confíen en el escudo moral de López Obrador para impedir los contagios.

***

Los estragos económicos provocados por el virus venido de China apenas comenzarán a resentirse.

El lunes fuimos enterados del recorte de 50 por ciento a los sueldos de 13 mil trabajadores de la empresa Volkswagen asentada en Puebla, durante solo una semana, y solo por ahora, antes de saber con exactitud el tiempo que durará la contingencia.

Hoy sabemos por información de la presidenta de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) que los empresarios del sector han comenzado a ver la realidad de un fenómeno que hace unos días solo podían imaginar en sus peores pesadillas.

Olga Méndez Juárez dio a conocer que han cerrado (temporalmente) 300 restaurantes afiliados a la Canirac en el estado, principalmente en los municipios de la zona metropolitana, por falta de clientes.

Las ventas bajaron más del 90 por ciento en los últimos días debido a las previsiones que han adoptado las familias para prevenir contagios por el Covid-19 y eso obligó a los restauranteros a bajar las cortinas, esperando, como todos, que la contingencia no dure lo suficiente como para asfixiarlos, ahora sí, en definitiva.

La líder del gremio habla por los suyos, los restauranteros, pero no dice cómo irán a casa los empleados de ellos, que seguramente la pasarán todavía peor, sin recursos para pagar sus gastos básicos mientras están en casa.

***

Donde están viendo “cortinas de humo” en todos lados es en el PAN.

Para Genoveva Huerta Villegas, dirigente estatal de ese partido político, tanto el informe final de las supuestas causas del desplome del helicóptero en el que murieron Martha Erika Alonso y Rafael Moreno Valle, además de otras tres personas, así como la aprehensión de Eukid Castañón Herrera son distractores empleados por Morena y sus gobernantes para sacar la atención de temas verdaderamente preocupantes, como la inseguridad.

Al dictamen emitido por el gobierno lopezobradorista acerca del desplome lo llamó inverosímil y a Castañón ni lo defendió ni lo condenó, solo expuso que cada quien tiene que hacerse responsable de sus actos. Insistió, eso sí, en la teoría de las “cortinas de humo”. Y podría tener razón.

viernes 29 de mayo de 2020

En Punto

jueves 28 de mayo de 2020

En Punto

miércoles 27 de mayo de 2020

En Punto

martes 26 de mayo de 2020

En Punto

lunes 25 de mayo de 2020

En Punto

viernes 22 de mayo de 2020

En Punto

jueves 21 de mayo de 2020

En Punto

miércoles 20 de mayo de 2020

En Punto

martes 19 de mayo de 2020

En Punto

lunes 18 de mayo de 2020

En Punto

Cargar Más