/ miércoles 17 de marzo de 2021

Lucila Tam, una lucha por el consumo de productos saludables

En su búsqueda por llevar comida sana a los hogares funda el tianguis Tameme, que al cabo de 6 años, pasó de tener 20 expositores un día a la semana, a tener 100 expositores

“Comer orgánico puede costarte caro, pero comer convencional te puede costar la vida”, advierte Lucila Tam Contreras, quien a través de la comunidad que ha generado en el Encuentro Comercial Sustentable Tameme que ella fundó, ha concienciado a las personas en el consumo de productos saludables y ha fomentado prácticas sustentables que contribuyen a la preservación del medio ambiente.

“Siempre he amado la naturaleza y eso me llevó a estudiar la relación entre lo que comemos y nuestras emociones, que son causa de las principales enfermedades que existen en la actualidad. Ahora más que nunca, necesitamos pensar muy bien lo qué nos llevamos a la boca, qué tomamos o qué nos untamos en el cuerpo, porque de eso depende nuestra salud física y mental”, asegura.

A partir de los estudios que realizó se quedó sorprendida al saber que, a nivel mundial, la manera en la que estamos comiendo no solo afecta nuestra salud física también nos provoca problemas mentales y emocionales, y los más afectados son los niños y los adolescentes.

Se preocupó tanto que se propuso hacer algo para evitarlo, entonces se le ocurrió ofrecer alimentos que la gente pudiera consumir para dejar de fomentar este mal en la sociedad. Tomó cursos de cocina saludable y buscó quien le surtiera los insumos para preparar los alimentos.

“Conocí gente muy valiosa que cultiva alimentos sin pesticidas y con abonos naturales; y al comprar este tipo de alimentos para consumo, no solo se beneficia tu salud, también ayudas al productor a seguir cuidando el medio ambiente y apoyas su economía”, añade.

Entonces decidió poner un mercadito para ofrecer su comida y productos saludables; busco un lugar con mucha naturaleza y encontró el salón de fiestas Santa Anita, que está ubicado en la misma propiedad que el hotel MM.

Así nació el Encuentro Comercial Sustentable Tameme, mejor conocido como tianguis Tameme, que al cabo de 6 años, pasó de tener 20 expositores un día a la semana, a tener 100 expositores divididos en martes, jueves y sábados. Todos ellos ofreciendo productos saludables en diferentes categorías: orgánicos, naturales, agroecológicos, alternativos y artesanales; en su mayoría de productores locales que han acogido a otros productores de Veracruz, Morelos, Tlaxcala, Guerrero y Ciudad de México.

“A parte de mantener mi matrimonio por 29 años, mi mayor logro es ver que más de cien familias están siendo beneficiadas con este proyecto; también me siento satisfecha de poner un granito de arena para cuidar el medio ambiente y ayudar a que México tenga ciudadanos más conscientes y pensantes gracias a la alimentación libre de tóxicos que ofrecemos”, sentencia.

PRÁCTICAS SUSTENTABLES

Con este proyecto, Lucila ha fomentado la preservación del medio ambiente y además ha formado una comunidad de personas que no solo van a consumir, también se sumergen en toda una experiencia de compra a través prácticas sustentables como el reciclaje.

En el tianguis Tameme no se utiliza bolsas de plástico, los empaques y envases son reciclables y dependiendo del producto, puedes reutilizar el envase y llevarlo para que te lo vuelvan a rellenar.

“Reutilizamos conos de huevo, frascos (mermeladas, mieles, salsa), cestos y si quieres llevarte comida preparada de la que yo cocino, tienes que traer tus contenedores, inclusive tenemos productos de higiene personal que se venden a granel, como champú. También hay productos que te dan puntos, sellos o premios, si juntas cierta cantidad de frascos y los regresas te regalan algo, todos motivamos el reciclaje”, enfatiza.

“También tenemos un centro de acopio en el que recolectamos vidrio, lata, cartón, pet, tetra pak, aceite quemado y pilas usadas, se encuentra en el estacionamiento así que puedes venir cualquier día de la semana; frecuentemente hacemos Reciclatones en los que juntamos electrodomésticos, electrónicos y otros”, añade.

