/ martes 11 de agosto de 2020

La educación preescolar en casa

Son los primeros grados que inician los niños su preparación escolar, que ahora también lo harán desde casa, con la ayuda de sus padres o familiares recibirán las clases por televisión y los actividades complementarias por internet.

En nuestro país la educación preescolar es importante en el inicio de su etapa como alumnos de una institución educativa, que es el Jardín de Niños, donde reciben sus primeras clases formales.

Esto significa que para que los beneficios de la educación preescolar ocurran es necesario que las escuelas de este nivel sean de calidad.

Este concepto implica la existencia de recursos, tanto humanos, materiales y organizativos, como procesos adecuados a las necesidades de las niñas y los niños, que posibiliten capitalizar las características propias de la etapa en que se encuentran para su aprendizaje y desarrollo.

Se considera que los Jardines de niños, que se ubican en zonas de estratos socioeconómicos más pobres son atendidos por docentes menos preparados y con menos experiencia, en escuelas con enormes carencias, sobretodo en infraestructura, mobiliario, equipamiento y materiales educativos.

Con la expansión de los servicios en las condiciones actuales, se podrían acrecentar las desigualdades existentes y, por ende, disminuir la calidad del servicio.

En los docentes de preescolar se analizan tres elementos que son: el tipo de contratación que tienen las maestras, su salario y asignación a lugares de trabajo cercanos a sus viviendas.

La situación laboral de los docentes de preescolar no es muy favorable, pues los maestros que trabajan en escuelas privadas tienen contrato por honorarios, aunque en las escuelas públicas es de base.

La escolaridad de los docentes es uno de los temas más importantes en este nivel ya que a partir de la obligatoriedad de que los padres de familia deben llevar a los niños de 3 a 5 años de edad, a este tipo de servicio educativo, se agudizo la necesidad de contratar docentes que atendieran la población demandante.

A pesar de que los requisitos que deben tener las maestras de estos planteles educativos deben de contar con título profesional de Normal Básica o Licenciatura en Educación Preescolar, se tiene que hay docentes de diferentes modalidades.

Se piensa que la mayoría de los docentes aún tiene creencias alejadas de los principio pedagógicos relacionados con las características de las niñas y los niños de preescolar, y sus procesos de aprendizaje; a pesar de las iniciativas de formación continua que existen en el sistema educativo, se encuentran que algunas reformas y mejoramiento pedagógico no se instalan y no se aplican a los numerosos alumnos de los jardines de niños.

Una de las prioridades de los maestros de preescolar es formas hábitos en los niños para que empiecen a organizar sus diferentes actividades escolares, personales y familiares, así como identificar los valores de la vida diaria.

Significa, entonces, que en el nivel de preescolar se deben enfocar a los cuidados similares a los maternos.

En el aspecto de creencias sobre la diversidad y equidad los maestros están de acuerdo en impulsar las creencias populares que existe en su comunidad y desarrollar las competencias de los alumnos.

En la jornada laboral, que tendrán con los alumnos se fortalecerán las actividades de rutina, como son: la bienvenida, el saludo, el pase de lista, la despedida, otras actividades más, para fortalecer las condiciones necesarias y brindar un servicio educativo de calidad.

Doctor en Educación.

Son los primeros grados que inician los niños su preparación escolar, que ahora también lo harán desde casa, con la ayuda de sus padres o familiares recibirán las clases por televisión y los actividades complementarias por internet.

En nuestro país la educación preescolar es importante en el inicio de su etapa como alumnos de una institución educativa, que es el Jardín de Niños, donde reciben sus primeras clases formales.

Esto significa que para que los beneficios de la educación preescolar ocurran es necesario que las escuelas de este nivel sean de calidad.

Este concepto implica la existencia de recursos, tanto humanos, materiales y organizativos, como procesos adecuados a las necesidades de las niñas y los niños, que posibiliten capitalizar las características propias de la etapa en que se encuentran para su aprendizaje y desarrollo.

Se considera que los Jardines de niños, que se ubican en zonas de estratos socioeconómicos más pobres son atendidos por docentes menos preparados y con menos experiencia, en escuelas con enormes carencias, sobretodo en infraestructura, mobiliario, equipamiento y materiales educativos.

Con la expansión de los servicios en las condiciones actuales, se podrían acrecentar las desigualdades existentes y, por ende, disminuir la calidad del servicio.

En los docentes de preescolar se analizan tres elementos que son: el tipo de contratación que tienen las maestras, su salario y asignación a lugares de trabajo cercanos a sus viviendas.

La situación laboral de los docentes de preescolar no es muy favorable, pues los maestros que trabajan en escuelas privadas tienen contrato por honorarios, aunque en las escuelas públicas es de base.

