/ jueves 11 de junio de 2020

Especias de la vida | EL RINCÓN DE ZALACAÍN

El guiso constituía toda una aventura gastronómica

Hacía muchos años el aventurero Zalacaín escuchó de una abulense cómo la familia de su padre tenía por costumbre comer Cocido, ese potaje en alguna época llamada “olla podrida o poderosa”, donde se mezclaban las carnes frescas o saldas, ahumadas, con garbanzos y algunas verduras.

El guiso constituía toda una aventura gastronómica, pero Zalacaín tenía una frustración con el comentario de la amiga aquella, su abuelo comía, contaba, todos los días del año cocido, hiciera frío, hiciera calor, a veces más sopa, a veces menos, quizá algún día omitía los embutidos o aumentaba la cantidad de gallinas y disminuía otras carnes, pero siempre, todos los días en casa de su padre había cocido.

Aquella charla derivó en hablar de la importancia de las especias en la comida. Zalacaín le había contado cómo al descubrirlas la humanidad empezó a cambiar la cocina, la forma de preparar los alimentos.}

Sin duda el descubrimiento del fuego fue el actor más importante de la cocina, pero el segundo fue el uso de las especias, pues si bien la técnica de cocina sirve para mejorar el sabor y el aspecto de la comida al mezclar los ingredientes y convertirlos todos en un nuevo alimento, la asistencia de las especias vino a mejorar todo lo conseguido, pues ayudaban a preparar el paladar y aumentar el apetito, sin su presencia, comentaba Zalacaín aquella ocasión los alimentos hubieran terminado por ser repugnables al ser humano, y todo ello influye en el carácter de quien los come, por tanto el cocido bien condimentado no le aburría nunca al abuelo.

Muchos tratados sobre el sabor tenía Zalacaín en su biblioteca, algunos de ellos dedicados específicamente a la historia de las especias. Alguna vez alguien le preguntó sobre los efectos medicinales de las especias, pues la madre del amigo padecía de muchas flatulencias y todos los médicos la remitían a pastillas, cambio de alimentación, movimientos después de comer, bajo consumo de frijoles, lentejas, lechuga, etcétera.

Zalacaín le recomendó el consumo del “Comino”, una especie originaria de Egipto y de Turkestán, con alta producción hoy día en Oriente Medio, Irán, India, Indonesia, China y algunas partes del mediterráneo.

Según los historiadores hay registros de su consumo al menos desde hace 5 mil años, fue citado en la Biblia, los romanos lo privilegiaron y algunas culturas de África usan el comino molido mezclado con miel y pimienta y es dado como complemento a los jóvenes casaderos pues, dicen, tiene propiedades afrodisíacas insuperables.

Al amigo aquel no le gustó mucho esa característica, su madre ya era una persona mayor y además viuda. Zalacaín le explicó las otras bondades, la especia se usa mucho en la cocina árabe, su olor fuerte gusta mucho al paladar, y es un ingrediente infaltable en la preparación del cuscús.

Pero las culturas de Medio Oriente lo tenían clasificado como una especia medicinal con propiedades digestivas únicas, estomacales pues en forma de tónico ayuda al proceso digestivo. Y, además, tiene propiedades antiespasmódicas y carminativas, es decir, evita las flatulencias. Y por si fuera poco también se usaba para bajar la fiebre y evitar el insomnio.

El amigo se puso un poco nervioso y apenado por el término usado por Zalacaín, pues al momento de explicarle los beneficios del comino, le recitó unas líneas de la “Oda al Pedo” del mismísimo Francisco de Quevedo:

“Alguien me preguntó… ¿Qué es un pedo?

y yo le contesté muy serio:

El pedo es un pedo,

con cuerpo de aire y corazón de viento

“El pedo es como un alma en pena

que a veces sopla, que a veces truena,

es como el agua que se desliza

con mucha fuerza, con mucha prisa.

“El pedo es como la nube que va volando

y por donde pasa va fumigando,

el pedo es vida, el pedo es muerte

y tiene algo que nos divierte…”

Y ahí lo tenéis, le dijo Zalacaín a su amigo, con un frasco en la mano, un puñado de cominos con una misión que cumplir.

  • www.losperiodistas.com.mx
  • YouTube: El Rincón de Zalacaín

Hacía muchos años el aventurero Zalacaín escuchó de una abulense cómo la familia de su padre tenía por costumbre comer Cocido, ese potaje en alguna época llamada “olla podrida o poderosa”, donde se mezclaban las carnes frescas o saldas, ahumadas, con garbanzos y algunas verduras.

El guiso constituía toda una aventura gastronómica, pero Zalacaín tenía una frustración con el comentario de la amiga aquella, su abuelo comía, contaba, todos los días del año cocido, hiciera frío, hiciera calor, a veces más sopa, a veces menos, quizá algún día omitía los embutidos o aumentaba la cantidad de gallinas y disminuía otras carnes, pero siempre, todos los días en casa de su padre había cocido.

