/ martes 17 de mayo de 2022

Artritis en niños, ¿cómo detectarla?

El tratamiento médico suele acompañarse de terapia física a fin de mantener la movilidad de las articulaciones

La artritis es una enfermedad que todo mundo asocia a una persona de avanzada edad, pero ésta también se puede presentar en la niñez, por lo que a continuación te contamos cuales son los síntomas para detectarla a tiempo y la manera en que se puede tratarla para darle una mejor calidad de vida a quienes llegan a sufrir este padecimiento.

Primero hay que puntualizar que la artritis es una inflamación de las articulaciones, que provoca dolor, aumento en la temperatura, enrojecimiento, además de limitar la movilidad de una o varias articulaciones, lo que va generando daños en el Sistema Nervioso Central, tal es el caso de las convulsiones, meningitis, irritabilidad y alteraciones en el estado de conciencia.

La ahora llamada Artritis Idiopática Juvenil (AIJ) se presenta de manera más frecuente en los menores de 16 años y actualmente suman alrededor de 2 millones de casos activos en el mundo, de los cuales en México se da un estimado de entre 80 y 90 casos por cada 100 mil menores.

Debido a que es una enfermedad que suele manifestarse lentamente, sus síntomas se llegan a confundir con otros padecimientos, lo que a su vez hace que sea difícil de detectar y es que, si bien no se trata de una enfermedad mortal, puede ser un impedimento para realizar diversas actividades diarias debido a los dolores que se presentan.

Aunado a todo lo anterior, esta enfermedad también puede generar daños en la salud mental, pues por lo menos el 15 por cierto de menores que sufren esta enfermedad llegan a padecer depresión clínica, mientras que otro 20 por ciento puede presentar problemas en su estado de ánimo en un nivel subclínico o de grado leve.

¿CÓMO DETECTAR ARTRÍTIS EN MENORES DE EDAD?

Para poder considerar que un menor de edad padece esta enfermedad se deben de tomar en cuenta tres puntos principales que son, tener menos de 16 años, haber presentado las molestias por lo menos durante seis semanas, presentar dolor e inflamación en las articulaciones como codos, rodillas o tobillo, las cuales incluso pueden tener un color rojizo y estar caliente.

Es importante que para poder atender de manera oportuna este padecimiento se requiere de la atención de un reumatólogo pediatra, pues debido a que no es tan frecuente la enfermedad, es difícil para un médico o pediatra general, pues su periodo de detección va desde los tres hasta los seis meses.

Hay que considerar que la edad en la que esta enfermedad suele hacer su aparición con mayor frecuencia es entre los 2 y los 4 años, mientras que un segundo momento en el que se puede presentar es entre los 7 y los 10 años.

Cabe destacar que la importancia de la temprana detección de la Artritis Idiopática Juvenil radica en que es una enfermedad autodestructiva, que con el paso del tiempo provoca un daño progresivo hasta generar deformidades incapacitantes que pueden ir desde defectos en el crecimiento, asimetría en piernas, deformidades, incapacidad para la movilidad adecuada, entre otros.

Hay que puntualizar que el diagnóstico se debe realizar de manera empírica, pues hasta el momento no existe un estudio de laboratorio que ayude a determinar este padecimiento, por lo que la manera más común de detectarla es mediante metodología de exclusión, que consiste en eliminar las causas de la inflamación articular.

Y es que los malestares se pueden generar por una artritis reactiva, que suelen surgir por una infección importante, tanto de garganta como de vías urinarias e incluso mediante procesos neoplásicos, la leucemia también podría ser una causante.

¿CUÁL ES EL ORIGEN DE LA ARTRITIS IDIOPÁTICA JUVENIL?

La Artritis Idiopática Juvenil es una enfermedad autoinmune, es decir que, debido a una desorganización en el sistema inmune, este comienza a autoatacar al propio organismo, en este caso de algunas articulaciones, hecho que por consiguiente genera una inflamación que es autodestructiva.

Finalmente, para poder tratar esta enfermedad se recurre a fármacos de tipo biológico, que consisten en anticuerpos que bloquean alas sustancias del organismo que producen la inflamación, además de complementar la atención con un proceso de rehabilitación física para permitir que se mantenga la movilidad de articulaciones, la fuerza muscular, disminuir el dolor, entre otros.

La artritis es una enfermedad que todo mundo asocia a una persona de avanzada edad, pero ésta también se puede presentar en la niñez, por lo que a continuación te contamos cuales son los síntomas para detectarla a tiempo y la manera en que se puede tratarla para darle una mejor calidad de vida a quienes llegan a sufrir este padecimiento.

Primero hay que puntualizar que la artritis es una inflamación de las articulaciones, que provoca dolor, aumento en la temperatura, enrojecimiento, además de limitar la movilidad de una o varias articulaciones, lo que va generando daños en el Sistema Nervioso Central, tal es el caso de las convulsiones, meningitis, irritabilidad y alteraciones en el estado de conciencia.

