/ domingo 5 de julio de 2020

Con todo y niños padres rompen confinamiento en medio de la cresta de contagios

Durante el recorrido que hizo El Sol de Puebla se pudo observar que también hay que llevaban a sus hijos sin careta y cubrebocas, pese a que también son susceptibles a contraer el virus

Por salud mental y necesidad, son algunos de los motivos por los que padres de familia salen a las calles acompañados de sus hijos en medio de la pandemia y -aunque la mayoría de ellos toman las medidas pertinentes- hay otros que le atribuyen a una “distracción” la falta de protección en los menores.

Pamela Flores, madre de una menor, asegura estar consciente de la situación que se vive en la entidad, pero también reconoce que, por salud mental y emocional, necesita salir con su hija al menos una vez a la semana, pues desde el inicio de la pandemia estuvieron en resguardo domiciliario por lo que, estar entre cuatro paredes durante largo tiempo, se ha convertido también en una situación inquietante.

“Salimos porque, por más que se juega en casa y hacemos diferentes actividades, llega un punto en el que ella necesita ver más cosas. Es hija única, no tiene hermanos ni primos con los que pueda jugar y tampoco es sano que ella esté tanto tiempo encerrada. Afortunadamente no ha presentado conductas agresivas o de ansiedad, pero, para evitar esto, al menos una vez a la semana salimos para que se distraiga”, comenta.

Asegura que cuando salen, solo lo hacen por una o dos horas y toman las medidas pertinentes como el uso de cubrebocas, caretas y gel antibacterial. Cuando regresan a casa asean zapatos, ropa y los productos que hayan comprado.

De manera paralela, durante el recorrido que hizo El Sol de Puebla se pudo observar que también hay algunos padres de familia que llevaban a sus hijos sin careta y cubrebocas, pese a que también son susceptibles a contraer el virus. Al cuestionarles el por qué no llevaban protección, algunos evitaron dar respuesta, otros se apresuraron a colocárselos y unos más dijeron que sí lo usan, pero justo ese día se les olvidó portarlo.

Durante el mismo ejercicio la señora Coinda comentó que no tiene con quién encargar a su pequeño, por lo que se ve obligada a salir con el menor para hacer sus actividades. Confesó que su hijo de dos años es muy inquieto y no se deja puesto el cubrebocas ni la careta y, aunque intentó colocárselo en ese momento, se pudo apreciar que por la naturaleza de los pequeños y al no estar acostumbrados a portar los accesorios, se muestran incómodos con estos.

Foto: Sandro Franco | El Sol de Puebla

“Cuando tenemos quién nos lo cuide, lo dejamos en casa; pero cuando no hay con quién, no podemos dejarlo. Nos han dicho muchas veces no salir de casa, pero la necesidad es grande y uno tiene que salir”, refirió.

Arely comenta que su hija Litzy, antes de la pandemia, se quedaba bajo el cuidado de su abuelita toda vez que tanto ella como su esposo tenían que salir a trabajar, pero, derivado de la pandemia cambiaron algunas situaciones dentro del hogar por lo que ahora Arely tiene que llevarse a su hija al trabajo. Aunque procura tomar las medidas necesarias para su pequeña, reconoce que siempre está latente la preocupación de contagiarse del virus.

“Mi esposo y yo tenemos que salir a trabajar, entonces, por necesidad tomamos esa decisión de que yo me la llevo al trabajo, siempre andamos las dos juntas. Aunque existe la preocupación, procuramos protegernos antes de salir y al regresar de casa”, compartió.

Foto: Bibiana Díaz | El Sol de Puebla

Por salud mental y necesidad, son algunos de los motivos por los que padres de familia salen a las calles acompañados de sus hijos en medio de la pandemia y -aunque la mayoría de ellos toman las medidas pertinentes- hay otros que le atribuyen a una “distracción” la falta de protección en los menores.

Pamela Flores, madre de una menor, asegura estar consciente de la situación que se vive en la entidad, pero también reconoce que, por salud mental y emocional, necesita salir con su hija al menos una vez a la semana, pues desde el inicio de la pandemia estuvieron en resguardo domiciliario por lo que, estar entre cuatro paredes durante largo tiempo, se ha convertido también en una situación inquietante.

