/ lunes 20 de julio de 2020

Trabajar en la narración

Ahora que los estudiantes están en casa y que es posible que se prolongue el regreso a la escuela físicamente, se continuarán recibiendo las clases en línea por medio de la computadora, el celular o la tablet´s, es recomendable trabajar en la narración.

Cuando se menciona el término narración es frecuente, que se le asocie con un relato o historia que es posible hojear y hacer anotaciones; pero para narrar no siempre es necesario tener un soporte de papel en el que las frases y oraciones se registran.

El texto tiene diferentes formas de expresión y algunas de sus tendencias de desarrollo se han orientado hacia el relato por medio del uso de imágenes y más recientemente hacia la incorporación de documentos virtuales.

De acuerdo con estas tendencias de desarrollo del texto, se tiene narraciones que emplean como lenguaje a las imágenes en secuencia y aquellas que se valen de documentos electrónicos. En ambos casos el relato ha podido tomar distancia del papel.

Un caso del relato por la vía de las imágenes es el cine. Se considera al cine como un relato que nos acerca a los impulsos esenciales del ser humano. Esta condición de relato o narración audiovisual, puede hacerse extensiva al video también.

En el caso de los relatos escritos con formato electrónico se tienen diferentes modalidades, por ejemplo: el correo electrónico, las publicaciones en línea como los libros, revistas y periódicos digitales.

De estos relatos escritos en modalidad electrónica, se tiene que pueden ser percibidos en un monitor o pantalla lo cual podría crear una condición confusa, es decir, son conductores de una narración escrita o de una narración audio visual.

Se hace necesario recuperar el caso del video pues con el desarrollo y evolución vertiginosos que ha tenido, merece mención aparte.

Este medio ha evolucionado bajo diferentes modalidades, formatos y soportes como el viejo video con soporte de grabación en videocasete; o el video digital, con sus modalidades simple e interactiva y con soporte de grabación en disco con formato DVD o MP3; o con grabaciones en dispositivos de memoria electrónica, como el IPOD; el MP4, los accesorios USB y el teléfono celular.

El avance de este recurso para la grabación de imágenes se ha dado gracias a su combinación con las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, lo que le coloca en una condición extraordinaria; por cuanto a incorporar la narración de hechos cotidianos y las posibilidades de comunicación y difusión de los mismos en tiempo real o muy reducidos.

Estas nuevas características del video imponen a la narración que proviene de él un mayor significado.

Esto se considera por la espontaneidad que puede darse para la grabación de historias y por la falta de formalidad, ya que es posible la recuperación de la cotidianeidad en condiciones naturales o casi naturales; es decir como suceden las situaciones de la vida cotidianamente; sin ser ensayadas o prefabricadas.

De estos nuevos tipos de videos se tiene también que pueden ser incorporados a un documento electrónico, permitiendo a la narración formas de expresión en las que el lenguaje escrito y audiovisual se relaciona entre sí para cumplir con su función comunicativa.

Para este caso, se puede adelantar también que se conjugan narración literaria con narración audiovisual.

En este punto es adecuado establecer que la narración es una buena propuesta para trabaja en casa y apoyarse con el asesoramiento de los maestros de la escuela que estarán en línea para continuar las clases.

*Doctor en Educación.

Ahora que los estudiantes están en casa y que es posible que se prolongue el regreso a la escuela físicamente, se continuarán recibiendo las clases en línea por medio de la computadora, el celular o la tablet´s, es recomendable trabajar en la narración.

Cuando se menciona el término narración es frecuente, que se le asocie con un relato o historia que es posible hojear y hacer anotaciones; pero para narrar no siempre es necesario tener un soporte de papel en el que las frases y oraciones se registran.

El texto tiene diferentes formas de expresión y algunas de sus tendencias de desarrollo se han orientado hacia el relato por medio del uso de imágenes y más recientemente hacia la incorporación de documentos virtuales.

De acuerdo con estas tendencias de desarrollo del texto, se tiene narraciones que emplean como lenguaje a las imágenes en secuencia y aquellas que se valen de documentos electrónicos. En ambos casos el relato ha podido tomar distancia del papel.

Un caso del relato por la vía de las imágenes es el cine. Se considera al cine como un relato que nos acerca a los impulsos esenciales del ser humano. Esta condición de relato o narración audiovisual, puede hacerse extensiva al video también.

En el caso de los relatos escritos con formato electrónico se tienen diferentes modalidades, por ejemplo: el correo electrónico, las publicaciones en línea como los libros, revistas y periódicos digitales.

De estos relatos escritos en modalidad electrónica, se tiene que pueden ser percibidos en un monitor o pantalla lo cual podría crear una condición confusa, es decir, son conductores de una narración escrita o de una narración audio visual.

Se hace necesario recuperar el caso del video pues con el desarrollo y evolución vertiginosos que ha tenido, merece mención aparte.