La ahora llamada Artritis Idiopática Juvenil (AIJ) se presenta de manera más frecuente en los menores de 16 años y actualmente suman alrededor de 2 millones de casos activos en el mundo, de los cuales en México se da un estimado de entre 80 y 90 casos por cada 100 mil menores.

Debido a que es una enfermedad que suele manifestarse lentamente, sus síntomas se llegan a confundir con otros padecimientos, lo que a su vez hace que sea difícil de detectar y es que, si bien no se trata de una enfermedad mortal, puede ser un impedimento para realizar diversas actividades diarias debido a los dolores que se presentan.

Aunado a todo lo anterior, esta enfermedad también puede generar daños en la salud mental, pues por lo menos el 15 por cierto de menores que sufren esta enfermedad llegan a padecer depresión clínica, mientras que otro 20 por ciento puede presentar problemas en su estado de ánimo en un nivel subclínico o de grado leve.

¿CÓMO DETECTAR ARTRÍTIS EN MENORES DE EDAD?

Para poder considerar que un menor de edad padece esta enfermedad se deben de tomar en cuenta tres puntos principales que son, tener menos de 16 años, haber presentado las molestias por lo menos durante seis semanas, presentar dolor e inflamación en las articulaciones como codos, rodillas o tobillo, las cuales incluso pueden tener un color rojizo y estar caliente.

Es importante que para poder atender de manera oportuna este padecimiento se requiere de la atención de un reumatólogo pediatra, pues debido a que no es tan frecuente la enfermedad, es difícil para un médico o pediatra general, pues su periodo de detección va desde los tres hasta los seis meses.

Hay que considerar que la edad en la que esta enfermedad suele hacer su aparición con mayor frecuencia es entre los 2 y los 4 años, mientras que un segundo momento en el que se puede presentar es entre los 7 y los 10 años.

Cabe destacar que la importancia de la temprana detección de la Artritis Idiopática Juvenil radica en que es una enfermedad autodestructiva, que con el paso del tiempo provoca un daño progresivo hasta generar deformidades incapacitantes que pueden ir desde defectos en el crecimiento, asimetría en piernas, deformidades, incapacidad para la movilidad adecuada, entre otros.

Hay que puntualizar que el diagnóstico se debe realizar de manera empírica, pues hasta el momento no existe un estudio de laboratorio que ayude a determinar este padecimiento, por lo que la manera más común de detectarla es mediante metodología de exclusión, que consiste en eliminar las causas de la inflamación articular.

Y es que los malestares se pueden generar por una artritis reactiva, que suelen surgir por una infección importante, tanto de garganta como de vías urinarias e incluso mediante procesos neoplásicos, la leucemia también podría ser una causante.

¿CUÁL ES EL ORIGEN DE LA ARTRITIS IDIOPÁTICA JUVENIL?

La Artritis Idiopática Juvenil es una enfermedad autoinmune, es decir que, debido a una desorganización en el sistema inmune, este comienza a autoatacar al propio organismo, en este caso de algunas articulaciones, hecho que por consiguiente genera una inflamación que es autodestructiva.

Finalmente, para poder tratar esta enfermedad se recurre a fármacos de tipo biológico, que consisten en anticuerpos que bloquean alas sustancias del organismo que producen la inflamación, además de complementar la atención con un proceso de rehabilitación física para permitir que se mantenga la movilidad de articulaciones, la fuerza muscular, disminuir el dolor, entre otros.

Policiaca

Sujetos intentan robar cajero de Bancoppel en Plaza Tolín

Al verse descubiertos, los ladrones emprendieron la huida, dejando su herramienta abandonada en el lugar

Local

A 25 años del sismo de 1999, aún hay rezago en la dictaminación de riesgos en Puebla

Luego de cumplirse dos décadas y media del suceso que sacudió la vida de decenas de poblanos y ocasionó la caída de varios inmuebles, ingenieros civiles consideran que los aprendizajes en torno a la prevención de colisión de estructuras han sido lentos

Local

Inundaciones y árboles caídos deja lluvia de esta tarde en la capital poblana

La precipitación fue de entre 1 y 4 milímetros y estuvo acompañada de vientos de hasta 18 kilómetros por hora

Cultura

Paseo Bravo, más de 180 años de historia en Puebla | Los tiempos idos

El Paseo Bravo fue testigo de revueltas y fusilamientos que forjaron la historia de la antigua Ciudad de los Ángeles, así como lugar de recreación y esparcimiento

Policiaca

Sujetos armados golpean a cuentahabiente y lo despojan de 274 mil pesos

Además de que fue despojado del dinero, el varón fue golpeado en la cabeza con la cacha de una pistola

Local

La libertad de expresión en Puebla está garantizada y reconocida, asegura Salomón Céspedes

El mandatario estatal se reunió con representantes de los medios de comunicación y con el gobernador electo, Alejandro Armenta