/ domingo 19 de mayo de 2019

¿Soberbia o traición?

“La avaricia es corruptora de la fidelidad, de la honradez y de todas las demás virtudes.”

SALUSTIO

En 1939 se creó el Partido Acción Nacional (PAN); encaminado al bien común sobre la base de romper paradigmas y vicios de los partidos según su plataforma.

El Partido de la Revolución Democrática (PRD) fue fundado en 1989, bajo la idea de hacer cambios constructivos. En 2011 se constituyó Movimiento Ciudadano (MC), si bien existía desde 1999 como Convergencia, cuyo fin es un nuevo rumbo de la nación.

Estos tres conforman la alianza en favor de la candidatura común del Dr. Enrique Cárdenas Sánchez, para gobernador de Puebla. Tienen una sobrada experiencia en las prácticas electorales, mismas que los ha llevado a ocupar desde alcaldías, diputaciones locales, federales, senadurías, gobernaturas y hasta la propia presidencia de la república, en el caso del PAN; a los otros dos (PRD y MC), sólo les falta ocupar la silla mayor.

Se infiere que tienen historias, plataformas y objetivos, así como estructuras concretas con las que han operado sus propósitos tácticos y estratégicos.

A estos factores agregamos la organización SUMAMOS de Puebla, cuyo fin es la lucha contra la Impunidad y abatir la corrupción, aunque no tiene, organizacionalmente, parangón con los organismos políticos.

Siendo que ésta es una tesis, podría concluirse en que Cárdenas debiera ganar la gubernatura con cierta amplitud; sin embargo, no es así según las encuestas publicadas por varias empresas que se dedican a la actividad demoscópica o estudio del comportamiento humano a través de sondeos de opinión.

Así las cosas, el cálculo hasta ahora indica que gana Luis Miguel Barbosa. Pero, me parece que, si los números (en teoría) daban para el triunfo del Dr. Cárdenas, entonces sucedió algo más allá que la venganza contra el morenovallismo.

Analogía. Todo indica que yendo el moreno camino al Cerro, se le apareció el neodios y lo tiro del caballo, le permitió la conversión, y lo dejó ciego. Desde entonces, el discurso habla de que se ha regenerado, de tal manera que hay quienes están confiando en el milagro del prometido cambio.

En esta figuración surgen varias preguntas buscando respuestas lógicas; no obstante, sólo podría haber respuestas dentro de la lógica política dependiendo del cristal con que se vea.

Preguntas: ¿Será que, en el principio, los indicadores no fueron interpretados debidamente y la potencialización del doctor fue un mal cálculo? O, ¿la teoría económica fue correcta, pero Cárdenas no permitió ser ayudado e impuso su inexperto ritmo de trabajo político-electoral? O, será que ¿Los expertos que le han acompañado tienen una visión contraria a la realidad? ¿Las propuestas no cuajan como se esperaba? ¿El discurso no engancha en la sensibilidad poblana? ¿El efecto López Obrador sigue en la psique colectiva como esperanza íntegra? ¿Será cierto que sí hay una operación política desde el gobierno en apoyo al reivindicado?

Si las respuestas están en la costura anterior, se comprendería la percepción de candidato “poco rentable” para el objetivo estratégico de los aliados anti MORENA; pero, si las hechos estuvieran enmarcados dentro de la ruindad y biósfera política -quizás- oportunista, entonces sería de meditar con preocupante sospecha.

Si los factores resultaran que no se han movilizado intencionalmente las estructuras; que se ha dejado al candidato solo; arreglos bajo la mesa; ganar perdiendo; mejor castigar que reivindicar; estar en dos aguas.

Si así fuera la verdad tampoco me sorprendería. Muchas veces puede más la avaricia por el poder.

*Consultor y Asesor en Comunicación Política y Organizacional; jdelrsf@gmail.com; twiter: @jdelrsf

“La avaricia es corruptora de la fidelidad, de la honradez y de todas las demás virtudes.”

SALUSTIO

En 1939 se creó el Partido Acción Nacional (PAN); encaminado al bien común sobre la base de romper paradigmas y vicios de los partidos según su plataforma.