“Salimos porque, por más que se juega en casa y hacemos diferentes actividades, llega un punto en el que ella necesita ver más cosas. Es hija única, no tiene hermanos ni primos con los que pueda jugar y tampoco es sano que ella esté tanto tiempo encerrada. Afortunadamente no ha presentado conductas agresivas o de ansiedad, pero, para evitar esto, al menos una vez a la semana salimos para que se distraiga”, comenta.

Asegura que cuando salen, solo lo hacen por una o dos horas y toman las medidas pertinentes como el uso de cubrebocas, caretas y gel antibacterial. Cuando regresan a casa asean zapatos, ropa y los productos que hayan comprado.

De manera paralela, durante el recorrido que hizo El Sol de Puebla se pudo observar que también hay algunos padres de familia que llevaban a sus hijos sin careta y cubrebocas, pese a que también son susceptibles a contraer el virus. Al cuestionarles el por qué no llevaban protección, algunos evitaron dar respuesta, otros se apresuraron a colocárselos y unos más dijeron que sí lo usan, pero justo ese día se les olvidó portarlo.

Durante el mismo ejercicio la señora Coinda comentó que no tiene con quién encargar a su pequeño, por lo que se ve obligada a salir con el menor para hacer sus actividades. Confesó que su hijo de dos años es muy inquieto y no se deja puesto el cubrebocas ni la careta y, aunque intentó colocárselo en ese momento, se pudo apreciar que por la naturaleza de los pequeños y al no estar acostumbrados a portar los accesorios, se muestran incómodos con estos.

Foto: Sandro Franco | El Sol de Puebla

“Cuando tenemos quién nos lo cuide, lo dejamos en casa; pero cuando no hay con quién, no podemos dejarlo. Nos han dicho muchas veces no salir de casa, pero la necesidad es grande y uno tiene que salir”, refirió.

Arely comenta que su hija Litzy, antes de la pandemia, se quedaba bajo el cuidado de su abuelita toda vez que tanto ella como su esposo tenían que salir a trabajar, pero, derivado de la pandemia cambiaron algunas situaciones dentro del hogar por lo que ahora Arely tiene que llevarse a su hija al trabajo. Aunque procura tomar las medidas necesarias para su pequeña, reconoce que siempre está latente la preocupación de contagiarse del virus.

“Mi esposo y yo tenemos que salir a trabajar, entonces, por necesidad tomamos esa decisión de que yo me la llevo al trabajo, siempre andamos las dos juntas. Aunque existe la preocupación, procuramos protegernos antes de salir y al regresar de casa”, compartió.

Foto: Bibiana Díaz | El Sol de Puebla

Policiaca

Mujeres se avientan de auto en movimiento, afirman que conductor de Didi cambió la ruta

Todo ocurrió sobre la lateral de la autopista México-Puebla, en el entronque de San Felipe Hueyotlipan

Local

Llaman a postergar apertura de iglesias en sitios con mayores contagios y muertes por Covid-19 

Para el resto de templos pide arquidiócesis a fieles seguir los protocolos de sanidad marcados

Estado

En alerta municipios de la Sierra Norte de Puebla ante intensa lluvia

Autoridades vigilan ríos y barrancas por rápido crecimiento debido a las precipitaciones

Sociedad

Muere alcaldesa de Moloacán, Veracruz por Covid-19

Sería la tercera edil veracruzana que pierde la vida por esta causa

Mundo

FMI condiciona ayuda millonaria a Líbano a cambio de reformas en cuentas públicas

"Este es el momento para que los políticos actúen de forma decisiva. Estamos listos para ayudar", dijo el Fondo Monetario Internacional

Local

Prevén complicado panorama turístico en San Pedro y San Andrés Cholula

Pese a reactivación económica será complicado alcanzar la cifra de visitantes respecto al año pasado, señalan autoridades

Mundo

Tiroteo deja un muerto y 20 heridos durante fiesta en Washington

Las autoridades indicaron que fueron al menos tres personas las que dispararon

Local

Realiza Protección Civil de San Pedro Cholula 67 traslados relacionados a Covid-19

La atención de estos pacientes se realiza conjuntamente con una empresa externa