/ jueves 21 de octubre de 2021

En Punto

La ceremonia que simboliza el comienzo de la temporada de mole de caderas en Tehuacán, que tuvo como invitado de honor al gobernador Miguel Barbosa Huerta, contó con dos asistencias inusuales: la del presidente municipal de Puebla, Eduardo Rivera Pérez, y de la recién estrenada rectora de la BUAP, María Lilia Cedillo Ramírez.

Es inusual que el alcalde en funciones de la capital del estado acuda al arranque de la temporada de ese platillo típico de Tehuacán, en aquel municipio, por lo que ayer sorprendió a los integrantes de la clase política que Rivera Pérez fuera uno de los invitados del gobernador a presenciar la ceremonia y degustar el mole, no solo él, sino acompañado de su esposa, Liliana Ortiz Pérez.

Otro personaje público que causó expectación fue Lilia Cedillo, quien lleva poco más de dos semanas al frente de la máxima casa de estudios del estado.

Para la especialista en microbiología fue algo así como su presentación entre los miembros de la clase política, toda vez que no había asistido a ningún acto público después de rendir protesta como rectora de la BUAP, en un acto que, además, fue privado, transmitido a través de los canales y las redes sociales de la universidad.

Junto con Rivera Pérez y Cedillo Ramírez hubo muchos otros personajes políticos del estado, entre ellos, de nueva cuenta en actos a los que convoca el mandatario estatal, Sergio Salomón Céspedes Peregrina, presidente del Congreso, y Héctor Sánchez Sánchez, del Tribunal Superior de Justicia.

¿Qué tienen en común estos dos personajes con Eduardo Rivera Pérez?

Dos cosas: que ya son considerados aspirantes al gobierno del estado y son aliados y amigos de Barbosa.


***

La dirigencia estatal del PAN, momentáneamente depositada en manos de Jesús Giles Carmona, por encargo de Genoveva Huerta Villegas, no tiene reparo en confirmar la fractura que existe entre los dos grupos hegemónicos al interior del partido.

La dupla Giles-Genoveva nombró a Paola Angón Silva, presidenta municipal de San Pedro Cholula, como la coordinadora de los alcaldes panistas del estado para el periodo 2021-2024, pasándose por alto que la tradición obligaba a poner en esa posición al edil en funciones del ayuntamiento más grande, que es Puebla.

Si la selección del representante hubiese obedecido a la lógica que imperó en periodos pasados, Eduardo Rivera tendría que haberse convertido en el coordinador, pero como el alcalde de Puebla es archienemigo de los dirigentes estatales, lo descartaron para ese encargo de relativa importancia.

Angón Silva es aliada de Genoveva Huerta en la pelea que esta sostiene en contra de Augusta Díaz de Rivera por la presidencia del partido, por lo que ha quedado claro que no le interesaba disimular que opta por los incondicionales a la hora de armar la estructura partidista.

A Eduardo Rivera le habría venido bien quedarse con esa coordinación en función de sus aspiraciones personales.

Como líder de los alcaldes panistas del estado habría tenido un buen pretexto para recorrer el estado y hacer precampaña por la gubernatura.

***

Los retos en materia de seguridad pública para las nuevas autoridades del municipio de Puebla siguen ahí, pendientes parta ser atendidos y superados.

Si bien en el año de pandemia, 2020, se registró un descenso considerable en la incidencia delictiva, en 2021 los números de han vuelto a poner mal, al subir 74 por ciento el registro de hechos delincuenciales en los primeros nueve meses del año.

De acuerdo con datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), de enero a septiembre de este año se abrieron 21 mil 300 carpetas de investigación, por diversos delitos, mientras que en el mismo periodo, pero de 2020, fueron 12 mil 226.

Los delincuentes han vuelto a salir a las calles.


La ceremonia que simboliza el comienzo de la temporada de mole de caderas en Tehuacán, que tuvo como invitado de honor al gobernador Miguel Barbosa Huerta, contó con dos asistencias inusuales: la del presidente municipal de Puebla, Eduardo Rivera Pérez, y de la recién estrenada rectora de la BUAP, María Lilia Cedillo Ramírez.

