/ viernes 19 de febrero de 2021

Lentas pero seguras, las tortugas son las mascotas más longevas

Te explicamos todo lo que necesitas saber antes de adquirir una de estas amiguitas, que podrías heredar a tus hijos y nietos

Cuando se habla de mascotas lo primero en lo que todos pensamos es, por supuesto, en perros y gatos, pero existen muchas personas que buscan algún animal de compañía original, pero es muy importante que antes de adquirir cualquier ejemplar exótico o no convencional, te informes de todos sus requerimientos en la parte ambiental, nutricional y los cuidados médicos.

Por eso en esta edición en que hablaremos de las tortugas, entrevistamos a José Miguel López Ramírez, médico veterinario zootecnista, especialista en medicina y cirugía de perros y gatos, y profesor de la materia de fauna silvestre en la licenciatura Medicina Veterinaria y Zootecnia en la UPAEP, quien nos explica todo lo que debemos saber antes de tener uno de estos lentos pero adorables animalitos.

Para empezar, explica que sí está permitida la posesión de tortugas en casa, siempre y cuando sean criadas en cautiverio y que no sean fauna mexicana; todas las nacidas en México o endémicas de nuestro país están prohibidas, por ejemplo, las casquito o las de caja, que normalmente se encuentran en Tabasco o Veracruz.

Agrega que las que sí podemos llegar a tener como mascota serían, por ejemplo, las de orejas rojas, cuyo nombre científico es Trachemys scripta elegans; también las desérticas o de espolones, que se llaman Centrochelys sulcata. Estas deben ser compradas en un establecimiento y deben tener un número de permiso de compra venta, número de pedimento y estar autorizadas por Semarnat (Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales) para su venta.

Comenta que entre estas especies existen tortugas tanto semiacuáticas como terrestres, y definitivamente tienen requerimientos totalmente diferentes. Las semiacuáticas necesitan contar con un espacio que es como una pecera, con filtración y un espacio óptimo; las terrestres requieren de un terrario, que involucra hábitos a nivel de tierra.

CARACTERÍSTICAS DE SUS HÁBITATS

Enfatiza que siempre debemos recordar que las tortugas son reptiles y se les llama ectotermos, lo cual significa que su temperatura depende de la del medio ambiente; por este motivo, al igual que cualquier tipo de reptil, necesitan una fuente de calor externa en su acuaterrario o terrario, para que tengan un metabolismo de forma adecuada.

Foto: Brgfx

En el caso de los acuaterrarios esta va directa en la parte del agua, como un termostato que mantenga una temperatura de 26 a 30°C, según la especie, y para el caso de las tortugas terrestres necesitamos una fuente de calor mediante un foco o una placa térmica, que mantenga igual la temperatura o mayor.

El espacio es algo muy importante: debe ser amplio, de cinco veces mayor al tamaño que tendrá nuestra tortuga de adulta. Si esta llegará a medir 20 centímetros, necesita un espacio mínimo de un metro de su terrario. En muchas ocasiones se venden las famosas riñoneras o tortugueras, que son muy pequeñas para ellas y que no cumplen con las necesidades de libertad de cada especie, agrega. En el caso de los acuaterrarios, deben tener por los menos un filtrado para que el agua esté constantemente limpia, además debe incluir una zona de humedad, del 80% del total y otra seca, del 20%.

Para las terrestres necesitamos una zona muchísimo más amplia de tierra o de un sustrato especial y una zona de humedad, que en este caso sería un bebedero o recipiente para que ella pueda llegar a tomar agua y mantener una humedad ambiental, la cual dependerá de la especie y va desde los 40 hasta los 80 grados de humedad ambiental.

Foto: Brgfx

NECESITAN TOMAR EL SOL

El especialista asegura que es muy importante que nuestras tortugas tengan exposición a los rayos solares, mínimo durante dos horas diarias, porque estos transmiten rayos UVV, que son muy importantes para la fijación del calcio a nivel de los huesos. A través de los vidrios estos rayos se filtran y no los recibe, por eso deben estar a una exposición de luz directa, no a través de la ventana; esto es debido a que tienen un gran exoesqueleto: su caparazón, que está formado de calcio.

