/ martes 6 de abril de 2021

Conoce las mascarillas faciales más innovadoras contra la Covid-19

Esta pandemia ha durado tanto, que ha habido tiempo suficiente para que los desarrolladores presenten diseños novedosos

Hace un año, cuando iniciaba esta pandemia que ha traído como consecuencia un gran número de cambios en nuestras costumbres y actividades, fue bastante caótica la información que nos llegaba por diferentes medios. Uno de los temas más confusos y contradictorios fue el de la efectividad de utilizar una mascarilla facial para protegernos del virus entre todos.

A pesar de que todavía existen algunas personas, incluso autoridades, que no aceptan del todo el que esta medida puede ayudar a controlar los contagios, la mayoría estamos convencidos de que el cubrebocas sí puede funcionar como una barrera para el virus y de esta manera protegernos entre todos.

En los primeros días de la aparición de la Covid-19 hubo escasez de cubrebocas; a un año de distancia, este problema ya se ha superado e incluso durante todos estos meses han surgido desarrolladores que proponen modelos innovadores, con diferentes tecnologías aplicadas tanto a caretas como a mascarillas.

Foto: Captura de pantalla

Para conocer las principales innovaciones en estos aditamentos charlamos con Luis Camacho, diseñador industrial experto en temas de innovación, fabricación digital y prototipado rápido en el IDIT, Instituto de Diseño e Innovación Tecnológica, Ibero Puebla, quien analiza diferentes propuestas que hoy nos comparte.

Luis comenta, para empezar, que sin duda los cubrebocas hoy se han convertido en un aditamento esencial de protección, que en algunos casos se complementan con caretas o gafas. Tenemos que entender que actualmente estos elementos funcionan como barreras, en primer lugar, para evitar la salida de los aerosoles de nuestro cuerpo y, por consiguiente, en caso de estar infectados del virus, evitar esparcirlo. En segundo lugar, según el tipo de mascarilla que tengamos, puede funcionar en distintos rangos de eficacia al prevenir inhalarlo.

Asegura que el primero lo cumplen en mayor o menor medida todas las mascarillas y el segundo solo algunas; el que la mascarilla se convierta en un elemento de protección personal depende de varios factores: por un lado, el tipo de material con el que se fabricó y por otro el qué tan ajustada esté a la cara, qué tan bien se selle contra la piel.

Foto: Captura de pantalla

Actualmente, de todos los cubrebocas desechables que se pueden encontrar en el mercado, el estándar de oro para protegernos y a los demás son los K95, gracias al ajuste que tienen contra la piel. Si se ocupan de manera correcta evitan filtraciones de aire al estar hechos de textiles no tejidos; al fabricarlos se sellan la mayoría de los poros por los que podría pasar el virus.

Las caretas, por su parte, funcionan como un complemento a la mascarilla, un elemento de barrera que evita que los aerosoles se impregnen en nosotros; pueden ser muy útiles, aunque no sustituyen al tapabocas, expone.

LOS FAB LABS

Ha habido muchas innovaciones en el desarrollo de cubrebocas y caretas durante este año y de distintos niveles; las hay con tecnologías muy avanzadas y otras frugales, es decir, que se pueden fabricar de forma rápida, sencilla y de preferencia con materiales de fácil acceso de manera local. Todas estas han tenido un impacto positivo en el desarrollo de estos componentes, afirma Luis.

Foto: Captura de pantalla

Pone como ejemplo a la red de laboratorios de fabricación digital llamado “Fab Labs”, que en todo el mundo se organizó para que se pudieran crear elementos, compartir los diseños y elaborarse en distintas partes del mundo. Un caso local sucedió en la Ibero Puebla, donde se creó una careta de producción sencilla y rápida, de la que se hicieron más de 40 mil unidades, se distribuyeron por hospitales, fábricas y trascendió incluso a otros países.

LA EVOLUCIÓN DE LAS MASCARILLAS

Ahora tenemos una evolución de estos equipos de protección y después de un año ya hemos visto que la situación va para el mediano plazo, al menos. Aunque haya vacunas, el cuidado y la protección serán todavía un estándar durante mucho más tiempo, asevera Camacho.

Uno de los aspectos más importantes que podemos encontrar es que, al tener mascarillas, nuestra expresión facial y lenguaje no verbal se ven limitados, lo cual afecta de manera significativa la comunicación; por lo tanto, existen muchas propuestas en distintos niveles de desarrollo que buscan hacerlas transparentes para poder tener estos elementos faltantes.

