/ jueves 25 de abril de 2024

Súper Tacos El Popeye: 59 años deleitando a los poblanos con su cecina | Clásicos Poblanos

Esta taquería, fundada en 1965 por el señor Julián Valencia Ramírez, ha dejado una marca imborrable en la escena culinaria de la región

En el corazón de la ciudad de Puebla, específicamente en Avenida Juan de Palafox y Mendoza número 1207, del Barrio de Analco, se encuentra un icónico local de tacos de cecina que ha deleitado a los paladares de locales y visitantes durante más de cinco décadas. Súper Tacos El Popeye, fundado en 1965 por el señor Julián Valencia Ramírez, ha dejado una marca imborrable en la escena culinaria de la región. Con su preparación de tacos y su salsa roja auténtica.

➡️ Únete al canal de El Sol de Puebla en WhatsApp para no perderte la información más importante

La historia de Súper Tacos El Popeye se remonta a la vida del señor Julián Valencia Ramírez, quien desde joven se sumergió en el mundo de la industria textil, trabajando en una fábrica de la ciudad desde los 13 años.

Tras estar más de 10 años laborando dentro de la empresa, en la década de 1960, muchas de estas empresas comenzaron a cerrar, lo que llevó a la liquidación del personal que laboraba en ellas, dejando sin trabajo a Julián.


Después de recibir su liquidación, nuestro personaje se encontró en una encrucijada. Sin embargo, su espíritu emprendedor le impulsó a seguir adelante. A través de recomendaciones y motivado por su propio deseo, decidió aventurarse en el mundo de la gastronomía, abriendo una taquería especializada en cecina.

Inauguran tacos "El Popeye"

Fue así como en 1965, en un modesto local ubicado en la esquina de la 2 Oriente y 12 Sur, en el Barrio de La Luz, Julián inauguró su negocio y comenzó a vender sus tacos de cecina artesanal, preparados por él mismo.

La cecina, con su sabor único, se distingue de otras variedades como la de Atlixco o Yecapixtla. Además, la salsa roja, elaborada de manera artesanal y guardando una receta secreta conocida actualmente solo por los familiares de Julián Valencia, se convirtió en un elemento distintivo.

“No sabía qué hacer una vez que me había quedado sin trabajo, entonces no sé cómo se nos ocurrió la idea de los tacos, entonces empecé en un pequeño espacio a venderlos, poco a poco le fue gustando a la gente”, recuerda el dueño, quien actualmente tiene 85 años de edad.


A pesar de contar únicamente con tres mesas pequeñas en aquel entonces, Super Tacos El Popeye rápidamente se convirtió en un punto de encuentro para los vecinos y en un destino obligado para los amantes de los tacos, al principio tenían un costo de 25 centavos, hoy día cuestan 14 pesos. El sabor de los tacos y, sobre todo, el misterio que rodea a su salsa, han sido el sello distintivo de este establecimiento a lo largo de los años.

Sobre el nombre del establecimiento, no hubo un por qué, comenta el fundador, pero sin “querer” fue el mejor, ya que a la fecha ha perdurado y ahora las personas se dirigen a Julián como “El Popeye”:

“Siempre que uno abre un negocio, surge la duda de cómo ponerle, entonces se me ocurrió El Popeye, y fue así que se le colocó el nombre que se popularizó y desde ese entonces a mí me conocen así. Muchos no saben mi nombre real, es chistoso, pero a la vez ya se quedó y no está mal, nos da gusto”.

Foto: Julio César Martínez / El Sol de Puebla


Centro de Convenciones

Sin embargo, en 1992, un importante proyecto urbano, liderado por el arquitecto Javier Sordo Madaleno, dio lugar a la construcción del Centro de Convenciones William O. Jenkins, sobre los terrenos de las antiguas fábricas textiles de la Angelópolis, entre ellas, La Guía, La Esperanza, La Mascota y La Pastora. Como consecuencia, todos los negocios de la zona tuvieron que ser desalojados, afectando a entre otros a la taquería del señor Julián.


“Nos dijeron que desalojáramos, entonces tuvimos que buscar un nuevo espacio, si de por sí ya era difícil, ahora era más, pero buscamos, fue así que encontramos un nuevo local. Si no mal recuerdo nos dio cinco mil pesos. Casi todos encontraron un nuevo espacio, pero hubo otros que tuvieron que cerrar definitivamente”, comenta Valencia Ramírez.

Super Tacos El Popeye, fiel a su espíritu perseverante, encontró refugio en un nuevo local ubicado en la Avenida Juan de Palafox y Mendoza, ya en el Barrio de Analaco, unos metros antes de su ubicación actual.