Siempre que salgan a tomar el sol deben tener una opción a sombra, la cual les va a permitir determinar cuál es su zona óptima de temperatura preferida, que se abrevia POTZ, esto significa que pueden movilizarse a un lugar de menor temperatura cuando tengan mucho calor o se pueden mover a una de mayor calor cuando necesiten aumentar su temperatura corporal.

¿CON QUÉ SE ALIMENTAN?

Entre las semiacuáticas las más comunes que tenemos en casa son las de orejas rojas, estas cuando son juveniles, en vida silvestre, se alimentan principalmente de peces, de algunas ranas y algunos insectos; cuando van creciendo se van haciendo omnívoras; aparte de productos cárnicos, de animales vivos, se alimentan de algunos vegetales cuando ya son mayores. En cautiverio lo mejor es darles una alimentación a base de croquetas, que ya vienen balanceadas para que no tengan deficiencias nutricionales, dice.

Foto: Byrdyak

En cuanto a las tortugas terrestres, comenta que la mayoría son de hábitos vegetarianos; de estas la que más se comercializa es la de espolones, que se alimenta principalmente de vegetales. En casa necesitamos darle una ensalada de vegetales verdes por lo menos con cinco ingredientes. Que debemos ir rotando conforme se los damos en los días de la semana.

¿CUÁNTO TIEMPO VIVEN?

Precisamente las tortugas son famosas por ser de los animales más longevos que pueden existir en la Tierra, afirma que hay reportes de tortugas que han vivido hasta 200 años, aunque esas son diferentes a las que tenemos en cautiverio, que normalmente pueden llegar a vivir desde 40 o 50 hasta 90 años.

LAS ENFERMEDADES QUE SUFREN

Expone que la principal enfermedad que pueden llegar a presentar las tortugas en cautiverio son deficiencias nutricionales, por ejemplo, de calcio, cuando tienen una mala alimentación o una deficiencia en la exposición a los rayos solares, esta enfermedad se llama hiperparatiroidismo nutricional secundario; hace que el caparazón o sus huesos no tengan la suficiente cantidad de calcio y por lo tanto se generan múltiples fracturas.

Foto: Wirestoc

También se encuentra frecuentemente la deficiencia de vitamina A, esta lleva a las tortugas a presentar problemas oftalmológicos, que se les inflamen los ojos, que tengan problemas de neumonía o de mala absorción a nivel intestinal, esta se llama plefaroqueratoconjuntivitis secundaria a hipovitaminosis A.

¿CUÁNDO LLEVARLAS AL VETERINARIO?

Si notamos que deja de comer más de dos días, cuando su nado o su flotación sea de lado, cuando respira con la boca abierta o saca burbujas por la nariz o cuando notemos que no puede ver o abrir los párpados o si el caparazón está muy blando; todos esos son los signos de alerta roja y en estos casos definitivamente hay que llevarla de inmediato al médico veterinario, porque nos indican que nuestra amiguita está enferma. Además, debemos llevarla por lo menos cada seis meses para revisión general y una valoración, tanto del ejemplar como de las instalaciones del terrario o acuaterrario.

¿NOS TRANSMITEN SALMONELLA?

Las tortugas tienen varias bacterias que pueden estar adheridas a su organismo o caparazón, debido a que son terrestres o reptiles y una de esas tan nombradas es la salmonelosis, que se transmite al ser humano, pero no todas la tienen, o no todas van a liberarla siempre, afirma.

“Definitivamente es una bacteria importante que se puede transmitir al humano y cuando tenemos una tortuga enferma o un mal ambiente, si su pecera o terrario está sucio, eso la lleva a presentar más riesgo de tener bacterias que pueda contagiar al humano, si no hay una higiene adecuada.

“Por ejemplo, si nosotros agarramos a una tortuga que esté enferma o en mal estado, no nos lavamos las manos y nos vamos a comer, seguro que nos vamos a enfermar de alguna cuestión bacteriana. Pero si la tortuga está sana, la agarro y después de manejarla me lavo las manos, no hay riesgo de algún contagio”, expresa.

¿ES NECESARIO BAÑARLAS?

