/ miércoles 21 de abril de 2021

En Punto

La elección de presidente municipal en Tehuacán se anticipa como una contienda de pronóstico reservado, toda vez que la capacidad de convocatoria y el posicionamiento de los protagonistas no se dividirá en dos bandos, como ocurrirá en la gran mayoría de las demarcaciones del estado, sino en tres.

En efecto, Jacobo Aguilar Sánchez, del PAN, así como Pedro Tepole Hernández, de la alianza Morena-PT, y Álvaro Alatriste Hidalgo, del PRI, llegan con posibilidades reales de aspirar al gobierno municipal que termina un trienio desastroso por los escándalos de corrupción que brotaron con el arranque de Felipe Patjane Martínez, hoy en prisión.

Aguilar Sánchez tiene una larga trayectoria política, que dio inicio con el PRI en la época de Melquiades Morales Flores, pasó al PRD en el sexenio de Rafael Moreno Valle y concluyó (hasta hoy) en el PAN, partido del que ya fue candidato a diputado local en los comicios de 2018.

Tepole Hernández fue candidato a presidente municipal del partido Verde en 2018 y quedó en segundo lugar después de haber tenido un buen desempeño en medio de la ola lopezobradorista.

Alatriste Hidalgo, por su parte, ya fue edil en dos ocasiones y carga un voto duro que muy probablemente volverá a sufragar por él esta vez.

De los tres podría decirse que quien lleva ventaja es Pedro Tepole, no solo por ser el abanderado del partido en el poder sino por el interés del gobernador Miguel Barbosa Huerta de que sea Morena el partido que mantenga la corona de la región de Tehuacán, su tierra de origen.

Sin embargo, aquello que se le ha criticado a Jacobo Aguilar, haber “chapulineado” por tres partidos durante su carrera política, será también su mayor virtud.

El panista es un operador nato, con relaciones y amigos en tres partidos, lo que se convertirá en su principal fortaleza el día de la elección, cuando el resultado se defina con base en las capacidades de la estructura de cada uno de los abanderados.

***

A juzgar por el Juicio para la Protección de los Derechos Político-Electorales del Ciudadano, promovido por la presidenta municipal de Puebla con licencia, Claudia Rivera Vivanco, ella no se sentía tan segura de que se concretara su registro como candidata a la alcaldía de Puebla capital.

Resulta que el martes 13 de abril, justo en el último día que concedió el Instituto Electoral del Estado (IEE) para el registro de candidaturas locales, la morenista promovió el recurso dirigido al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, quejándose porque no había podido ser registrada en el plazo legal como aspirante al ayuntamiento de Puebla.

Rivera Vivanco señaló en su queja “la omisión por parte del Comité Ejecutivo Nacional, la Comisión Nacional de Elecciones y el Comité Ejecutivo Estatal todos del Partido Político Morena de solicitar y realizar el registro de la suscrita como candidata a la Presidencia

Municipal de Puebla, ante el Consejo General del Instituto Electoral del Estado de

Puebla”.

Los que saben de asuntos electorales explican que este recurso se interpuso como una manera de protegerse en caso de que se complicara el trámite frente a las protestas de los morenistas seguidores de Gabriel Biestro y Mario Bracamonte, que tomaron las oficinas centrales y alternas de Morena, además de plantarse frente al IEE.

Para fortuna de la propia Claudia, en Morena aseguran que ese juicio será desechado, toda vez que el registro se realizó en tiempo y forma.

La elección de presidente municipal en Tehuacán se anticipa como una contienda de pronóstico reservado, toda vez que la capacidad de convocatoria y el posicionamiento de los protagonistas no se dividirá en dos bandos, como ocurrirá en la gran mayoría de las demarcaciones del estado, sino en tres.

En efecto, Jacobo Aguilar Sánchez, del PAN, así como Pedro Tepole Hernández, de la alianza Morena-PT, y Álvaro Alatriste Hidalgo, del PRI, llegan con posibilidades reales de aspirar al gobierno municipal que termina un trienio desastroso por los escándalos de corrupción que brotaron con el arranque de Felipe Patjane Martínez, hoy en prisión.

Aguilar Sánchez tiene una larga trayectoria política, que dio inicio con el PRI en la época de Melquiades Morales Flores, pasó al PRD en el sexenio de Rafael Moreno Valle y concluyó (hasta hoy) en el PAN, partido del que ya fue candidato a diputado local en los comicios de 2018.

Tepole Hernández fue candidato a presidente municipal del partido Verde en 2018 y quedó en segundo lugar después de haber tenido un buen desempeño en medio de la ola lopezobradorista.

Alatriste Hidalgo, por su parte, ya fue edil en dos ocasiones y carga un voto duro que muy probablemente volverá a sufragar por él esta vez.

De los tres podría decirse que quien lleva ventaja es Pedro Tepole, no solo por ser el abanderado del partido en el poder sino por el interés del gobernador Miguel Barbosa Huerta de que sea Morena el partido que mantenga la corona de la región de Tehuacán, su tierra de origen.

Sin embargo, aquello que se le ha criticado a Jacobo Aguilar, haber “chapulineado” por tres partidos durante su carrera política, será también su mayor virtud.

El panista es un operador nato, con relaciones y amigos en tres partidos, lo que se convertirá en su principal fortaleza el día de la elección, cuando el resultado se defina con base en las capacidades de la estructura de cada uno de los abanderados.

***

A juzgar por el Juicio para la Protección de los Derechos Político-Electorales del Ciudadano, promovido por la presidenta municipal de Puebla con licencia, Claudia Rivera Vivanco, ella no se sentía tan segura de que se concretara su registro como candidata a la alcaldía de Puebla capital.

Resulta que el martes 13 de abril, justo en el último día que concedió el Instituto Electoral del Estado (IEE) para el registro de candidaturas locales, la morenista promovió el recurso dirigido al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, quejándose porque no había podido ser registrada en el plazo legal como aspirante al ayuntamiento de Puebla.

Rivera Vivanco señaló en su queja “la omisión por parte del Comité Ejecutivo Nacional, la Comisión Nacional de Elecciones y el Comité Ejecutivo Estatal todos del Partido Político Morena de solicitar y realizar el registro de la suscrita como candidata a la Presidencia

Municipal de Puebla, ante el Consejo General del Instituto Electoral del Estado de

Puebla”.

Los que saben de asuntos electorales explican que este recurso se interpuso como una manera de protegerse en caso de que se complicara el trámite frente a las protestas de los morenistas seguidores de Gabriel Biestro y Mario Bracamonte, que tomaron las oficinas centrales y alternas de Morena, además de plantarse frente al IEE.

Para fortuna de la propia Claudia, en Morena aseguran que ese juicio será desechado, toda vez que el registro se realizó en tiempo y forma.

ÚLTIMASCOLUMNAS
lunes 17 de mayo de 2021

En Punto

En Punto

viernes 14 de mayo de 2021

En Punto

En Punto

jueves 13 de mayo de 2021

En Punto

En Punto

miércoles 12 de mayo de 2021

En Punto

En Punto

martes 11 de mayo de 2021

En Punto

En Punto

lunes 10 de mayo de 2021

En Punto

En Punto

viernes 07 de mayo de 2021

En Punto

En Punto

jueves 06 de mayo de 2021

En Punto

En Punto

miércoles 05 de mayo de 2021

En Punto

En Punto

martes 04 de mayo de 2021

En Punto

En Punto

Cargar Más