/ lunes 21 de junio de 2021

En Punto

El viernes que en esta columna se repasaban las reuniones que había tenido el gobernador Miguel Barbosa Huerta con personajes de la política local, principalmente diputados electos, y se comentaban las que estaba por tener, con presidentes municipales electos también, no se había concretado aquella que se convirtió en la más mediática de todas, la que sostuvo con la dirigente estatal del PAN.

En punto de las 11:30 horas del viernes, Genoveva Huerta Villegas arribó a Casa Aguayo para atender la invitación que el propio mandatario le hizo para sostener una plática de cortesía en la sede del Poder Ejecutivo estatal.

La celebración del encuentro trascendió desde la noche del jueves en este diario, pero fue hasta pasado el mediodía del viernes que, a través de las redes sociales de Barbosa Huerta y de Huerta Villegas, se confirmó que los rivales políticos del pasado reciente se habían visto para conversar y chocar los puños en señal de respeto.

Genoveva Huerta, panista, fue antes de la contienda electoral la única política del estado que se comportó como una auténtica opositora al gobierno de Miguel Barbosa, emanado de Morena, lo que llevó a confrontaciones discursivas muy directas entre los dos personajes.

Por eso causó mucha expectativa la visita de la líder del Comité Directivo Estatal del blanquiazul a la oficina principal del gobernador.

“Invité a la presidenta del PAN a intercambiar opiniones sobre temas de interés estatal”, publicó, palabras más palabras menos, el gobernador.

“Estamos dispuestos a construir por el bien de nuestro estado”, expuso la dirigente en su cuenta de twitter.

Buenas intenciones de ambos.


***

Quien anda muy activo a partir de haberse alzado con el triunfo en las elecciones del 6 de junio es el presidente municipal electo de Puebla, Eduardo Rivera Pérez.

Después de sostener ya un par de reuniones con dirigentes de la iniciativa privada, encabezada por el Consejo Coordinador Empresarial, así como representantes de las instituciones que conforman el Consorcio Universitario, el futuro alcalde sostuvo un encuentro con el líder de la iglesia católica.

Rivera Pérez celebró una reunión con el arzobispo Víctor Sánchez Espinosa, y nada casual, en domingo, el día por excelencia de los sacerdotes católicos para oficiar misa.

El área de prensa del virtual edil dio a conocer que el panista le reiteró a Sánchez Espinosa su compromiso para que todos los sectores trabajen en conjunto en favor de la ciudad.

Además, que conversaron acerca de los nuevos tiempos que vienen para Puebla y sobre la labor que ya realiza para conformar un gobierno que garantice el bienestar de todos los poblanos.

En eso anda Rivera Pérez.

Un encuentro privado con el arzobispo, justo dos semanas después de ganar la contienda electoral, es un paso importante en la recomposición de las buenas relaciones de la iglesia con el poder local.


***

Qué raro, los partidos Morena y Fuerza por México han impugnado la elección de diputado federal en el distrito 11, donde Carolina Beauregard Martínez, de la alianza PAN, PRI y PRD se llevó el triunfo en las urnas.

De Fuerza por México se entiende, pues el recurso jurídico obedece a una estrategia nacional de los dirigentes de ese partido para tratar de recuperar votos que les salven de la pérdida del registro, pero, ¿Morena?

El partido presidencial sufrió una debacle electoral en ese distrito con el escándalo del diputado federal que buscaba la reelección en ese distrito, Saúl Huerta Corona.

Huerta Corona, como se sabe, aunque Morena pretenda olvidarlo, fue denunciado por abuso sexual en contra de un menor y en su contra han salido a relucir otros probables incidentes de similares características.

Por eso no se entiende que el partido de López Obrador esté inconforme con el merecido resultado: su derrota.

El viernes que en esta columna se repasaban las reuniones que había tenido el gobernador Miguel Barbosa Huerta con personajes de la política local, principalmente diputados electos, y se comentaban las que estaba por tener, con presidentes municipales electos también, no se había concretado aquella que se convirtió en la más mediática de todas, la que sostuvo con la dirigente estatal del PAN.

