/ miércoles 18 de septiembre de 2019

Compromiso de la educación

Para cumplir con el mandato constitucional es necesario que haya escuelas y una infraestructura adecuada para brindar el servicio, pero el problema no se reduce a esto, lo central es que los niños y los jóvenes cuenten con las condiciones sociales adecuadas para tener la posibilidad de ingresar a una escuela y permanecer en ella.

La educación es concebida como un derecho fundamental de todos los seres humanos, por el solo hecho de serlo.

En nuestra ley fundamental que es la Constitución en el artículo 3º. se consigna jurídicamente este derecho de todos los mexicanos, sin discriminación de ningún tipo.

La educación básica es obligatoria, gratuita, laica y el artículo tercero forma parte de las garantías individuales que son interpretados en términos de derechos humano.

A pesar de ello, hay niños y jóvenes que no pertenecen a ninguna escuela, otros que ingresan, pero la abandonan o reprueban y no la concluyen, es decir, no ejercen plenamente su derecho a educarse.

Es precisamente que para garantizar este derecho es necesario que a través del Sistema Educativo Nacional, asegure a todos en edad escolar, tengan acceso a la escuela básica, que permanezcan en ella hasta concluir la educación obligatoria de manera oportuna y que durante la misma, todos y cada uno logren aprendizajes relevantes para su vida presente y futura.

También se ha realizado una revisión de las principales transformaciones en la conceptualización de este derecho tanto a nivel nacional como internacional, para hacer un comparativo, para regular la escolaridad básica obligatoria en donde se tiene la responsabilidad de que se suministren los servicios educativos de preescolar, primaria y secundaria a la población que lo requiera y; los padres de inscribir y mantener a sus hijos en la escuela

Sabemos que en la práctica, la asistencia a la escuela, tanto de los niños como de los jóvenes es el resultado de ambos actores y no existen mecanismos coercitivos para obligar a los padres a enviar a sus hijos a la escuela, ni tampoco instrumentos legales para que se haga efectiva de garantizar la cobertura universal de los servicios de educación básica.

Los más importante en el sistema educativo es la asistencia a tiempos de los niños y los jóvenes así como su avance escolar regular, por lo tanto el rango de tres a catorce años de edad es el periodo ideal para cursar los diversos niveles de la educación básica obligatoria escolarizada, sin embargo ante circunstancias especiales como enfermedad, impedimentos físicos o migración, el sistema educativo debe ser flexible para no excluir a quienes no avanzan al ritmo de los alumnos regulares.

Los niños y los jóvenes que no asisten a la escuela, que se comprende en el fenómeno de la inasistencia a la escuela, tiene repercusiones sociales, ya que es la población que tiene de los 12 años de edad o más y no asisten a la escuela, siendo más susceptibles de involucrarse, con mayor frecuencia en el trabajo doméstico, en casa de que quienes sí asisten a la escuela.

Los niños y los jóvenes en edad escolar que corresponde del preescolar hasta la secundaria, que provienen de hogares pobres, tiene mayor probabilidad de no asistir a la escuela que los alumnos que tienen mejores condiciones económicas.

En los lugares del país, donde existen mayor marginación social se ha detectado menor asistencia a la escuela. Significa también que la mayor cantidad de niños y jóvenes que no asisten se concentra en las áreas urbanas y en las rurales de alta marginación, es decir los pobres son más vulnerables para ejercer su derecho a educarse.

La situación se agudiza en los alumnos que viven en los hogares indígenas. En estos lugares un mayor número de estudiantes no terminan sus estudios de primaria o de secundaria. En la educación primaria un problema que se presenta continuamente es la repetición del año escolar. En el nivel de secundaria, el problema que se presenta frecuentemente es el abandono de la escuela, de los estudios correspondiente a telesecundaria, secundaria general o la secundaria técnica.

También se ha considerado que el grado de educación de los padres, es el nivel de responsabilidad que tienen para que los hijos asistan o no a las clases correspondientes a su educación básica.


Doctor en Educación.

Para cumplir con el mandato constitucional es necesario que haya escuelas y una infraestructura adecuada para brindar el servicio, pero el problema no se reduce a esto, lo central es que los niños y los jóvenes cuenten con las condiciones sociales adecuadas para tener la posibilidad de ingresar a una escuela y permanecer en ella.