Foto: Captura de pantalla

También hay diseños, por ejemplo, con sistemas de desinfección incluidos, otras que te indican la calidad del aire alrededor de ti y que tienen sistemas de filtrado más eficientes, unas que utilizan compuestos químicos para destruir el virus, incluso están las que pueden detectar si estás enfermo o si tienes el agente infeccioso.

Además, hay otro tipo de innovación, no tanto en el tema funcional sino de estilo, expresión, personalización de caretas y mascarillas; es muy importante porque se convierten así en un elemento de moda. También hay quienes se han ido un poco más lejos al utilizar elementos de electrónica para ponerles letreros led, que hacen caritas o letreros, son casos aislados, pero bastante creativos.

LOS DESARROLLOS MÁS INTERESANTES

El especialista afirma que destacan las propuestas de tres universidades: Harvard, el MIT y una en San Diego. Hay una que busca indicarte si la utilizas de forma correcta con sensores que identifican si está bien colocada, cuánto tiempo ha sido utilizada y que pueda desinfectarse de manera mucho más eficiente. Con esto se evitan las desechables, porque el tema medioambiental también ha sido complicado, ya que se ha incrementado por mucho la cantidad de basura de este tipo.

Foto: Captura de pantalla

El desarrollo de Harvard busca hacer una mascarilla K95 reutilizable, que indique si se utiliza de manera correcta y si todavía es eficaz en su uso. La del MIT pretende desinfectar y destruir al virus, no solo bloquearlo ni sellar bien las entradas de aire, esto con una malla de cobre que se calienta para desactivar el virus.

MASCARILLA MEXICANA CON NANOMOLÉCULAS

Hay un ejemplo mexicano de unas mascarillas fabricadas desde principios de la pandemia por Grupo Textil Providencia en alianza con la marca Éviter, que desarrolló una nano molécula llamada NBELYAX®, que se aplica en telas y desactiva no solo al coronavirus, sino cualquier virus y bacteria en general, aunque tienen la deficiencia de no ser de un diseño que selle bien en la cara. Si a un modelo que bloquee de manera adecuada la filtración de aire se le aplicara esta molécula, se incrementaría la protección, indica Luis.

UN MODELO DE HARVARD

En la Universidad de Harvard desarrollaron una mascarilla con un sistema de diagnóstico para el Covid-19: después de 30 minutos de estarla utilizando se puede correr un análisis que trae integrado y en 90 minutos te da resultados, similar a una prueba de embarazo, te indica la presencia o no del virus; sus resultados son similares a los tests de PCR aprobados por la FDA y esta podría ser una manera eficiente de mantenernos al pendiente de nuestra salud, sobre todo por los casos asintomáticos, menciona.

Foto: Captura de pantalla

PROYECTOS DE FINANCIACIÓN COLECTIVA

Luis señala también algunas propuestas bastante novedosas que han lanzado empresas de diferentes partes del mundo, principalmente en plataformas de crowdfunding o microfinanciación. Aunque en muchos casos el desarrollo ha sido lento, los conceptos son muy interesantes, muchas buscan la transparencia para aminorar el problema de la falta de comunicación no verbal, que ya hemos mencionado.

Civility. Fue fondeada en Indiegogo y aunque al parecer todavía no han hecho las primeras entregas, se ve que está en proceso de fabricación; tuvo una gran cantidad de financiadores y juntó bastante dinero para su desarrollo. Es transparente, utiliza un par de filtros para dar acceso al aire y sella perfectamente alrededor de la cara; el diseño es bastante estético y viene en distintas medidas. Lamentablemente lo que muestran son imágenes hechas por computadora, todavía no se tiene el producto real final.

Cliu. También es transparente y utiliza unos filtros UV para el aire, aunque Luis confiesa no estar tan seguro de que pueda funcionar de manera adecuada. Tiene componentes electrónicos con iluminación UV que filtran el acceso al aire, se tiene que recargar todos los días y busca tener una purificación de aire completa. Estéticamente el modelo es muy llamativo, sin embargo, en Indiegogo se menciona que, a pesar de que hubo muchas personas que invirtieron, el que pueda desarrollarse todavía depende de muchas cosas.

