/ lunes 5 de abril de 2021

¿Cuánto tiempo usas los dispositivos móviles? Podrías necesitar lentes

Debido a que hoy utilizamos mucho más tiempo nuestro celular o computadora los médicos especialistas reciben hasta un 80% más de pacientes

A raíz del encierro por la pandemia de Covid-19, la mayoría hemos aumentado considerablemente el uso de todos nuestros dispositivos electrónicos, tanto celulares como computadoras y tabletas, lo que a su vez ha ocasionado que se eleve el número de problemas como resequedad del ojo y fatiga visual.

Para conocer más acerca de si esto ha traído consigo un aumento en las consultas al oftalmólogo, entrevistamos a dos profesionales de esta rama de la medicina, quienes confirman que muchas más personas acuden para una revisión de los ojos; incluso los mismos pacientes comentan que quizá necesiten utilizar lentes. Además, ha crecido la detección a una edad más temprana de enfermedades de la vista con efecto refractivo.

A este respecto Ana Lilia Bermúdez, quien es especialista en patología y trabaja en un consultorio oftalmológico, indica que a raíz de la pandemia se ha visto que los pacientes refieren resequedad, sensación de cuerpo extraño y lagrimeo en los ojos, porque ahora están aproximadamente entre 8 y 10 horas frente a la computadora, por lo que requieren la aplicación de gotas.

UN AUMENTO CONSIDERABLE EN EL NÚMERO DE PACIENTES

Bermúdez asegura que se ha visto un aumento de un 80% aproximadamente ya que, por ejemplo, si antes llegaban al consultorio cuatro pacientes a la semana, quizá ahora van entre 15 y 16 en el mismo periodo con esta sintomatología. Habla de que se atiende sobre todo a niños en etapa escolar, entre 6 y 15 años, que refieren no ver bien.

Además, expone, hoy se detectan los casos de miopía a edades más tempranas, probablemente debido a que los niños están en casa y los papás se percatan de que se acercan a la pantalla o al cuaderno, ya que no es lo mismo estar al pendiente de tres o cuatro pequeños que con un grupo de cuarenta, como es el caso de los maestros.

Agrega que en adultos también se ha visto mayor incidencia, sobre todo de resequedad, porque ya muchos tienen diagnóstico de algún efecto refractivo (como miopía o astigmatismo), y esto les pasa porque están pegados a la pantalla y no parpadean. Explica que el ojo tiene que parpadear aproximadamente 40 veces en un minuto y lo estamos haciendo cada ocho segundos, cuando debería de ser cada tres o cuatro.

Foto: Cortesía Pressfoto

SÍNDROME VISUAL INFORMÁTICO

Por su parte María Isabel Lorencez Villa, médica especialista en oftalmología con alta especialidad en órbita oculoplástica y vías lagrimales, que actualmente atiende en su propio consultorio y en el Instituto Oftalmológico Novavisión, afirma que han aumentado en gran medida los pacientes que dicen tener "urgencias" como: “me arden los ojos, se me irritan porque estoy en la computadora”.

Lorencez expone que las personas antes iban porque ya usaban lentes, para cambio de graduación o ajuste, hoy van nuevos pacientes, que nunca los habían usado y quieren saber si los necesitan, porque aseguran ver borroso. Además, indica que el uso excesivo de dispositivos ocasiona que, por ejemplo quienes tienen astigmatismo diagnosticado, vean doble o encimado, por la resequedad y el cansancio.

Isabel añade que este grupo de síntomas, relacionados con el uso de dispositivos, se ha descrito en España como “síndrome visual informático”: ojo irritado, sensación de ojo seco, ardor y dolor, incluso sentir que “punzan”. Relata también que en muchos casos se ha presentado fatiga ocular, una enfermedad frecuente que se produce cuando los ojos se cansan debido al uso intenso que les damos.

