/ martes 4 de agosto de 2020

Capacitación magisterial

Antes que se inicie el nuevo ciclo escolar 2020-2021, los maestros se están capacitando por en diferentes programas para las clases en línea, que tendrán con sus alumnos desde sus casas mucho antes que regresen a la escuela normalmente.

Los retos que demanda la situación actual por la pandemia en el entorno social, surge la necesidad de ofrecer a la población infantil y juvenil una propuesta educativa capaz de solventar las necesidades para continuar su desarrollo sustentable dentro de la sociedad del conocimiento, haciéndolos independientes y desarrollando diversas competencias para el aprendizaje a lo largo de la vida.

Para ello se están ofreciendo servicios educativos por parte de las autoridades educativas en sus respectivos ámbitos de competencia, para que los maestros amplíen su capacitación en las herramientas tecnológicas que ahora tendrán que utilizar en sus clases diarias con los alumnos.

Particularmente, la actualización de conocimientos y superación de los maestros en servicio, así como la realización de programas de especialización en internet, adecuados a las necesidades y recursos educativos.

En el ámbito federal y estatal, corresponde a las autoridades educativas, entre otras, las atribuciones relativas a la instrumentación de lo anterior.

La formación continua de los maestros de educación básica y media superior propone los criterios y diseña los procedimientos para la adecuada capacitación de los estudios que tomen en esta etapa de confinamiento.

Los programas, proyectos, acciones de formación y actualización de los maestros en educación inicial, especial, básica y media superior, en sus distintos niveles y modalidades es la prioridad actual del sistema educativo nacional.

Elevar la calidad educativa constituye uno de los objetivos centrales de la educación en México, y es un compromiso de Gobiernos Federal, estatales y municipales.

En la capacitación profesional de maestras y maestros, las autoridades educativas desempeñan un papel fundamental, y no se puede aspirar a una educación de calidad para niños y jóvenes de este país, sino se garantiza de quienes dirigen y operan el sistema educativo nacional con una capacitación magisterial sólida.

En virtud de lo anterior se han puesto en marcha programas de capacitación magisterial, con el objetivo fundamental de generar las condiciones que promuevan el desarrollo actualizado de los profesionales de la educación en esta época.

Se está garantizando su capacitación a los maestros, su acceso oportuno y eficiente a programas académicos de calidad, pertinencia y relevancia que contribuyan a desarrollar de manera sistemática y sostenida las competencias de los alumnos que hoy nuestro mundo demanda.

La capacitación de maestras y maestros en línea es una tarea compleja, un desafío que requiere de la corresponsabilidad y la participación de todos los actores sociales.

Las universidades y los centros de investigación deben de desempeñar un papel importante, estratégico en el desarrollo y consolidación de programas de capacitación con las nuevas tecnologías en maestras y maestros.

Para lograr que este vínculo con el objetivo de la capacitación consiga sus fines es necesario generar mecanismos tecnológicos para la participación de todos.

Con la capacitación se pretende que maestras y maestros inviertan su tiempo disponible en una superación personal y profesional con la posibilidad de ofrecer a la población escolar que atienden una preparación comprometida con su entorno social.

Doctor en Educación

Antes que se inicie el nuevo ciclo escolar 2020-2021, los maestros se están capacitando por en diferentes programas para las clases en línea, que tendrán con sus alumnos desde sus casas mucho antes que regresen a la escuela normalmente.

Los retos que demanda la situación actual por la pandemia en el entorno social, surge la necesidad de ofrecer a la población infantil y juvenil una propuesta educativa capaz de solventar las necesidades para continuar su desarrollo sustentable dentro de la sociedad del conocimiento, haciéndolos independientes y desarrollando diversas competencias para el aprendizaje a lo largo de la vida.

Para ello se están ofreciendo servicios educativos por parte de las autoridades educativas en sus respectivos ámbitos de competencia, para que los maestros amplíen su capacitación en las herramientas tecnológicas que ahora tendrán que utilizar en sus clases diarias con los alumnos.

Particularmente, la actualización de conocimientos y superación de los maestros en servicio, así como la realización de programas de especialización en internet, adecuados a las necesidades y recursos educativos.

En el ámbito federal y estatal, corresponde a las autoridades educativas, entre otras, las atribuciones relativas a la instrumentación de lo anterior.

La formación continua de los maestros de educación básica y media superior propone los criterios y diseña los procedimientos para la adecuada capacitación de los estudios que tomen en esta etapa de confinamiento.

Los programas, proyectos, acciones de formación y actualización de los maestros en educación inicial, especial, básica y media superior, en sus distintos niveles y modalidades es la prioridad actual del sistema educativo nacional.

Elevar la calidad educativa constituye uno de los objetivos centrales de la educación en México, y es un compromiso de Gobiernos Federal, estatales y municipales.