Foto: Captura de pantalla

Nuo 3D. Es otro proyecto interesante de una mascarilla no transparente, pero fabricada a la medida; en esta se tiene que enviar un video de la cara a los fabricantes y ellos, mediante algoritmos computacionales, generan un modelo tridimensional que se ajusta de manera perfecta al rostro y le incorporan partes donde lleva filtros. Al parecer no está en desarrollo como tal, pero resulta atrayente el tema del ajuste, un punto crucial en la efectividad de una mascarilla.

“La gente ya quería utilizar estas innovadoras lo más pronto posible y muchos decían ‘se va a acabar la pandemia y no la voy a poder utilizar’. Yo creo que en realidad no es el que se acabe o no, creo que va a tomar tiempo. Seguir con las medidas de seguridad es importante; si podemos tener acceso a mejores herramientas será algo muy bueno, pero creo que a lo mejor se va a quedar por mucho tiempo la costumbre de utilizar estos elementos, incluso en algún momento va a ser raro no llevarlos y la sensación de seguridad que pueden proveer irá variando”, concluye.

MORALEJAS Y CONSEJOS

Si en este momento no contamos con estas mascarillas de alto nivel, debemos:

  • Tendremos que cuidarnos con lo que existe
  • Buscar una que quede muy bien ajustada
  • Utilizarla de manera correcta
  • De preferencia utilizar doble, de ser posible una K95 y otra más delgada o quirúrgica

Hace un año, cuando iniciaba esta pandemia que ha traído como consecuencia un gran número de cambios en nuestras costumbres y actividades, fue bastante caótica la información que nos llegaba por diferentes medios. Uno de los temas más confusos y contradictorios fue el de la efectividad de utilizar una mascarilla facial para protegernos del virus entre todos.

A pesar de que todavía existen algunas personas, incluso autoridades, que no aceptan del todo el que esta medida puede ayudar a controlar los contagios, la mayoría estamos convencidos de que el cubrebocas sí puede funcionar como una barrera para el virus y de esta manera protegernos entre todos.

En los primeros días de la aparición de la Covid-19 hubo escasez de cubrebocas; a un año de distancia, este problema ya se ha superado e incluso durante todos estos meses han surgido desarrolladores que proponen modelos innovadores, con diferentes tecnologías aplicadas tanto a caretas como a mascarillas.

Foto: Captura de pantalla

Para conocer las principales innovaciones en estos aditamentos charlamos con Luis Camacho, diseñador industrial experto en temas de innovación, fabricación digital y prototipado rápido en el IDIT, Instituto de Diseño e Innovación Tecnológica, Ibero Puebla, quien analiza diferentes propuestas que hoy nos comparte.

Luis comenta, para empezar, que sin duda los cubrebocas hoy se han convertido en un aditamento esencial de protección, que en algunos casos se complementan con caretas o gafas. Tenemos que entender que actualmente estos elementos funcionan como barreras, en primer lugar, para evitar la salida de los aerosoles de nuestro cuerpo y, por consiguiente, en caso de estar infectados del virus, evitar esparcirlo. En segundo lugar, según el tipo de mascarilla que tengamos, puede funcionar en distintos rangos de eficacia al prevenir inhalarlo.

Asegura que el primero lo cumplen en mayor o menor medida todas las mascarillas y el segundo solo algunas; el que la mascarilla se convierta en un elemento de protección personal depende de varios factores: por un lado, el tipo de material con el que se fabricó y por otro el qué tan ajustada esté a la cara, qué tan bien se selle contra la piel.

Foto: Captura de pantalla

Actualmente, de todos los cubrebocas desechables que se pueden encontrar en el mercado, el estándar de oro para protegernos y a los demás son los K95, gracias al ajuste que tienen contra la piel. Si se ocupan de manera correcta evitan filtraciones de aire al estar hechos de textiles no tejidos; al fabricarlos se sellan la mayoría de los poros por los que podría pasar el virus.

Las caretas, por su parte, funcionan como un complemento a la mascarilla, un elemento de barrera que evita que los aerosoles se impregnen en nosotros; pueden ser muy útiles, aunque no sustituyen al tapabocas, expone.