De acuerdo con un artículo de oftalmología clínica acerca de la relación que guarda la enfermedad del ojo seco con el tiempo de exposición a la computadora, hecho con 108 personas de edades entre 18 y 45 años con síndrome visual informático y publicado en Dovepress, revista de acceso abierto a la investigación científica y médica, el tiempo promedio de exposición a la computadora se correlacionó positivamente con el desarrollo del mencionado padecimiento, esto quiere decir que efectivamente la ocasiona. A mayor tiempo de exposición, mayores son las molestias.

Foto: Cortesía Pexels

Cabe mencionar que este estudio fue publicado el 8 de diciembre de 2020 y realizado por profesionales de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), del Hospital Universitario “José E. González, Departamento de Oftalmología, en Monterrey; el Centro de Investigaciones Biomédicas del Este y el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en Metepec, Puebla.

CÓMO EVITAR ESTOS PROBLEMAS

Debido a que hoy permanecemos mucho más tiempo ante las pantallas de nuestros dispositivos electrónicos y enfocamos durante muchas horas a una misma distancia, evitamos que nuestros ojos, que tienen músculos, se ejerciten, afirma María Isabel Lorencez, especialista en oftalmología, quien ante esto recomienda seguir la regla 20-20-20: descansar 20 segundos, cada 20 minutos y tener la pantalla a una distancia de 20 pies (6 metros).

Enfatiza que debemos ejercitar los ojos, porque si vemos todo el tiempo a la misma distancia, es como cuando tenemos los brazos o piernas por horas en la misma posición: nos duelen, se nos entumen; con los ojos pasa igual y si no se mueven para enfocar a diferentes distancias, se hacen perezosos si no realizan esa acomodación.

“De repente hay que enfocar algo que esté más lejos para que el músculo se mueva, porque esto de ver constantemente lo que tienes cerca (la pantalla del celular o computadora) hace que te miopices; los niños que usan mucho la computadora a temprana edad pueden sufrir esta miopización.

En estos casos puede avanzar más rápido su miopía y aumentar la graduación o puede desarrollarse más tempranamente, por la falta de acomodación. Una de las cosas que evita que el niño se miopice es que esté por lo menos 2 o 3 horas diarias en actividades al aire libre, porque ahí enfoca a distancias mayores y ejercita el ojo”.

Para cuidar la vista, Lorencez aconseja usar anteojos con un filtro antirreflejante, que se puede poner incluso a los lentes neutros (sin graduación), si es que no tienes ninguna enfermedad de la vista; este tratamiento en los anteojos te protege de la luz azul de las pantallas, que es muy similar a la del sol.

Cuando estamos expuestos demasiado tiempo a ella durante la noche ocasiona que nuestro organismo no segregue melatonina, una hormona que ayuda al cuerpo humano a identificar cuándo es el momento de dormir; entonces nos cuesta más trabajo conciliar el sueño, quieres estar despierto, “engañas” a tu cerebro y no descansas.

Dice también que no debemos ocupar nuestra computadora o celular en un espacio obscuro, debemos tener encendida la luz de la habitación y además tener cuidado de que no nos dé directo en la pantalla el reflejo de algún foco, para no forzar la vista; igualmente, el monitor debe tener buena luz, pero que no sea mayor a la de tu entorno.

En adición a esto, recomienda utilizar gotitas lubricantes en los ojos, de lágrimas artificiales, que no contengan ningún ingrediente indicado para el ojo rojo: nafasolina, solutina, que son vasoconstrictores.

A raíz del encierro por la pandemia de Covid-19, la mayoría hemos aumentado considerablemente el uso de todos nuestros dispositivos electrónicos, tanto celulares como computadoras y tabletas, lo que a su vez ha ocasionado que se eleve el número de problemas como resequedad del ojo y fatiga visual.

Para conocer más acerca de si esto ha traído consigo un aumento en las consultas al oftalmólogo, entrevistamos a dos profesionales de esta rama de la medicina, quienes confirman que muchas más personas acuden para una revisión de los ojos; incluso los mismos pacientes comentan que quizá necesiten utilizar lentes. Además, ha crecido la detección a una edad más temprana de enfermedades de la vista con efecto refractivo.