“Como tal no es necesario realizar un baño con shampoo o algún producto similar, pero sí se puede llegar a limpiar la parte de su caparazón con agua y un cepillo dientes de cerdas blandas o con ayuda de una gasa, porque como viven en el agua a veces se les llegan a formar algas en la parte del caparazón y entonces hay que ayudar a limpiarlas.

¿HIBERNAN?

Las tortugas en hábitos naturales cuando baja la temperatura ambiental todo su metabolismo va a disminuir y por lo tanto van a entrar en un proceso de hibernación o brunación, durante el cual van a dejar de comer, de moverse y se van a enterrar o esconder, hasta que otra vez llegue ese ciclo en que hay más sol y aumenta la temperatura; entonces empiezan a salir, nuevamente se activan y vuelven a comer.

En cautiverio esto definitivamente no se tiene que realizar, porque muchas veces las tortugas que generan esta hibernación no tienen las capacidades nutricionales para poder salir adelante y fallecen en este proceso. Lo más recomendable es que las tengamos con una temperatura ambiental estable, constante todas las temporadas del año, para que no favorezcamos este proceso donde corre riesgo la vida del paciente, asegura.

¿PUEDEN CONVIVIR CON PERROS Y GATOS?

Destaca que sí se pueden tener en la misma casa siempre y cuando cada uno de ellos tenga su propio espacio y se respeten estos; definitivamente no se recomienda que tengan contacto directo o interacción tanto con un gato como con un perro, debido a que ellos normalmente son animales que cazan y las tortugas son presa. Una mordida de un perro o un rasguño de un gato pueden generar una lesión mayor e importante.

Cuando se habla de mascotas lo primero en lo que todos pensamos es, por supuesto, en perros y gatos, pero existen muchas personas que buscan algún animal de compañía original, pero es muy importante que antes de adquirir cualquier ejemplar exótico o no convencional, te informes de todos sus requerimientos en la parte ambiental, nutricional y los cuidados médicos.

Por eso en esta edición en que hablaremos de las tortugas, entrevistamos a José Miguel López Ramírez, médico veterinario zootecnista, especialista en medicina y cirugía de perros y gatos, y profesor de la materia de fauna silvestre en la licenciatura Medicina Veterinaria y Zootecnia en la UPAEP, quien nos explica todo lo que debemos saber antes de tener uno de estos lentos pero adorables animalitos.

Para empezar, explica que sí está permitida la posesión de tortugas en casa, siempre y cuando sean criadas en cautiverio y que no sean fauna mexicana; todas las nacidas en México o endémicas de nuestro país están prohibidas, por ejemplo, las casquito o las de caja, que normalmente se encuentran en Tabasco o Veracruz.

Agrega que las que sí podemos llegar a tener como mascota serían, por ejemplo, las de orejas rojas, cuyo nombre científico es Trachemys scripta elegans; también las desérticas o de espolones, que se llaman Centrochelys sulcata. Estas deben ser compradas en un establecimiento y deben tener un número de permiso de compra venta, número de pedimento y estar autorizadas por Semarnat (Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales) para su venta.

Comenta que entre estas especies existen tortugas tanto semiacuáticas como terrestres, y definitivamente tienen requerimientos totalmente diferentes. Las semiacuáticas necesitan contar con un espacio que es como una pecera, con filtración y un espacio óptimo; las terrestres requieren de un terrario, que involucra hábitos a nivel de tierra.

CARACTERÍSTICAS DE SUS HÁBITATS

Enfatiza que siempre debemos recordar que las tortugas son reptiles y se les llama ectotermos, lo cual significa que su temperatura depende de la del medio ambiente; por este motivo, al igual que cualquier tipo de reptil, necesitan una fuente de calor externa en su acuaterrario o terrario, para que tengan un metabolismo de forma adecuada.

Foto: Brgfx

En el caso de los acuaterrarios esta va directa en la parte del agua, como un termostato que mantenga una temperatura de 26 a 30°C, según la especie, y para el caso de las tortugas terrestres necesitamos una fuente de calor mediante un foco o una placa térmica, que mantenga igual la temperatura o mayor.