La escolaridad de los docentes es uno de los temas más importantes en este nivel ya que a partir de la obligatoriedad de que los padres de familia deben llevar a los niños de 3 a 5 años de edad, a este tipo de servicio educativo, se agudizo la necesidad de contratar docentes que atendieran la población demandante.

A pesar de que los requisitos que deben tener las maestras de estos planteles educativos deben de contar con título profesional de Normal Básica o Licenciatura en Educación Preescolar, se tiene que hay docentes de diferentes modalidades.

Se piensa que la mayoría de los docentes aún tiene creencias alejadas de los principio pedagógicos relacionados con las características de las niñas y los niños de preescolar, y sus procesos de aprendizaje; a pesar de las iniciativas de formación continua que existen en el sistema educativo, se encuentran que algunas reformas y mejoramiento pedagógico no se instalan y no se aplican a los numerosos alumnos de los jardines de niños.

Una de las prioridades de los maestros de preescolar es formas hábitos en los niños para que empiecen a organizar sus diferentes actividades escolares, personales y familiares, así como identificar los valores de la vida diaria.

Significa, entonces, que en el nivel de preescolar se deben enfocar a los cuidados similares a los maternos.

En el aspecto de creencias sobre la diversidad y equidad los maestros están de acuerdo en impulsar las creencias populares que existe en su comunidad y desarrollar las competencias de los alumnos.

En la jornada laboral, que tendrán con los alumnos se fortalecerán las actividades de rutina, como son: la bienvenida, el saludo, el pase de lista, la despedida, otras actividades más, para fortalecer las condiciones necesarias y brindar un servicio educativo de calidad.

Doctor en Educación.

ÚLTIMASCOLUMNAS
lunes 02 de noviembre de 2020

El bachillerato desde casa

Actualmente los estudiantes de los bachilleratos están tomando sus clases desde sus casas por medio de la televisión, que se transmiten diario las diversas materias y presentan sus tareas - trabajos a sus profesores por medio de las redes sociales. El bachillerato surgió como estudios preparatorios para ingresar a las Escuelas de Altos Estudios; se iniciaron con la creación de la Escuela Nacional Preparatoria en la segunda mitad del siglo XIX, el día 3 de febrero de 1868, y posteriormente durante la época cardenista se crearon los estudios prevocacionales del Instituto Politécnico Nacional. Prácticamente un siglo después ante la polarización social y económica en México y el crecimiento de la demanda educativa se crearon el Colegio de Ciencias y Humanidades, el Colegio de Bachilleres y el Conalep, cada uno con proyectos educativos distintos. En consecuencia y ante la insuficiencia del gobierno para atender a esa demanda así como a falta de un proyecto nacional en la educación media superior, se gestó una gran diversidad en los estudios de bachillerato, con desarrollo desiguales en calidad y hasta en duración de los estudios al tiempo que se le dejó en un serio abandono presupuestal. En ese tenor, el problema no está en la diversidad como riqueza, sino en lo que se espera que sea un bachiller que se incorporara a los estudios de licenciatura y a la sociedad. Es decir, en la actualidad el bachillerato, visto de una manera sencilla, es un nivel educativo en el que habría de consolidarse la educación básica e iniciar la superior y debiera, al mismo tiempo, permitir a sus egresados un adecuado desempeño social, cultural y ciudadano, ya que para un elevado porcentaje de la población en edad de estudiar representa la última oportunidad de escolaridad. Además de la dispersión del nivel educativo, el cual tiene más de 25 subsistemas de distintas dimensiones, estructuras y formas de organización; en consecuencia, se han contabilizado más de 200 planes de estudios inconexos entre ellos. La educación media superior, todavía reconoce momentos críticos en cuanto a cobertura y calidad. Ingresan a los bachilleratos el 55 % de la población estudiantil que proviene de las escuelas secundarias. Se hacen esfuerzos para que mayor número de estudiantes ingresen en este nivel educativo. El bachillerato es el que posee la mayor deserción escolar y quien registra la menor eficiencia terminal y el abandono escolar se debe a factores económicos y a falta de interés por este ciclo educativo, la desmotivación académica y de orientación profesional. En un contexto más allá de nuestro país, a nivel mundial se han impulsado propuestas de cambio en materia educativa, algunas de las cuales han sido incorporadas por los bachilleratos con contenido de programas y proyectos. Algunas de las consideraciones más relevantes de esas propuestas de cambio son, por la situación actual que se está viviendo de la pandemia, diseñar nuevos escenarios sociales de información y de conocimiento que son elementos determinantes para el crecimiento y la transformación. Lo que la sociedad demanda de los bachilleratos no es transmitir gran cantidad de información, sino mejorar la calidad de los mismos; vista como la capacidad de entenderla, procesarla, seleccionarla, organizarla y transformarla en conocimientos. Doctor en Educación.

Abel Ayala Guerrero

lunes 07 de septiembre de 2020

Innovación educativa

Abel Ayala Guerrero

Cargar Más