A este respecto Ana Lilia Bermúdez, quien es especialista en patología y trabaja en un consultorio oftalmológico, indica que a raíz de la pandemia se ha visto que los pacientes refieren resequedad, sensación de cuerpo extraño y lagrimeo en los ojos, porque ahora están aproximadamente entre 8 y 10 horas frente a la computadora, por lo que requieren la aplicación de gotas.

UN AUMENTO CONSIDERABLE EN EL NÚMERO DE PACIENTES

Bermúdez asegura que se ha visto un aumento de un 80% aproximadamente ya que, por ejemplo, si antes llegaban al consultorio cuatro pacientes a la semana, quizá ahora van entre 15 y 16 en el mismo periodo con esta sintomatología. Habla de que se atiende sobre todo a niños en etapa escolar, entre 6 y 15 años, que refieren no ver bien.

Además, expone, hoy se detectan los casos de miopía a edades más tempranas, probablemente debido a que los niños están en casa y los papás se percatan de que se acercan a la pantalla o al cuaderno, ya que no es lo mismo estar al pendiente de tres o cuatro pequeños que con un grupo de cuarenta, como es el caso de los maestros.

Agrega que en adultos también se ha visto mayor incidencia, sobre todo de resequedad, porque ya muchos tienen diagnóstico de algún efecto refractivo (como miopía o astigmatismo), y esto les pasa porque están pegados a la pantalla y no parpadean. Explica que el ojo tiene que parpadear aproximadamente 40 veces en un minuto y lo estamos haciendo cada ocho segundos, cuando debería de ser cada tres o cuatro.

Foto: Cortesía Pressfoto

SÍNDROME VISUAL INFORMÁTICO

Por su parte María Isabel Lorencez Villa, médica especialista en oftalmología con alta especialidad en órbita oculoplástica y vías lagrimales, que actualmente atiende en su propio consultorio y en el Instituto Oftalmológico Novavisión, afirma que han aumentado en gran medida los pacientes que dicen tener "urgencias" como: “me arden los ojos, se me irritan porque estoy en la computadora”.

Lorencez expone que las personas antes iban porque ya usaban lentes, para cambio de graduación o ajuste, hoy van nuevos pacientes, que nunca los habían usado y quieren saber si los necesitan, porque aseguran ver borroso. Además, indica que el uso excesivo de dispositivos ocasiona que, por ejemplo quienes tienen astigmatismo diagnosticado, vean doble o encimado, por la resequedad y el cansancio.

Isabel añade que este grupo de síntomas, relacionados con el uso de dispositivos, se ha descrito en España como “síndrome visual informático”: ojo irritado, sensación de ojo seco, ardor y dolor, incluso sentir que “punzan”. Relata también que en muchos casos se ha presentado fatiga ocular, una enfermedad frecuente que se produce cuando los ojos se cansan debido al uso intenso que les damos.

De acuerdo con un artículo de oftalmología clínica acerca de la relación que guarda la enfermedad del ojo seco con el tiempo de exposición a la computadora, hecho con 108 personas de edades entre 18 y 45 años con síndrome visual informático y publicado en Dovepress, revista de acceso abierto a la investigación científica y médica, el tiempo promedio de exposición a la computadora se correlacionó positivamente con el desarrollo del mencionado padecimiento, esto quiere decir que efectivamente la ocasiona. A mayor tiempo de exposición, mayores son las molestias.

Foto: Cortesía Pexels

Cabe mencionar que este estudio fue publicado el 8 de diciembre de 2020 y realizado por profesionales de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), del Hospital Universitario “José E. González, Departamento de Oftalmología, en Monterrey; el Centro de Investigaciones Biomédicas del Este y el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en Metepec, Puebla.