Durante 19 años, continuaron deleitando a sus clientes en ese lugar hasta que finalmente se mudaron al número 1207. Dicho cambio se debió a que una persona compró la casa donde estaban trabajando él y su familia.

La actualidad

Hoy en día, Súper Tacos El Popeye es llevado adelante por los hijos y nietos del señor Julián Valencia, quienes han asumido la responsabilidad de mantener vivo el legado culinario de la familia. Con el deseo de que el negocio perdure por muchos años más, continúan ofreciendo los tacos de cecina y la icónica salsa roja que han sido el alma de Súper Tacos El Popeye desde su fundación.


La familia Valencia señala que muchos de los clientes actuales que tiene la taquería no son del Barrio de Analco, sino que llegan de otros puntos de la ciudad, ya que acudir al establecimiento les trae recuerdos de la infancia y juventud. Es por eso que en algún momento llegaron a abrir otra sucursal en Avenida Las Torres y la calle 16 de Septiembre.

“A la gente le da gusto ver todavía a mi papá, ya son muchos años, él viene tres días a la semana, hay gente que llega a creer que ya falleció, pero él sigue aquí, nos da mucho orgullo seguir viéndolo, es su negocio; si bien ya no trabaja porque nosotros estamos a cargo, da alegría verlo”, indica Marcela Valencia, hija del propietario.

Además, el compromiso con la innovación y la diversificación se hace evidente con la apertura de "Olivia", un negocio de postres ubicado junto a Súper Tacos El Popeye, en honor a la pareja de la caricatura que ha dejado su marca en la familia.

“Sólo queda agradecer por su preferencia, esperamos seguir siendo de su gusto, siempre hemos tratado de darles el mejor servicio, gracias”, finaliza don Julián.


En el corazón de la ciudad de Puebla, específicamente en Avenida Juan de Palafox y Mendoza número 1207, del Barrio de Analco, se encuentra un icónico local de tacos de cecina que ha deleitado a los paladares de locales y visitantes durante más de cinco décadas. Súper Tacos El Popeye, fundado en 1965 por el señor Julián Valencia Ramírez, ha dejado una marca imborrable en la escena culinaria de la región. Con su preparación de tacos y su salsa roja auténtica.

➡️ Únete al canal de El Sol de Puebla en WhatsApp para no perderte la información más importante

La historia de Súper Tacos El Popeye se remonta a la vida del señor Julián Valencia Ramírez, quien desde joven se sumergió en el mundo de la industria textil, trabajando en una fábrica de la ciudad desde los 13 años.

Tras estar más de 10 años laborando dentro de la empresa, en la década de 1960, muchas de estas empresas comenzaron a cerrar, lo que llevó a la liquidación del personal que laboraba en ellas, dejando sin trabajo a Julián.


Después de recibir su liquidación, nuestro personaje se encontró en una encrucijada. Sin embargo, su espíritu emprendedor le impulsó a seguir adelante. A través de recomendaciones y motivado por su propio deseo, decidió aventurarse en el mundo de la gastronomía, abriendo una taquería especializada en cecina.

Inauguran tacos "El Popeye"

Fue así como en 1965, en un modesto local ubicado en la esquina de la 2 Oriente y 12 Sur, en el Barrio de La Luz, Julián inauguró su negocio y comenzó a vender sus tacos de cecina artesanal, preparados por él mismo.

La cecina, con su sabor único, se distingue de otras variedades como la de Atlixco o Yecapixtla. Además, la salsa roja, elaborada de manera artesanal y guardando una receta secreta conocida actualmente solo por los familiares de Julián Valencia, se convirtió en un elemento distintivo.

“No sabía qué hacer una vez que me había quedado sin trabajo, entonces no sé cómo se nos ocurrió la idea de los tacos, entonces empecé en un pequeño espacio a venderlos, poco a poco le fue gustando a la gente”, recuerda el dueño, quien actualmente tiene 85 años de edad.


A pesar de contar únicamente con tres mesas pequeñas en aquel entonces, Super Tacos El Popeye rápidamente se convirtió en un punto de encuentro para los vecinos y en un destino obligado para los amantes de los tacos, al principio tenían un costo de 25 centavos, hoy día cuestan 14 pesos. El sabor de los tacos y, sobre todo, el misterio que rodea a su salsa, han sido el sello distintivo de este establecimiento a lo largo de los años.