La educación es concebida como un derecho fundamental de todos los seres humanos, por el solo hecho de serlo.

En nuestra ley fundamental que es la Constitución en el artículo 3º. se consigna jurídicamente este derecho de todos los mexicanos, sin discriminación de ningún tipo.

La educación básica es obligatoria, gratuita, laica y el artículo tercero forma parte de las garantías individuales que son interpretados en términos de derechos humano.

A pesar de ello, hay niños y jóvenes que no pertenecen a ninguna escuela, otros que ingresan, pero la abandonan o reprueban y no la concluyen, es decir, no ejercen plenamente su derecho a educarse.

Es precisamente que para garantizar este derecho es necesario que a través del Sistema Educativo Nacional, asegure a todos en edad escolar, tengan acceso a la escuela básica, que permanezcan en ella hasta concluir la educación obligatoria de manera oportuna y que durante la misma, todos y cada uno logren aprendizajes relevantes para su vida presente y futura.

También se ha realizado una revisión de las principales transformaciones en la conceptualización de este derecho tanto a nivel nacional como internacional, para hacer un comparativo, para regular la escolaridad básica obligatoria en donde se tiene la responsabilidad de que se suministren los servicios educativos de preescolar, primaria y secundaria a la población que lo requiera y; los padres de inscribir y mantener a sus hijos en la escuela

Sabemos que en la práctica, la asistencia a la escuela, tanto de los niños como de los jóvenes es el resultado de ambos actores y no existen mecanismos coercitivos para obligar a los padres a enviar a sus hijos a la escuela, ni tampoco instrumentos legales para que se haga efectiva de garantizar la cobertura universal de los servicios de educación básica.

Los más importante en el sistema educativo es la asistencia a tiempos de los niños y los jóvenes así como su avance escolar regular, por lo tanto el rango de tres a catorce años de edad es el periodo ideal para cursar los diversos niveles de la educación básica obligatoria escolarizada, sin embargo ante circunstancias especiales como enfermedad, impedimentos físicos o migración, el sistema educativo debe ser flexible para no excluir a quienes no avanzan al ritmo de los alumnos regulares.

Los niños y los jóvenes que no asisten a la escuela, que se comprende en el fenómeno de la inasistencia a la escuela, tiene repercusiones sociales, ya que es la población que tiene de los 12 años de edad o más y no asisten a la escuela, siendo más susceptibles de involucrarse, con mayor frecuencia en el trabajo doméstico, en casa de que quienes sí asisten a la escuela.

Los niños y los jóvenes en edad escolar que corresponde del preescolar hasta la secundaria, que provienen de hogares pobres, tiene mayor probabilidad de no asistir a la escuela que los alumnos que tienen mejores condiciones económicas.

En los lugares del país, donde existen mayor marginación social se ha detectado menor asistencia a la escuela. Significa también que la mayor cantidad de niños y jóvenes que no asisten se concentra en las áreas urbanas y en las rurales de alta marginación, es decir los pobres son más vulnerables para ejercer su derecho a educarse.

La situación se agudiza en los alumnos que viven en los hogares indígenas. En estos lugares un mayor número de estudiantes no terminan sus estudios de primaria o de secundaria. En la educación primaria un problema que se presenta continuamente es la repetición del año escolar. En el nivel de secundaria, el problema que se presenta frecuentemente es el abandono de la escuela, de los estudios correspondiente a telesecundaria, secundaria general o la secundaria técnica.

También se ha considerado que el grado de educación de los padres, es el nivel de responsabilidad que tienen para que los hijos asistan o no a las clases correspondientes a su educación básica.


Doctor en Educación.

jueves 12 de diciembre de 2019

Nuestras tradiciones navideñas

sábado 07 de diciembre de 2019

Iniciaron las peregrinaciones

sábado 30 de noviembre de 2019

Escribir, importante en el alumno

miércoles 20 de noviembre de 2019

Educación para el progreso

sábado 16 de noviembre de 2019

El joven y las artes

martes 05 de noviembre de 2019

Los niños y las matemáticas

miércoles 30 de octubre de 2019

La tarea escolar

viernes 18 de octubre de 2019

Enseñanza en la escuela

miércoles 09 de octubre de 2019

La alimentación de los niños

miércoles 02 de octubre de 2019

El niño debe ser sociable 

Cargar Más