LOS FAB LABS

Ha habido muchas innovaciones en el desarrollo de cubrebocas y caretas durante este año y de distintos niveles; las hay con tecnologías muy avanzadas y otras frugales, es decir, que se pueden fabricar de forma rápida, sencilla y de preferencia con materiales de fácil acceso de manera local. Todas estas han tenido un impacto positivo en el desarrollo de estos componentes, afirma Luis.

Foto: Captura de pantalla

Pone como ejemplo a la red de laboratorios de fabricación digital llamado “Fab Labs”, que en todo el mundo se organizó para que se pudieran crear elementos, compartir los diseños y elaborarse en distintas partes del mundo. Un caso local sucedió en la Ibero Puebla, donde se creó una careta de producción sencilla y rápida, de la que se hicieron más de 40 mil unidades, se distribuyeron por hospitales, fábricas y trascendió incluso a otros países.

LA EVOLUCIÓN DE LAS MASCARILLAS

Ahora tenemos una evolución de estos equipos de protección y después de un año ya hemos visto que la situación va para el mediano plazo, al menos. Aunque haya vacunas, el cuidado y la protección serán todavía un estándar durante mucho más tiempo, asevera Camacho.

Uno de los aspectos más importantes que podemos encontrar es que, al tener mascarillas, nuestra expresión facial y lenguaje no verbal se ven limitados, lo cual afecta de manera significativa la comunicación; por lo tanto, existen muchas propuestas en distintos niveles de desarrollo que buscan hacerlas transparentes para poder tener estos elementos faltantes.

Foto: Captura de pantalla

También hay diseños, por ejemplo, con sistemas de desinfección incluidos, otras que te indican la calidad del aire alrededor de ti y que tienen sistemas de filtrado más eficientes, unas que utilizan compuestos químicos para destruir el virus, incluso están las que pueden detectar si estás enfermo o si tienes el agente infeccioso.

Además, hay otro tipo de innovación, no tanto en el tema funcional sino de estilo, expresión, personalización de caretas y mascarillas; es muy importante porque se convierten así en un elemento de moda. También hay quienes se han ido un poco más lejos al utilizar elementos de electrónica para ponerles letreros led, que hacen caritas o letreros, son casos aislados, pero bastante creativos.

LOS DESARROLLOS MÁS INTERESANTES

El especialista afirma que destacan las propuestas de tres universidades: Harvard, el MIT y una en San Diego. Hay una que busca indicarte si la utilizas de forma correcta con sensores que identifican si está bien colocada, cuánto tiempo ha sido utilizada y que pueda desinfectarse de manera mucho más eficiente. Con esto se evitan las desechables, porque el tema medioambiental también ha sido complicado, ya que se ha incrementado por mucho la cantidad de basura de este tipo.

Foto: Captura de pantalla

El desarrollo de Harvard busca hacer una mascarilla K95 reutilizable, que indique si se utiliza de manera correcta y si todavía es eficaz en su uso. La del MIT pretende desinfectar y destruir al virus, no solo bloquearlo ni sellar bien las entradas de aire, esto con una malla de cobre que se calienta para desactivar el virus.

MASCARILLA MEXICANA CON NANOMOLÉCULAS

Hay un ejemplo mexicano de unas mascarillas fabricadas desde principios de la pandemia por Grupo Textil Providencia en alianza con la marca Éviter, que desarrolló una nano molécula llamada NBELYAX®, que se aplica en telas y desactiva no solo al coronavirus, sino cualquier virus y bacteria en general, aunque tienen la deficiencia de no ser de un diseño que selle bien en la cara. Si a un modelo que bloquee de manera adecuada la filtración de aire se le aplicara esta molécula, se incrementaría la protección, indica Luis.

UN MODELO DE HARVARD

En la Universidad de Harvard desarrollaron una mascarilla con un sistema de diagnóstico para el Covid-19: después de 30 minutos de estarla utilizando se puede correr un análisis que trae integrado y en 90 minutos te da resultados, similar a una prueba de embarazo, te indica la presencia o no del virus; sus resultados son similares a los tests de PCR aprobados por la FDA y esta podría ser una manera eficiente de mantenernos al pendiente de nuestra salud, sobre todo por los casos asintomáticos, menciona.

Foto: Captura de pantalla

PROYECTOS DE FINANCIACIÓN COLECTIVA

Luis señala también algunas propuestas bastante novedosas que han lanzado empresas de diferentes partes del mundo, principalmente en plataformas de crowdfunding o microfinanciación. Aunque en muchos casos el desarrollo ha sido lento, los conceptos son muy interesantes, muchas buscan la transparencia para aminorar el problema de la falta de comunicación no verbal, que ya hemos mencionado.