Además de la venta directa, el tianguis Tameme cuenta con una cafetería orgánica con una carta llena de alimentos saludables y se ofrecen cursos, talleres, clases y conferencias para crear consciencia, “esta es la nueva forma de vivir, de alimentarse y de hacer negocios”, dice.

UN LLAMADO DEL ALMA

Lucila es Psicóloga de profesión por la Universidad de las Américas Puebla, cuenta con una Maestría en Orientación Familiar por la Ibero, un curso de cocina Raw Vegan en el Instituto Suizo de Gastronomía y Hotelería, así como diplomados en manejo de emociones y otros.

Para lograr combinar su actividad empresarial con su vida personal Lucila ha contado con el apoyo de sus dos hijas y de su esposo José Antonio, quien la ayudó desde el inicio del tianguis Tameme y ahora administra la cafetería.

“Rodearte de personas en las que puedas depositar tu confianza es fundamental, yo soy muy afortunada porque tengo un equipo de trabajo que me apoya. Cuando algo te apasiona tanto sientes un llamado desde el alma. La vida me enseñó que tenía que incluirse en la ecuación y cuando lo hice empecé a ser muy feliz y me llegó prosperidad”, concluye.


“Comer orgánico puede costarte caro, pero comer convencional te puede costar la vida”, advierte Lucila Tam Contreras, quien a través de la comunidad que ha generado en el Encuentro Comercial Sustentable Tameme que ella fundó, ha concienciado a las personas en el consumo de productos saludables y ha fomentado prácticas sustentables que contribuyen a la preservación del medio ambiente.

“Siempre he amado la naturaleza y eso me llevó a estudiar la relación entre lo que comemos y nuestras emociones, que son causa de las principales enfermedades que existen en la actualidad. Ahora más que nunca, necesitamos pensar muy bien lo qué nos llevamos a la boca, qué tomamos o qué nos untamos en el cuerpo, porque de eso depende nuestra salud física y mental”, asegura.

A partir de los estudios que realizó se quedó sorprendida al saber que, a nivel mundial, la manera en la que estamos comiendo no solo afecta nuestra salud física también nos provoca problemas mentales y emocionales, y los más afectados son los niños y los adolescentes.

Se preocupó tanto que se propuso hacer algo para evitarlo, entonces se le ocurrió ofrecer alimentos que la gente pudiera consumir para dejar de fomentar este mal en la sociedad. Tomó cursos de cocina saludable y buscó quien le surtiera los insumos para preparar los alimentos.

“Conocí gente muy valiosa que cultiva alimentos sin pesticidas y con abonos naturales; y al comprar este tipo de alimentos para consumo, no solo se beneficia tu salud, también ayudas al productor a seguir cuidando el medio ambiente y apoyas su economía”, añade.

Entonces decidió poner un mercadito para ofrecer su comida y productos saludables; busco un lugar con mucha naturaleza y encontró el salón de fiestas Santa Anita, que está ubicado en la misma propiedad que el hotel MM.

Así nació el Encuentro Comercial Sustentable Tameme, mejor conocido como tianguis Tameme, que al cabo de 6 años, pasó de tener 20 expositores un día a la semana, a tener 100 expositores divididos en martes, jueves y sábados. Todos ellos ofreciendo productos saludables en diferentes categorías: orgánicos, naturales, agroecológicos, alternativos y artesanales; en su mayoría de productores locales que han acogido a otros productores de Veracruz, Morelos, Tlaxcala, Guerrero y Ciudad de México.

“A parte de mantener mi matrimonio por 29 años, mi mayor logro es ver que más de cien familias están siendo beneficiadas con este proyecto; también me siento satisfecha de poner un granito de arena para cuidar el medio ambiente y ayudar a que México tenga ciudadanos más conscientes y pensantes gracias a la alimentación libre de tóxicos que ofrecemos”, sentencia.

PRÁCTICAS SUSTENTABLES

Con este proyecto, Lucila ha fomentado la preservación del medio ambiente y además ha formado una comunidad de personas que no solo van a consumir, también se sumergen en toda una experiencia de compra a través prácticas sustentables como el reciclaje.