Es inusual que el alcalde en funciones de la capital del estado acuda al arranque de la temporada de ese platillo típico de Tehuacán, en aquel municipio, por lo que ayer sorprendió a los integrantes de la clase política que Rivera Pérez fuera uno de los invitados del gobernador a presenciar la ceremonia y degustar el mole, no solo él, sino acompañado de su esposa, Liliana Ortiz Pérez.

Otro personaje público que causó expectación fue Lilia Cedillo, quien lleva poco más de dos semanas al frente de la máxima casa de estudios del estado.

Para la especialista en microbiología fue algo así como su presentación entre los miembros de la clase política, toda vez que no había asistido a ningún acto público después de rendir protesta como rectora de la BUAP, en un acto que, además, fue privado, transmitido a través de los canales y las redes sociales de la universidad.

Junto con Rivera Pérez y Cedillo Ramírez hubo muchos otros personajes políticos del estado, entre ellos, de nueva cuenta en actos a los que convoca el mandatario estatal, Sergio Salomón Céspedes Peregrina, presidente del Congreso, y Héctor Sánchez Sánchez, del Tribunal Superior de Justicia.

¿Qué tienen en común estos dos personajes con Eduardo Rivera Pérez?

Dos cosas: que ya son considerados aspirantes al gobierno del estado y son aliados y amigos de Barbosa.


***

La dirigencia estatal del PAN, momentáneamente depositada en manos de Jesús Giles Carmona, por encargo de Genoveva Huerta Villegas, no tiene reparo en confirmar la fractura que existe entre los dos grupos hegemónicos al interior del partido.

La dupla Giles-Genoveva nombró a Paola Angón Silva, presidenta municipal de San Pedro Cholula, como la coordinadora de los alcaldes panistas del estado para el periodo 2021-2024, pasándose por alto que la tradición obligaba a poner en esa posición al edil en funciones del ayuntamiento más grande, que es Puebla.

Si la selección del representante hubiese obedecido a la lógica que imperó en periodos pasados, Eduardo Rivera tendría que haberse convertido en el coordinador, pero como el alcalde de Puebla es archienemigo de los dirigentes estatales, lo descartaron para ese encargo de relativa importancia.

Angón Silva es aliada de Genoveva Huerta en la pelea que esta sostiene en contra de Augusta Díaz de Rivera por la presidencia del partido, por lo que ha quedado claro que no le interesaba disimular que opta por los incondicionales a la hora de armar la estructura partidista.

A Eduardo Rivera le habría venido bien quedarse con esa coordinación en función de sus aspiraciones personales.

Como líder de los alcaldes panistas del estado habría tenido un buen pretexto para recorrer el estado y hacer precampaña por la gubernatura.

***

Los retos en materia de seguridad pública para las nuevas autoridades del municipio de Puebla siguen ahí, pendientes parta ser atendidos y superados.

Si bien en el año de pandemia, 2020, se registró un descenso considerable en la incidencia delictiva, en 2021 los números de han vuelto a poner mal, al subir 74 por ciento el registro de hechos delincuenciales en los primeros nueve meses del año.

De acuerdo con datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), de enero a septiembre de este año se abrieron 21 mil 300 carpetas de investigación, por diversos delitos, mientras que en el mismo periodo, pero de 2020, fueron 12 mil 226.

Los delincuentes han vuelto a salir a las calles.


ÚLTIMASCOLUMNAS
martes 07 de diciembre de 2021

En Punto

En Punto

lunes 06 de diciembre de 2021

En Punto

En Punto

viernes 03 de diciembre de 2021

En Punto

En Punto

jueves 02 de diciembre de 2021

En Punto

En Punto

miércoles 01 de diciembre de 2021

En Punto

En Punto

martes 30 de noviembre de 2021

En Punto

En Punto

lunes 29 de noviembre de 2021

En Punto

En Punto

viernes 26 de noviembre de 2021

En Punto

En Punto

jueves 25 de noviembre de 2021

En Punto

En Punto

miércoles 24 de noviembre de 2021

En Punto

En Punto

Cargar Más