Civility. Fue fondeada en Indiegogo y aunque al parecer todavía no han hecho las primeras entregas, se ve que está en proceso de fabricación; tuvo una gran cantidad de financiadores y juntó bastante dinero para su desarrollo. Es transparente, utiliza un par de filtros para dar acceso al aire y sella perfectamente alrededor de la cara; el diseño es bastante estético y viene en distintas medidas. Lamentablemente lo que muestran son imágenes hechas por computadora, todavía no se tiene el producto real final.

Cliu. También es transparente y utiliza unos filtros UV para el aire, aunque Luis confiesa no estar tan seguro de que pueda funcionar de manera adecuada. Tiene componentes electrónicos con iluminación UV que filtran el acceso al aire, se tiene que recargar todos los días y busca tener una purificación de aire completa. Estéticamente el modelo es muy llamativo, sin embargo, en Indiegogo se menciona que, a pesar de que hubo muchas personas que invirtieron, el que pueda desarrollarse todavía depende de muchas cosas.

Foto: Captura de pantalla

Nuo 3D. Es otro proyecto interesante de una mascarilla no transparente, pero fabricada a la medida; en esta se tiene que enviar un video de la cara a los fabricantes y ellos, mediante algoritmos computacionales, generan un modelo tridimensional que se ajusta de manera perfecta al rostro y le incorporan partes donde lleva filtros. Al parecer no está en desarrollo como tal, pero resulta atrayente el tema del ajuste, un punto crucial en la efectividad de una mascarilla.

“La gente ya quería utilizar estas innovadoras lo más pronto posible y muchos decían ‘se va a acabar la pandemia y no la voy a poder utilizar’. Yo creo que en realidad no es el que se acabe o no, creo que va a tomar tiempo. Seguir con las medidas de seguridad es importante; si podemos tener acceso a mejores herramientas será algo muy bueno, pero creo que a lo mejor se va a quedar por mucho tiempo la costumbre de utilizar estos elementos, incluso en algún momento va a ser raro no llevarlos y la sensación de seguridad que pueden proveer irá variando”, concluye.

MORALEJAS Y CONSEJOS

Si en este momento no contamos con estas mascarillas de alto nivel, debemos:

  • Tendremos que cuidarnos con lo que existe
  • Buscar una que quede muy bien ajustada
  • Utilizarla de manera correcta
  • De preferencia utilizar doble, de ser posible una K95 y otra más delgada o quirúrgica

Local

La capital poblana se pinta de blanco tras fuerte granizada

Las fuertes lluvias fueron provocadas por el frente frío número 22

Local

Sólo con unidad Acción Nacional logrará triunfos electorales: Díaz de Rivera

Igualmente afirmó que las puertas del partido están abiertas para los militantes que quieran trabajar en consolidar al PAN

Policiaca

Fatal accidente: Policía municipal derrapa su moto deportiva al final de la Recta a Cholula

El ahora occiso portaba una credencial de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado

Mundo

Se registra enfrentamiento entre migrantes y autoridades de Guatemala

Un contingente de 300 personas aproximadamente han intentado entrar por la fuerza a Guatemala, lo que provocó un fuerte enfrentamiento con autoridades migratorias

Virales

¡Servicio 5 estrellas! Taxista se viraliza por ofrecer traslados con mascotas

Tener animalitos y no contar con automóvil para muchas personas puede resultar un conflicto cuando se trata de trasladarse juntos

Futbol

La fortaleza de La Franja está en el equipo: Larcamón

Miguel Herrera no admitió la superioridad de La Franja y argumentó que tuvieron un "mal día"

Futbol

Club Puebla doma a Tigres en el Universitario, se impone 2-0

Un autogol de Carlos Salcedo y un tanto desde los 11 pasos de Pablo Parra bastaron para apagar El Volcán

Deportes

Retoma la charla entre campeones con olímpicos y figuras mundiales

A partir del 19 de enero y hasta el 23 de febrero campeones de la entidad compartirán sus experiencias

Deportes

Rayadas a la vista: Las campeonas se presentan en el Cuauhtémoc

Las regias estrenan la corona ante un Puebla con muchas dudas tras lo mostrado en la presentación