/ miércoles 6 de marzo de 2019

En Punto

Terminó el periodo de precampañas que en realidad solo fue utilizado por Morena y los partidos que seguramente volverán a ir de aliados con él en la próxima contienda por la gubernatura.

Morena, PT y PES, y en esta ocasión el Partido Verde, pusieron a competir a sus gallos.

Siete solicitaron el registro, pero solo tres fueron acreditados como precandidatos a la gubernatura: Nancy de la Sierra Arámburo, Luis Miguel Barbosa Huerta y Alejandro Armenta Mier.

Ayer concluyeron los actos públicos de los tres aspirantes en los que podían solicitar el respaldo de la militancia de esos institutos políticos.

Barbosa entró a esta fase como favorito y así acabó, lo que se desprende de las diferentes encuestas y sondeos de opinión que lo colocan como el puntero entre las preferencias de militantes y no militantes de Morena.

Habrá que esperar ahora que ese partido agote el proceso interno para definir a su candidato, lo que muy probablemente ocurra el viernes, dos días antes de la anunciada visita del presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, a tierras poblanas.

Lo que se preguntan algunos es qué pasará con los perdedores de la contienda interna, en caso de que sean de la Sierra y Armenta.

¿Romperán con Morena y, por lo tanto, con López Obrador?

Una abrumadora mayoría de pronósticos asienta que no será así, que se alienarán y seguirán sembrando para el futuro, pero dentro del partido que hoy manda en este país.

***

Donde no hubo precampañas y al menos hasta ayer por la noche no se había definido la identidad de los candidatos era en el PAN y en el PRI.

En el partido blanquiazul, como usted recordará, se pospuso la sesión de la Comisión Permanente Nacional para este miércoles, por lo que será hasta hoy por la noche cuando se sepa el nombre del abanderado que será encaminado a concretar una misión a todas luces imposible: ganarle a Morena para recuperar Casa Puebla después del fallecimiento de la pareja Moreno Valle-Alonso.

Los más que se sabía de este partido hasta ayer era que no necesariamente elegirá de la terna aprobada por la Comisión Permanente de Puebla, que incluye a Blanca Jiménez, Francisco Fraile y Guillermo Velázquez.

Los nacionales, con Marko Cortés a la cabeza, podían acabar palomeando a un cuarto personaje, donde se mostraba como primera interesada Ana Teresa Aranda Orozco.

***

En el partid tricolor también había expectación este martes.

Se sabe que los cuatro finalistas, léase Alberto Jiménez, Ricardo Urzúa, Enrique Doger y Lorenzo Rivera, sostuvieron dos reuniones en la sede nacional del CEN, una por la mañana desde muy temprano y otra después de la hora de la comida, pero no habían logrado ponerse de acuerdo sobre el nombre del candidato.

Los trascendidos ponían empatados en las preferencias de la presidenta nacional de ese partido, Claudia Ruiz Massieu, a Urzúa y Doger, en ese orden.

Se sabe también que existía la intención de formar una candidatura común con el PAN, y que el más interesado en promoverla era Ricardo Urzúa, aunque por la tarde ya se preveía improbable dada la negativa del blanquiazul a ir con un abanderado del PRI como candidato a gobernador.

Así cerraron las precampañas, sin candidato formal ni oficial en los partidos políticos más importantes del estado.

Terminó el periodo de precampañas que en realidad solo fue utilizado por Morena y los partidos que seguramente volverán a ir de aliados con él en la próxima contienda por la gubernatura.

Morena, PT y PES, y en esta ocasión el Partido Verde, pusieron a competir a sus gallos.

Siete solicitaron el registro, pero solo tres fueron acreditados como precandidatos a la gubernatura: Nancy de la Sierra Arámburo, Luis Miguel Barbosa Huerta y Alejandro Armenta Mier.

Ayer concluyeron los actos públicos de los tres aspirantes en los que podían solicitar el respaldo de la militancia de esos institutos políticos.

Barbosa entró a esta fase como favorito y así acabó, lo que se desprende de las diferentes encuestas y sondeos de opinión que lo colocan como el puntero entre las preferencias de militantes y no militantes de Morena.

Habrá que esperar ahora que ese partido agote el proceso interno para definir a su candidato, lo que muy probablemente ocurra el viernes, dos días antes de la anunciada visita del presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, a tierras poblanas.

Lo que se preguntan algunos es qué pasará con los perdedores de la contienda interna, en caso de que sean de la Sierra y Armenta.

¿Romperán con Morena y, por lo tanto, con López Obrador?

Una abrumadora mayoría de pronósticos asienta que no será así, que se alienarán y seguirán sembrando para el futuro, pero dentro del partido que hoy manda en este país.

***

Donde no hubo precampañas y al menos hasta ayer por la noche no se había definido la identidad de los candidatos era en el PAN y en el PRI.

En el partido blanquiazul, como usted recordará, se pospuso la sesión de la Comisión Permanente Nacional para este miércoles, por lo que será hasta hoy por la noche cuando se sepa el nombre del abanderado que será encaminado a concretar una misión a todas luces imposible: ganarle a Morena para recuperar Casa Puebla después del fallecimiento de la pareja Moreno Valle-Alonso.

Los más que se sabía de este partido hasta ayer era que no necesariamente elegirá de la terna aprobada por la Comisión Permanente de Puebla, que incluye a Blanca Jiménez, Francisco Fraile y Guillermo Velázquez.

Los nacionales, con Marko Cortés a la cabeza, podían acabar palomeando a un cuarto personaje, donde se mostraba como primera interesada Ana Teresa Aranda Orozco.

***

En el partid tricolor también había expectación este martes.

Se sabe que los cuatro finalistas, léase Alberto Jiménez, Ricardo Urzúa, Enrique Doger y Lorenzo Rivera, sostuvieron dos reuniones en la sede nacional del CEN, una por la mañana desde muy temprano y otra después de la hora de la comida, pero no habían logrado ponerse de acuerdo sobre el nombre del candidato.

Los trascendidos ponían empatados en las preferencias de la presidenta nacional de ese partido, Claudia Ruiz Massieu, a Urzúa y Doger, en ese orden.

Se sabe también que existía la intención de formar una candidatura común con el PAN, y que el más interesado en promoverla era Ricardo Urzúa, aunque por la tarde ya se preveía improbable dada la negativa del blanquiazul a ir con un abanderado del PRI como candidato a gobernador.

Así cerraron las precampañas, sin candidato formal ni oficial en los partidos políticos más importantes del estado.

lunes 19 de agosto de 2019

En Punto

viernes 16 de agosto de 2019

En Punto

jueves 15 de agosto de 2019

En Punto

miércoles 14 de agosto de 2019

En Punto

martes 13 de agosto de 2019

En Punto

lunes 12 de agosto de 2019

En Punto

domingo 11 de agosto de 2019

En Punto

viernes 09 de agosto de 2019

En Punto

jueves 08 de agosto de 2019

En Punto

miércoles 07 de agosto de 2019

En Punto

Cargar Más