En la capacitación profesional de maestras y maestros, las autoridades educativas desempeñan un papel fundamental, y no se puede aspirar a una educación de calidad para niños y jóvenes de este país, sino se garantiza de quienes dirigen y operan el sistema educativo nacional con una capacitación magisterial sólida.

En virtud de lo anterior se han puesto en marcha programas de capacitación magisterial, con el objetivo fundamental de generar las condiciones que promuevan el desarrollo actualizado de los profesionales de la educación en esta época.

Se está garantizando su capacitación a los maestros, su acceso oportuno y eficiente a programas académicos de calidad, pertinencia y relevancia que contribuyan a desarrollar de manera sistemática y sostenida las competencias de los alumnos que hoy nuestro mundo demanda.

La capacitación de maestras y maestros en línea es una tarea compleja, un desafío que requiere de la corresponsabilidad y la participación de todos los actores sociales.

Las universidades y los centros de investigación deben de desempeñar un papel importante, estratégico en el desarrollo y consolidación de programas de capacitación con las nuevas tecnologías en maestras y maestros.

Para lograr que este vínculo con el objetivo de la capacitación consiga sus fines es necesario generar mecanismos tecnológicos para la participación de todos.

Con la capacitación se pretende que maestras y maestros inviertan su tiempo disponible en una superación personal y profesional con la posibilidad de ofrecer a la población escolar que atienden una preparación comprometida con su entorno social.

Doctor en Educación

ÚLTIMASCOLUMNAS
lunes 02 de noviembre de 2020

El bachillerato desde casa

Actualmente los estudiantes de los bachilleratos están tomando sus clases desde sus casas por medio de la televisión, que se transmiten diario las diversas materias y presentan sus tareas - trabajos a sus profesores por medio de las redes sociales. El bachillerato surgió como estudios preparatorios para ingresar a las Escuelas de Altos Estudios; se iniciaron con la creación de la Escuela Nacional Preparatoria en la segunda mitad del siglo XIX, el día 3 de febrero de 1868, y posteriormente durante la época cardenista se crearon los estudios prevocacionales del Instituto Politécnico Nacional. Prácticamente un siglo después ante la polarización social y económica en México y el crecimiento de la demanda educativa se crearon el Colegio de Ciencias y Humanidades, el Colegio de Bachilleres y el Conalep, cada uno con proyectos educativos distintos. En consecuencia y ante la insuficiencia del gobierno para atender a esa demanda así como a falta de un proyecto nacional en la educación media superior, se gestó una gran diversidad en los estudios de bachillerato, con desarrollo desiguales en calidad y hasta en duración de los estudios al tiempo que se le dejó en un serio abandono presupuestal. En ese tenor, el problema no está en la diversidad como riqueza, sino en lo que se espera que sea un bachiller que se incorporara a los estudios de licenciatura y a la sociedad. Es decir, en la actualidad el bachillerato, visto de una manera sencilla, es un nivel educativo en el que habría de consolidarse la educación básica e iniciar la superior y debiera, al mismo tiempo, permitir a sus egresados un adecuado desempeño social, cultural y ciudadano, ya que para un elevado porcentaje de la población en edad de estudiar representa la última oportunidad de escolaridad. Además de la dispersión del nivel educativo, el cual tiene más de 25 subsistemas de distintas dimensiones, estructuras y formas de organización; en consecuencia, se han contabilizado más de 200 planes de estudios inconexos entre ellos. La educación media superior, todavía reconoce momentos críticos en cuanto a cobertura y calidad. Ingresan a los bachilleratos el 55 % de la población estudiantil que proviene de las escuelas secundarias. Se hacen esfuerzos para que mayor número de estudiantes ingresen en este nivel educativo. El bachillerato es el que posee la mayor deserción escolar y quien registra la menor eficiencia terminal y el abandono escolar se debe a factores económicos y a falta de interés por este ciclo educativo, la desmotivación académica y de orientación profesional. En un contexto más allá de nuestro país, a nivel mundial se han impulsado propuestas de cambio en materia educativa, algunas de las cuales han sido incorporadas por los bachilleratos con contenido de programas y proyectos. Algunas de las consideraciones más relevantes de esas propuestas de cambio son, por la situación actual que se está viviendo de la pandemia, diseñar nuevos escenarios sociales de información y de conocimiento que son elementos determinantes para el crecimiento y la transformación. Lo que la sociedad demanda de los bachilleratos no es transmitir gran cantidad de información, sino mejorar la calidad de los mismos; vista como la capacidad de entenderla, procesarla, seleccionarla, organizarla y transformarla en conocimientos. Doctor en Educación.

Abel Ayala Guerrero

lunes 07 de septiembre de 2020

Innovación educativa

Abel Ayala Guerrero

Cargar Más