En punto de las 11:30 horas del viernes, Genoveva Huerta Villegas arribó a Casa Aguayo para atender la invitación que el propio mandatario le hizo para sostener una plática de cortesía en la sede del Poder Ejecutivo estatal.

La celebración del encuentro trascendió desde la noche del jueves en este diario, pero fue hasta pasado el mediodía del viernes que, a través de las redes sociales de Barbosa Huerta y de Huerta Villegas, se confirmó que los rivales políticos del pasado reciente se habían visto para conversar y chocar los puños en señal de respeto.

Genoveva Huerta, panista, fue antes de la contienda electoral la única política del estado que se comportó como una auténtica opositora al gobierno de Miguel Barbosa, emanado de Morena, lo que llevó a confrontaciones discursivas muy directas entre los dos personajes.

Por eso causó mucha expectativa la visita de la líder del Comité Directivo Estatal del blanquiazul a la oficina principal del gobernador.

“Invité a la presidenta del PAN a intercambiar opiniones sobre temas de interés estatal”, publicó, palabras más palabras menos, el gobernador.

“Estamos dispuestos a construir por el bien de nuestro estado”, expuso la dirigente en su cuenta de twitter.

Buenas intenciones de ambos.


***

Quien anda muy activo a partir de haberse alzado con el triunfo en las elecciones del 6 de junio es el presidente municipal electo de Puebla, Eduardo Rivera Pérez.

Después de sostener ya un par de reuniones con dirigentes de la iniciativa privada, encabezada por el Consejo Coordinador Empresarial, así como representantes de las instituciones que conforman el Consorcio Universitario, el futuro alcalde sostuvo un encuentro con el líder de la iglesia católica.

Rivera Pérez celebró una reunión con el arzobispo Víctor Sánchez Espinosa, y nada casual, en domingo, el día por excelencia de los sacerdotes católicos para oficiar misa.

El área de prensa del virtual edil dio a conocer que el panista le reiteró a Sánchez Espinosa su compromiso para que todos los sectores trabajen en conjunto en favor de la ciudad.

Además, que conversaron acerca de los nuevos tiempos que vienen para Puebla y sobre la labor que ya realiza para conformar un gobierno que garantice el bienestar de todos los poblanos.

En eso anda Rivera Pérez.

Un encuentro privado con el arzobispo, justo dos semanas después de ganar la contienda electoral, es un paso importante en la recomposición de las buenas relaciones de la iglesia con el poder local.


***

Qué raro, los partidos Morena y Fuerza por México han impugnado la elección de diputado federal en el distrito 11, donde Carolina Beauregard Martínez, de la alianza PAN, PRI y PRD se llevó el triunfo en las urnas.

De Fuerza por México se entiende, pues el recurso jurídico obedece a una estrategia nacional de los dirigentes de ese partido para tratar de recuperar votos que les salven de la pérdida del registro, pero, ¿Morena?

El partido presidencial sufrió una debacle electoral en ese distrito con el escándalo del diputado federal que buscaba la reelección en ese distrito, Saúl Huerta Corona.

Huerta Corona, como se sabe, aunque Morena pretenda olvidarlo, fue denunciado por abuso sexual en contra de un menor y en su contra han salido a relucir otros probables incidentes de similares características.

Por eso no se entiende que el partido de López Obrador esté inconforme con el merecido resultado: su derrota.

ÚLTIMASCOLUMNAS
viernes 30 de julio de 2021

En Punto

En Punto

jueves 29 de julio de 2021

En Punto

En Punto

miércoles 28 de julio de 2021

En Punto

En Punto

martes 27 de julio de 2021

En Punto

En Punto

lunes 26 de julio de 2021

En Punto

En Punto

viernes 23 de julio de 2021

En Punto

En Punto

jueves 22 de julio de 2021

En Punto

En Punto

miércoles 21 de julio de 2021

En Punto

En Punto

martes 20 de julio de 2021

En Punto

En Punto

lunes 19 de julio de 2021

En Punto

En Punto

Cargar Más