Sobre el nombre del establecimiento, no hubo un por qué, comenta el fundador, pero sin “querer” fue el mejor, ya que a la fecha ha perdurado y ahora las personas se dirigen a Julián como “El Popeye”:

“Siempre que uno abre un negocio, surge la duda de cómo ponerle, entonces se me ocurrió El Popeye, y fue así que se le colocó el nombre que se popularizó y desde ese entonces a mí me conocen así. Muchos no saben mi nombre real, es chistoso, pero a la vez ya se quedó y no está mal, nos da gusto”.

Foto: Julio César Martínez / El Sol de Puebla


Centro de Convenciones

Sin embargo, en 1992, un importante proyecto urbano, liderado por el arquitecto Javier Sordo Madaleno, dio lugar a la construcción del Centro de Convenciones William O. Jenkins, sobre los terrenos de las antiguas fábricas textiles de la Angelópolis, entre ellas, La Guía, La Esperanza, La Mascota y La Pastora. Como consecuencia, todos los negocios de la zona tuvieron que ser desalojados, afectando a entre otros a la taquería del señor Julián.


“Nos dijeron que desalojáramos, entonces tuvimos que buscar un nuevo espacio, si de por sí ya era difícil, ahora era más, pero buscamos, fue así que encontramos un nuevo local. Si no mal recuerdo nos dio cinco mil pesos. Casi todos encontraron un nuevo espacio, pero hubo otros que tuvieron que cerrar definitivamente”, comenta Valencia Ramírez.

Super Tacos El Popeye, fiel a su espíritu perseverante, encontró refugio en un nuevo local ubicado en la Avenida Juan de Palafox y Mendoza, ya en el Barrio de Analaco, unos metros antes de su ubicación actual.

Durante 19 años, continuaron deleitando a sus clientes en ese lugar hasta que finalmente se mudaron al número 1207. Dicho cambio se debió a que una persona compró la casa donde estaban trabajando él y su familia.

La actualidad

Hoy en día, Súper Tacos El Popeye es llevado adelante por los hijos y nietos del señor Julián Valencia, quienes han asumido la responsabilidad de mantener vivo el legado culinario de la familia. Con el deseo de que el negocio perdure por muchos años más, continúan ofreciendo los tacos de cecina y la icónica salsa roja que han sido el alma de Súper Tacos El Popeye desde su fundación.


La familia Valencia señala que muchos de los clientes actuales que tiene la taquería no son del Barrio de Analco, sino que llegan de otros puntos de la ciudad, ya que acudir al establecimiento les trae recuerdos de la infancia y juventud. Es por eso que en algún momento llegaron a abrir otra sucursal en Avenida Las Torres y la calle 16 de Septiembre.

“A la gente le da gusto ver todavía a mi papá, ya son muchos años, él viene tres días a la semana, hay gente que llega a creer que ya falleció, pero él sigue aquí, nos da mucho orgullo seguir viéndolo, es su negocio; si bien ya no trabaja porque nosotros estamos a cargo, da alegría verlo”, indica Marcela Valencia, hija del propietario.

Además, el compromiso con la innovación y la diversificación se hace evidente con la apertura de "Olivia", un negocio de postres ubicado junto a Súper Tacos El Popeye, en honor a la pareja de la caricatura que ha dejado su marca en la familia.

“Sólo queda agradecer por su preferencia, esperamos seguir siendo de su gusto, siempre hemos tratado de darles el mejor servicio, gracias”, finaliza don Julián.


Policiaca

Golpean a policía auxiliar de la UTP y lo abandonan atado y con el rostro cubierto

Los delincuentes se apoderaron de un rifle AR-15, un chaleco balístico y un radio de comunicación

Elecciones 2024

Candidatos independientes en Puebla se enfrentan a la falta de acompañamiento y de recursos

A nueve años de que en Puebla se legalizó la figura de la candidatura independiente, la participación por esta vía en los procesos electorales ha ido en declive

Policiaca

Muerto en la autopista estaba relacionado con el asesinato de Blanca Esmeralda

Alfredo N, alias “El Tufito”, en 2022 fue detenido por su presunta vinculación con el asesinato de la madre buscadora Blanca Esmeralda y la desaparición de su hija Betzabé

Finanzas

Disminuye ligeramente el número de poblanos que trabajan en la informalidad

La cifra pasó de 2 millones 103 mil 046 trabajadores a 2 millones 078 mil 600, según el INEGI

Policiaca

Muere mujer en situación de calle luego de que le prendieran fuego a la casa donde habitaba

La mañana de este lunes se dio a conocer la muerte de la mujer, por lo que se espera que pueda ser identificada por sus familiares

Local

Fuertes lluvias dejan cuantiosos daños materiales y pérdidas económicas en Puebla capital

Locales y viviendas de diversas colonias de Puebla terminaron inundados a causa de los aguaceros