El espacio es algo muy importante: debe ser amplio, de cinco veces mayor al tamaño que tendrá nuestra tortuga de adulta. Si esta llegará a medir 20 centímetros, necesita un espacio mínimo de un metro de su terrario. En muchas ocasiones se venden las famosas riñoneras o tortugueras, que son muy pequeñas para ellas y que no cumplen con las necesidades de libertad de cada especie, agrega. En el caso de los acuaterrarios, deben tener por los menos un filtrado para que el agua esté constantemente limpia, además debe incluir una zona de humedad, del 80% del total y otra seca, del 20%.

Para las terrestres necesitamos una zona muchísimo más amplia de tierra o de un sustrato especial y una zona de humedad, que en este caso sería un bebedero o recipiente para que ella pueda llegar a tomar agua y mantener una humedad ambiental, la cual dependerá de la especie y va desde los 40 hasta los 80 grados de humedad ambiental.

Foto: Brgfx

NECESITAN TOMAR EL SOL

El especialista asegura que es muy importante que nuestras tortugas tengan exposición a los rayos solares, mínimo durante dos horas diarias, porque estos transmiten rayos UVV, que son muy importantes para la fijación del calcio a nivel de los huesos. A través de los vidrios estos rayos se filtran y no los recibe, por eso deben estar a una exposición de luz directa, no a través de la ventana; esto es debido a que tienen un gran exoesqueleto: su caparazón, que está formado de calcio.

Siempre que salgan a tomar el sol deben tener una opción a sombra, la cual les va a permitir determinar cuál es su zona óptima de temperatura preferida, que se abrevia POTZ, esto significa que pueden movilizarse a un lugar de menor temperatura cuando tengan mucho calor o se pueden mover a una de mayor calor cuando necesiten aumentar su temperatura corporal.

¿CON QUÉ SE ALIMENTAN?

Entre las semiacuáticas las más comunes que tenemos en casa son las de orejas rojas, estas cuando son juveniles, en vida silvestre, se alimentan principalmente de peces, de algunas ranas y algunos insectos; cuando van creciendo se van haciendo omnívoras; aparte de productos cárnicos, de animales vivos, se alimentan de algunos vegetales cuando ya son mayores. En cautiverio lo mejor es darles una alimentación a base de croquetas, que ya vienen balanceadas para que no tengan deficiencias nutricionales, dice.

Foto: Byrdyak

En cuanto a las tortugas terrestres, comenta que la mayoría son de hábitos vegetarianos; de estas la que más se comercializa es la de espolones, que se alimenta principalmente de vegetales. En casa necesitamos darle una ensalada de vegetales verdes por lo menos con cinco ingredientes. Que debemos ir rotando conforme se los damos en los días de la semana.

¿CUÁNTO TIEMPO VIVEN?

Precisamente las tortugas son famosas por ser de los animales más longevos que pueden existir en la Tierra, afirma que hay reportes de tortugas que han vivido hasta 200 años, aunque esas son diferentes a las que tenemos en cautiverio, que normalmente pueden llegar a vivir desde 40 o 50 hasta 90 años.

LAS ENFERMEDADES QUE SUFREN

Expone que la principal enfermedad que pueden llegar a presentar las tortugas en cautiverio son deficiencias nutricionales, por ejemplo, de calcio, cuando tienen una mala alimentación o una deficiencia en la exposición a los rayos solares, esta enfermedad se llama hiperparatiroidismo nutricional secundario; hace que el caparazón o sus huesos no tengan la suficiente cantidad de calcio y por lo tanto se generan múltiples fracturas.

Foto: Wirestoc

También se encuentra frecuentemente la deficiencia de vitamina A, esta lleva a las tortugas a presentar problemas oftalmológicos, que se les inflamen los ojos, que tengan problemas de neumonía o de mala absorción a nivel intestinal, esta se llama plefaroqueratoconjuntivitis secundaria a hipovitaminosis A.

¿CUÁNDO LLEVARLAS AL VETERINARIO?

Si notamos que deja de comer más de dos días, cuando su nado o su flotación sea de lado, cuando respira con la boca abierta o saca burbujas por la nariz o cuando notemos que no puede ver o abrir los párpados o si el caparazón está muy blando; todos esos son los signos de alerta roja y en estos casos definitivamente hay que llevarla de inmediato al médico veterinario, porque nos indican que nuestra amiguita está enferma. Además, debemos llevarla por lo menos cada seis meses para revisión general y una valoración, tanto del ejemplar como de las instalaciones del terrario o acuaterrario.