En el tianguis Tameme no se utiliza bolsas de plástico, los empaques y envases son reciclables y dependiendo del producto, puedes reutilizar el envase y llevarlo para que te lo vuelvan a rellenar.

“Reutilizamos conos de huevo, frascos (mermeladas, mieles, salsa), cestos y si quieres llevarte comida preparada de la que yo cocino, tienes que traer tus contenedores, inclusive tenemos productos de higiene personal que se venden a granel, como champú. También hay productos que te dan puntos, sellos o premios, si juntas cierta cantidad de frascos y los regresas te regalan algo, todos motivamos el reciclaje”, enfatiza.

“También tenemos un centro de acopio en el que recolectamos vidrio, lata, cartón, pet, tetra pak, aceite quemado y pilas usadas, se encuentra en el estacionamiento así que puedes venir cualquier día de la semana; frecuentemente hacemos Reciclatones en los que juntamos electrodomésticos, electrónicos y otros”, añade.

Además de la venta directa, el tianguis Tameme cuenta con una cafetería orgánica con una carta llena de alimentos saludables y se ofrecen cursos, talleres, clases y conferencias para crear consciencia, “esta es la nueva forma de vivir, de alimentarse y de hacer negocios”, dice.

UN LLAMADO DEL ALMA

Lucila es Psicóloga de profesión por la Universidad de las Américas Puebla, cuenta con una Maestría en Orientación Familiar por la Ibero, un curso de cocina Raw Vegan en el Instituto Suizo de Gastronomía y Hotelería, así como diplomados en manejo de emociones y otros.

Para lograr combinar su actividad empresarial con su vida personal Lucila ha contado con el apoyo de sus dos hijas y de su esposo José Antonio, quien la ayudó desde el inicio del tianguis Tameme y ahora administra la cafetería.

“Rodearte de personas en las que puedas depositar tu confianza es fundamental, yo soy muy afortunada porque tengo un equipo de trabajo que me apoya. Cuando algo te apasiona tanto sientes un llamado desde el alma. La vida me enseñó que tenía que incluirse en la ecuación y cuando lo hice empecé a ser muy feliz y me llegó prosperidad”, concluye.


Local

En sesión de Cabildo, ratifican a titulares de secretarías municipales

Los regidores también aprobaron por unanimidad tres licencias por tiempo indefinido

Local

Pide Felipe Calderón apertura del PAN a la ciudadanía rumbo a 2024

Calderón resaltó que ciudades importantes y de la zona metropolitana del país optaron por un cambio de gobierno en la pasada elección

Local

Edmundo Tlatehui rinde protesta y promete trabajar en los pendientes de San Andrés

El nuevo alcalde cholulteca afirma que el municipio se enfrenta a un panorama desolador

Local

Proyecto del Mercado Amalucan sigue en análisis, dice Eduardo Rivera

El alcalde poblano señaló que no será el mismo proyecto que se presentó en la administración de Claudia Rivera

Local

Prevén lluvias en Puebla causadas por el frente frío número 4

También se esperan bajas temperaturas y heladas de entre 5 a 0 grados centígrados en algunas zonas del estado

Turismo

Siete lugares para visitar en Los Fuertes de Puebla

Ya sea para hacer ejercicio, un picnic, visitar un museo o volar por los cielos de Puebla, aprovecha todo lo que esta zona natural ofrece

Tecnología

¿Adiós estados de WhatsApp? Esta es la innovación que viene

La empresa de mensajería también trabaja en una reestructuración de la sección de emojis, GIF´s y stikers

Estado

Camerino Montalvo denuncia falta de recursos en toma de protesta de Coxcatlán

El edil señaló que está trabajando en el análisis de la entrega-recepción y tiene 30 días para poder detectar cualquier irregularidad

Local

Pide Felipe Calderón apertura del PAN a la ciudadanía rumbo a 2024

Calderón resaltó que ciudades importantes y de la zona metropolitana del país optaron por un cambio de gobierno en la pasada elección