/ lunes 13 de enero de 2020

En Punto

El viernes pasado las autoridades estatales por fin emprendieron un operativo de rastreo para retirar e impedir la circulación de varias decenas de taxis pirata que operan invariablemente en los tramos más concurridos del Periférico.

A muy temprana hora, el operativo sirvió para detener algunas unidades y ahuyentar a muchas otras de las que ofrecen el irregular e ilegal servicio de transporte público en una de las vialidades más importantes de Puebla y la zona conurbada.

Sin embargo, pese a las presumibles buenas intenciones de los autores de la “limpieza”, por la tarde de ese mismo día la actividad de los piratas retornó a la normalidad.

Transcurridas apenas unas horas después del operativo, los conductores volvieron con sus vehículos al Periférico y continuaron infringiendo la ley.

¿Requieren la Secretaría de Movilidad y Transporte, así como la de Seguridad Pública, realizar un operativo permanente, de siete días por semana, para impedir la circulación de esas unidades particulares?

Por supuesto que no, porque eso es imposible.

Los usuarios de los taxis pirata son quienes dan la solución al problema.

Esos taxis son un éxito porque en el Periférico no hay transporte público suficiente para satisfacer la demanda de las personas, reflexionan.

Y tienen razón.

El problema terminará entonces cuando el gobierno lleve transporte a esa vialidad.

A menos, claro, que alguno de los subordinados del gobernador Luis Miguel Barbosa no quiera regularizar esa situación por así convenir a sus intereses económicos.

Porque esa actividad, la de los taxis pirata, deja jugosas ganancias a aquellos que les permiten trabajar ahí sin ninguna consecuencia legal o administrativa.

***

La diputada local emanada de la coalición Juntos Haremos Historia, Nora Merino Escamilla, recuerda bien los compromisos sellados entre concesionarios del transporte público y representantes del gobierno del estado a cambio del incremento de 41 por ciento en el pasaje, que aumentó de 6 a 8.50 pesos.

“Hacemos un llamado respetuoso a los concesionarios, a todos los prestadores de servicio de transporte público a dar una respuesta eficiente al voto de confianza que les dio el gobernador al hacer este acuerdo, porque el primer paso se dio de allá para acá, el aumento al transporte es una realidad desde algunos meses y necesitamos que la redignificación de las unidades también sea una realidad”, expuso la diputada.

Para Nora Merino, las unidades de transporte deben presentar un cambio integral, no solo de pintura. El objetivo fue, recordó, incluir tecnología en materia de seguridad y dignificar las condiciones de los vehículos.

Tal como lo tiene presente la legisladora del PES lo tienen presente los usuarios del transporte público.

El gobierno del estado obsequió un jugoso incremento a cambio de mejorar el servicio.

Y queda menos de un mes.

***

Al secretario del Trabajo de la administración estatal, Abelardo Cuéllar Delgado, se le ha olvidado poner en marcha la aplicación móvil que él mismo prometió como herramienta de apoyo para el sector laboral del estado.

El funcionario dijo que en noviembre pasado estaría lista una plataforma digital a través de la cual los trabajadores de Puebla podrían expresar abusos de sus patrones o plantear dudas en materia laboral.

Ya acabó el año y no hay nada aún en la web.


El viernes pasado las autoridades estatales por fin emprendieron un operativo de rastreo para retirar e impedir la circulación de varias decenas de taxis pirata que operan invariablemente en los tramos más concurridos del Periférico.

A muy temprana hora, el operativo sirvió para detener algunas unidades y ahuyentar a muchas otras de las que ofrecen el irregular e ilegal servicio de transporte público en una de las vialidades más importantes de Puebla y la zona conurbada.

Sin embargo, pese a las presumibles buenas intenciones de los autores de la “limpieza”, por la tarde de ese mismo día la actividad de los piratas retornó a la normalidad.

Transcurridas apenas unas horas después del operativo, los conductores volvieron con sus vehículos al Periférico y continuaron infringiendo la ley.

¿Requieren la Secretaría de Movilidad y Transporte, así como la de Seguridad Pública, realizar un operativo permanente, de siete días por semana, para impedir la circulación de esas unidades particulares?

Por supuesto que no, porque eso es imposible.

Los usuarios de los taxis pirata son quienes dan la solución al problema.

Esos taxis son un éxito porque en el Periférico no hay transporte público suficiente para satisfacer la demanda de las personas, reflexionan.

Y tienen razón.

El problema terminará entonces cuando el gobierno lleve transporte a esa vialidad.

A menos, claro, que alguno de los subordinados del gobernador Luis Miguel Barbosa no quiera regularizar esa situación por así convenir a sus intereses económicos.

Porque esa actividad, la de los taxis pirata, deja jugosas ganancias a aquellos que les permiten trabajar ahí sin ninguna consecuencia legal o administrativa.

***

La diputada local emanada de la coalición Juntos Haremos Historia, Nora Merino Escamilla, recuerda bien los compromisos sellados entre concesionarios del transporte público y representantes del gobierno del estado a cambio del incremento de 41 por ciento en el pasaje, que aumentó de 6 a 8.50 pesos.

“Hacemos un llamado respetuoso a los concesionarios, a todos los prestadores de servicio de transporte público a dar una respuesta eficiente al voto de confianza que les dio el gobernador al hacer este acuerdo, porque el primer paso se dio de allá para acá, el aumento al transporte es una realidad desde algunos meses y necesitamos que la redignificación de las unidades también sea una realidad”, expuso la diputada.

Para Nora Merino, las unidades de transporte deben presentar un cambio integral, no solo de pintura. El objetivo fue, recordó, incluir tecnología en materia de seguridad y dignificar las condiciones de los vehículos.

Tal como lo tiene presente la legisladora del PES lo tienen presente los usuarios del transporte público.

El gobierno del estado obsequió un jugoso incremento a cambio de mejorar el servicio.

Y queda menos de un mes.

***

Al secretario del Trabajo de la administración estatal, Abelardo Cuéllar Delgado, se le ha olvidado poner en marcha la aplicación móvil que él mismo prometió como herramienta de apoyo para el sector laboral del estado.

El funcionario dijo que en noviembre pasado estaría lista una plataforma digital a través de la cual los trabajadores de Puebla podrían expresar abusos de sus patrones o plantear dudas en materia laboral.

Ya acabó el año y no hay nada aún en la web.


martes 07 de julio de 2020

En Punto

domingo 05 de julio de 2020

En Punto

viernes 03 de julio de 2020

En Punto

jueves 02 de julio de 2020

En Punto

miércoles 01 de julio de 2020

En Punto

martes 30 de junio de 2020

En Punto

lunes 29 de junio de 2020

En Punto

viernes 26 de junio de 2020

En Punto

jueves 25 de junio de 2020

En Punto

miércoles 24 de junio de 2020

En Punto

Cargar Más