¿NOS TRANSMITEN SALMONELLA?

Las tortugas tienen varias bacterias que pueden estar adheridas a su organismo o caparazón, debido a que son terrestres o reptiles y una de esas tan nombradas es la salmonelosis, que se transmite al ser humano, pero no todas la tienen, o no todas van a liberarla siempre, afirma.

“Definitivamente es una bacteria importante que se puede transmitir al humano y cuando tenemos una tortuga enferma o un mal ambiente, si su pecera o terrario está sucio, eso la lleva a presentar más riesgo de tener bacterias que pueda contagiar al humano, si no hay una higiene adecuada.

“Por ejemplo, si nosotros agarramos a una tortuga que esté enferma o en mal estado, no nos lavamos las manos y nos vamos a comer, seguro que nos vamos a enfermar de alguna cuestión bacteriana. Pero si la tortuga está sana, la agarro y después de manejarla me lavo las manos, no hay riesgo de algún contagio”, expresa.

¿ES NECESARIO BAÑARLAS?

“Como tal no es necesario realizar un baño con shampoo o algún producto similar, pero sí se puede llegar a limpiar la parte de su caparazón con agua y un cepillo dientes de cerdas blandas o con ayuda de una gasa, porque como viven en el agua a veces se les llegan a formar algas en la parte del caparazón y entonces hay que ayudar a limpiarlas.

¿HIBERNAN?

Las tortugas en hábitos naturales cuando baja la temperatura ambiental todo su metabolismo va a disminuir y por lo tanto van a entrar en un proceso de hibernación o brunación, durante el cual van a dejar de comer, de moverse y se van a enterrar o esconder, hasta que otra vez llegue ese ciclo en que hay más sol y aumenta la temperatura; entonces empiezan a salir, nuevamente se activan y vuelven a comer.

En cautiverio esto definitivamente no se tiene que realizar, porque muchas veces las tortugas que generan esta hibernación no tienen las capacidades nutricionales para poder salir adelante y fallecen en este proceso. Lo más recomendable es que las tengamos con una temperatura ambiental estable, constante todas las temporadas del año, para que no favorezcamos este proceso donde corre riesgo la vida del paciente, asegura.

¿PUEDEN CONVIVIR CON PERROS Y GATOS?

Destaca que sí se pueden tener en la misma casa siempre y cuando cada uno de ellos tenga su propio espacio y se respeten estos; definitivamente no se recomienda que tengan contacto directo o interacción tanto con un gato como con un perro, debido a que ellos normalmente son animales que cazan y las tortugas son presa. Una mordida de un perro o un rasguño de un gato pueden generar una lesión mayor e importante.

Local

¡Es oficial! Despenalizan el aborto en Puebla entre jaloneos de manifestantes

La sesión que se encontraba programada para las 10 de la mañana tuvo que reprogramarse por el bloqueo de los accesos

Local

Feria de la Virgen del Carmen: Fecha, hora y zonas cerradas

Conoce todos los detalles sobre la festividad de Nuestra Señora del Carmen

Local

Alejandro Armenta sostiene su primer encuentro con Eduardo Rivera tras elecciones

Alejandro Armenta precisó que ya había tenido comunicación con sus adversarios, Eduardo Rivera y Fernando Morales, quienes reconocieron su derrota

Local

Congreso aprueba la Ley de Voluntad Anticipada, ¿De qué se trata?

Con la nueva ley se le permite a alguien desahuciado, suspender voluntariamente su tratamiento curativo, e inmediatamente iniciar uno para aliviar el sufrimiento

Local

Feria Plan de Becas 2024: Incorporadas BUAP ofrecen becas para quienes se quedaron fuera

Habrá becas para carreras de distintas áreas como sociales, humanidades, economía o de la salud

Gossip

NSQK en Puebla: Fans saturan sistema y reportan boletos agotados

La venta de boletos comenzó este 15 de julio y ha generado emoción en sus fans