Este medio ha evolucionado bajo diferentes modalidades, formatos y soportes como el viejo video con soporte de grabación en videocasete; o el video digital, con sus modalidades simple e interactiva y con soporte de grabación en disco con formato DVD o MP3; o con grabaciones en dispositivos de memoria electrónica, como el IPOD; el MP4, los accesorios USB y el teléfono celular.

El avance de este recurso para la grabación de imágenes se ha dado gracias a su combinación con las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, lo que le coloca en una condición extraordinaria; por cuanto a incorporar la narración de hechos cotidianos y las posibilidades de comunicación y difusión de los mismos en tiempo real o muy reducidos.

Estas nuevas características del video imponen a la narración que proviene de él un mayor significado.

Esto se considera por la espontaneidad que puede darse para la grabación de historias y por la falta de formalidad, ya que es posible la recuperación de la cotidianeidad en condiciones naturales o casi naturales; es decir como suceden las situaciones de la vida cotidianamente; sin ser ensayadas o prefabricadas.

De estos nuevos tipos de videos se tiene también que pueden ser incorporados a un documento electrónico, permitiendo a la narración formas de expresión en las que el lenguaje escrito y audiovisual se relaciona entre sí para cumplir con su función comunicativa.

Para este caso, se puede adelantar también que se conjugan narración literaria con narración audiovisual.

En este punto es adecuado establecer que la narración es una buena propuesta para trabaja en casa y apoyarse con el asesoramiento de los maestros de la escuela que estarán en línea para continuar las clases.

*Doctor en Educación.

ÚLTIMASCOLUMNAS
lunes 02 de noviembre de 2020

El bachillerato desde casa

Actualmente los estudiantes de los bachilleratos están tomando sus clases desde sus casas por medio de la televisión, que se transmiten diario las diversas materias y presentan sus tareas - trabajos a sus profesores por medio de las redes sociales. El bachillerato surgió como estudios preparatorios para ingresar a las Escuelas de Altos Estudios; se iniciaron con la creación de la Escuela Nacional Preparatoria en la segunda mitad del siglo XIX, el día 3 de febrero de 1868, y posteriormente durante la época cardenista se crearon los estudios prevocacionales del Instituto Politécnico Nacional. Prácticamente un siglo después ante la polarización social y económica en México y el crecimiento de la demanda educativa se crearon el Colegio de Ciencias y Humanidades, el Colegio de Bachilleres y el Conalep, cada uno con proyectos educativos distintos. En consecuencia y ante la insuficiencia del gobierno para atender a esa demanda así como a falta de un proyecto nacional en la educación media superior, se gestó una gran diversidad en los estudios de bachillerato, con desarrollo desiguales en calidad y hasta en duración de los estudios al tiempo que se le dejó en un serio abandono presupuestal. En ese tenor, el problema no está en la diversidad como riqueza, sino en lo que se espera que sea un bachiller que se incorporara a los estudios de licenciatura y a la sociedad. Es decir, en la actualidad el bachillerato, visto de una manera sencilla, es un nivel educativo en el que habría de consolidarse la educación básica e iniciar la superior y debiera, al mismo tiempo, permitir a sus egresados un adecuado desempeño social, cultural y ciudadano, ya que para un elevado porcentaje de la población en edad de estudiar representa la última oportunidad de escolaridad. Además de la dispersión del nivel educativo, el cual tiene más de 25 subsistemas de distintas dimensiones, estructuras y formas de organización; en consecuencia, se han contabilizado más de 200 planes de estudios inconexos entre ellos. La educación media superior, todavía reconoce momentos críticos en cuanto a cobertura y calidad. Ingresan a los bachilleratos el 55 % de la población estudiantil que proviene de las escuelas secundarias. Se hacen esfuerzos para que mayor número de estudiantes ingresen en este nivel educativo. El bachillerato es el que posee la mayor deserción escolar y quien registra la menor eficiencia terminal y el abandono escolar se debe a factores económicos y a falta de interés por este ciclo educativo, la desmotivación académica y de orientación profesional. En un contexto más allá de nuestro país, a nivel mundial se han impulsado propuestas de cambio en materia educativa, algunas de las cuales han sido incorporadas por los bachilleratos con contenido de programas y proyectos. Algunas de las consideraciones más relevantes de esas propuestas de cambio son, por la situación actual que se está viviendo de la pandemia, diseñar nuevos escenarios sociales de información y de conocimiento que son elementos determinantes para el crecimiento y la transformación. Lo que la sociedad demanda de los bachilleratos no es transmitir gran cantidad de información, sino mejorar la calidad de los mismos; vista como la capacidad de entenderla, procesarla, seleccionarla, organizarla y transformarla en conocimientos. Doctor en Educación.

Abel Ayala Guerrero

lunes 07 de septiembre de 2020

Innovación educativa

Abel Ayala Guerrero

Cargar Más