El Partido de la Revolución Democrática (PRD) fue fundado en 1989, bajo la idea de hacer cambios constructivos. En 2011 se constituyó Movimiento Ciudadano (MC), si bien existía desde 1999 como Convergencia, cuyo fin es un nuevo rumbo de la nación.

Estos tres conforman la alianza en favor de la candidatura común del Dr. Enrique Cárdenas Sánchez, para gobernador de Puebla. Tienen una sobrada experiencia en las prácticas electorales, mismas que los ha llevado a ocupar desde alcaldías, diputaciones locales, federales, senadurías, gobernaturas y hasta la propia presidencia de la república, en el caso del PAN; a los otros dos (PRD y MC), sólo les falta ocupar la silla mayor.

Se infiere que tienen historias, plataformas y objetivos, así como estructuras concretas con las que han operado sus propósitos tácticos y estratégicos.

A estos factores agregamos la organización SUMAMOS de Puebla, cuyo fin es la lucha contra la Impunidad y abatir la corrupción, aunque no tiene, organizacionalmente, parangón con los organismos políticos.

Siendo que ésta es una tesis, podría concluirse en que Cárdenas debiera ganar la gubernatura con cierta amplitud; sin embargo, no es así según las encuestas publicadas por varias empresas que se dedican a la actividad demoscópica o estudio del comportamiento humano a través de sondeos de opinión.

Así las cosas, el cálculo hasta ahora indica que gana Luis Miguel Barbosa. Pero, me parece que, si los números (en teoría) daban para el triunfo del Dr. Cárdenas, entonces sucedió algo más allá que la venganza contra el morenovallismo.

Analogía. Todo indica que yendo el moreno camino al Cerro, se le apareció el neodios y lo tiro del caballo, le permitió la conversión, y lo dejó ciego. Desde entonces, el discurso habla de que se ha regenerado, de tal manera que hay quienes están confiando en el milagro del prometido cambio.

En esta figuración surgen varias preguntas buscando respuestas lógicas; no obstante, sólo podría haber respuestas dentro de la lógica política dependiendo del cristal con que se vea.

Preguntas: ¿Será que, en el principio, los indicadores no fueron interpretados debidamente y la potencialización del doctor fue un mal cálculo? O, ¿la teoría económica fue correcta, pero Cárdenas no permitió ser ayudado e impuso su inexperto ritmo de trabajo político-electoral? O, será que ¿Los expertos que le han acompañado tienen una visión contraria a la realidad? ¿Las propuestas no cuajan como se esperaba? ¿El discurso no engancha en la sensibilidad poblana? ¿El efecto López Obrador sigue en la psique colectiva como esperanza íntegra? ¿Será cierto que sí hay una operación política desde el gobierno en apoyo al reivindicado?

Si las respuestas están en la costura anterior, se comprendería la percepción de candidato “poco rentable” para el objetivo estratégico de los aliados anti MORENA; pero, si las hechos estuvieran enmarcados dentro de la ruindad y biósfera política -quizás- oportunista, entonces sería de meditar con preocupante sospecha.

Si los factores resultaran que no se han movilizado intencionalmente las estructuras; que se ha dejado al candidato solo; arreglos bajo la mesa; ganar perdiendo; mejor castigar que reivindicar; estar en dos aguas.

Si así fuera la verdad tampoco me sorprendería. Muchas veces puede más la avaricia por el poder.

*Consultor y Asesor en Comunicación Política y Organizacional; jdelrsf@gmail.com; twiter: @jdelrsf

domingo 20 de octubre de 2019

Formas de Ideologizar

domingo 29 de septiembre de 2019

Génesis del Morenovallismo, ¿Habrá muerto?

domingo 22 de septiembre de 2019

¿Que desapareció el neoliberalismo?

domingo 15 de septiembre de 2019

Otra definición de intolerancia

domingo 08 de septiembre de 2019

De anhelos a sobornos

domingo 25 de agosto de 2019

Divorcios en el poder

Cargar Más