Aquella charla derivó en hablar de la importancia de las especias en la comida. Zalacaín le había contado cómo al descubrirlas la humanidad empezó a cambiar la cocina, la forma de preparar los alimentos.}

Sin duda el descubrimiento del fuego fue el actor más importante de la cocina, pero el segundo fue el uso de las especias, pues si bien la técnica de cocina sirve para mejorar el sabor y el aspecto de la comida al mezclar los ingredientes y convertirlos todos en un nuevo alimento, la asistencia de las especias vino a mejorar todo lo conseguido, pues ayudaban a preparar el paladar y aumentar el apetito, sin su presencia, comentaba Zalacaín aquella ocasión los alimentos hubieran terminado por ser repugnables al ser humano, y todo ello influye en el carácter de quien los come, por tanto el cocido bien condimentado no le aburría nunca al abuelo.

Muchos tratados sobre el sabor tenía Zalacaín en su biblioteca, algunos de ellos dedicados específicamente a la historia de las especias. Alguna vez alguien le preguntó sobre los efectos medicinales de las especias, pues la madre del amigo padecía de muchas flatulencias y todos los médicos la remitían a pastillas, cambio de alimentación, movimientos después de comer, bajo consumo de frijoles, lentejas, lechuga, etcétera.

Zalacaín le recomendó el consumo del “Comino”, una especie originaria de Egipto y de Turkestán, con alta producción hoy día en Oriente Medio, Irán, India, Indonesia, China y algunas partes del mediterráneo.

Según los historiadores hay registros de su consumo al menos desde hace 5 mil años, fue citado en la Biblia, los romanos lo privilegiaron y algunas culturas de África usan el comino molido mezclado con miel y pimienta y es dado como complemento a los jóvenes casaderos pues, dicen, tiene propiedades afrodisíacas insuperables.

Al amigo aquel no le gustó mucho esa característica, su madre ya era una persona mayor y además viuda. Zalacaín le explicó las otras bondades, la especia se usa mucho en la cocina árabe, su olor fuerte gusta mucho al paladar, y es un ingrediente infaltable en la preparación del cuscús.

Pero las culturas de Medio Oriente lo tenían clasificado como una especia medicinal con propiedades digestivas únicas, estomacales pues en forma de tónico ayuda al proceso digestivo. Y, además, tiene propiedades antiespasmódicas y carminativas, es decir, evita las flatulencias. Y por si fuera poco también se usaba para bajar la fiebre y evitar el insomnio.

El amigo se puso un poco nervioso y apenado por el término usado por Zalacaín, pues al momento de explicarle los beneficios del comino, le recitó unas líneas de la “Oda al Pedo” del mismísimo Francisco de Quevedo:

“Alguien me preguntó… ¿Qué es un pedo?

y yo le contesté muy serio:

El pedo es un pedo,

con cuerpo de aire y corazón de viento

“El pedo es como un alma en pena

que a veces sopla, que a veces truena,

es como el agua que se desliza

con mucha fuerza, con mucha prisa.

“El pedo es como la nube que va volando

y por donde pasa va fumigando,

el pedo es vida, el pedo es muerte

y tiene algo que nos divierte…”

Y ahí lo tenéis, le dijo Zalacaín a su amigo, con un frasco en la mano, un puñado de cominos con una misión que cumplir.

  • www.losperiodistas.com.mx
  • YouTube: El Rincón de Zalacaín

Policiaca

Explota paquete-bomba en vivienda de Puebla

La Fiscalía General de la República (FGR) ya dio inicio a las labores de investigación

Local

Habilitarán página y línea telefónica para vacunación de niños con comorbilidades

En Puebla, 67 mil 037 menores de 12 a 17 años padecen de alguna comorbilidad

Gossip

Ofelia Medina, actriz de Oro del cine mexicano

La actriz y activista recibirá esta noche el Ariel de Oro, premio que dedicará a su madre

Sociedad

Las 27 recomendaciones de Manuel Mejido para los periodistas

Este es el legado de Manuel Mejido a las nuevas generaciones de periodistas

Deportes

Berges reconoce desempeño del Puebla ante el Cruz Azul

El segundo de Larcamón valora cómo el Puebla ha jugado ante el subcampeón y monarca de la Liga MX

Local

Autos se quedan varados tras intensos aguaceros en municipios conurbados

En San Pedro Cholula y Cuautlancingo, se presentaron graves encharcamientos

Deportes

Puebla y Cruz Azul igualan en el Cuauhtémoc, pero dan un gran espectáculo

Cruz Azul hizo suyo el primer tiempo, pero perdonó; Puebla mereció el gol en el complemento

Deportes

El equipo de La Máquina Celeste vuelve como campeón al Cuauhtémoc

Casi un cuarto de siglo debieron esperar los aficionados cementeros para volver a tomar como suya la casa del Puebla