CÓMO EVITAR ESTOS PROBLEMAS

Debido a que hoy permanecemos mucho más tiempo ante las pantallas de nuestros dispositivos electrónicos y enfocamos durante muchas horas a una misma distancia, evitamos que nuestros ojos, que tienen músculos, se ejerciten, afirma María Isabel Lorencez, especialista en oftalmología, quien ante esto recomienda seguir la regla 20-20-20: descansar 20 segundos, cada 20 minutos y tener la pantalla a una distancia de 20 pies (6 metros).

Enfatiza que debemos ejercitar los ojos, porque si vemos todo el tiempo a la misma distancia, es como cuando tenemos los brazos o piernas por horas en la misma posición: nos duelen, se nos entumen; con los ojos pasa igual y si no se mueven para enfocar a diferentes distancias, se hacen perezosos si no realizan esa acomodación.

“De repente hay que enfocar algo que esté más lejos para que el músculo se mueva, porque esto de ver constantemente lo que tienes cerca (la pantalla del celular o computadora) hace que te miopices; los niños que usan mucho la computadora a temprana edad pueden sufrir esta miopización.

En estos casos puede avanzar más rápido su miopía y aumentar la graduación o puede desarrollarse más tempranamente, por la falta de acomodación. Una de las cosas que evita que el niño se miopice es que esté por lo menos 2 o 3 horas diarias en actividades al aire libre, porque ahí enfoca a distancias mayores y ejercita el ojo”.

Para cuidar la vista, Lorencez aconseja usar anteojos con un filtro antirreflejante, que se puede poner incluso a los lentes neutros (sin graduación), si es que no tienes ninguna enfermedad de la vista; este tratamiento en los anteojos te protege de la luz azul de las pantallas, que es muy similar a la del sol.

Cuando estamos expuestos demasiado tiempo a ella durante la noche ocasiona que nuestro organismo no segregue melatonina, una hormona que ayuda al cuerpo humano a identificar cuándo es el momento de dormir; entonces nos cuesta más trabajo conciliar el sueño, quieres estar despierto, “engañas” a tu cerebro y no descansas.

Dice también que no debemos ocupar nuestra computadora o celular en un espacio obscuro, debemos tener encendida la luz de la habitación y además tener cuidado de que no nos dé directo en la pantalla el reflejo de algún foco, para no forzar la vista; igualmente, el monitor debe tener buena luz, pero que no sea mayor a la de tu entorno.

En adición a esto, recomienda utilizar gotitas lubricantes en los ojos, de lágrimas artificiales, que no contengan ningún ingrediente indicado para el ojo rojo: nafasolina, solutina, que son vasoconstrictores.

Policiaca

Por esquivar un auto, ciclista arrolla y mata a niño de 7 años en Juan C. Bonilla

Al subirse a la banqueta con su bicicleta hirió al menor quien fue llevado al hospital sin éxito alguno

Local

Surge nueva fractura en área de mega socavón de Santa María Zacatepec

Esto se debe al agrandamiento del perímetro del hundimiento registrado este fin de semana.

Estado

Se imponen morenistas en Atlixco

“Este triunfo es la muestra más clara del arraigo y de la identificación de los verdaderos militantes de la izquierda”, señalan

Local

Inundaciones y deslaves, los daños en Sierra Norte y Mixteca por fuertes lluvias

En Xicotepec un deslave dejó incomunicadas dos poblaciones por al menos seis horas y en Huaquechula hubo inundación de viviendas

Justicia

Zaldívar presenta consulta sobre extensión de su mandato en la SCJN

El presidente de la SCJN anunció que se activó el proceso para que el pleno del organismo se pronuncie sobre la reforma que extiende dos años su periodo

Local

Arranca Karina Pérez programa dirigido a las mujeres

Buscan empoderar a las féminas sanandreseñas que han pospuesto su preparación académica

Local

Torrencial lluvia inunda casas y daña vialidades en San Pedro Cholula

Las precipitaciones causaron el desbordamiento del canal del río Rabanillo